Cuento corto
0
1.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El libro de las ideas

Tenía que ir al oculista aquel día. Necesitaba ya graduarse aquellas gafas para poder leer bien. Una vez que cruzó el puente, se sentó en un banco e intento entenderlo. Entrecerraba sus ojos para intentar ver mejor, pero no lo lograba. Estuvo allí un rato intentándolo.


Pronto los coches dejaron de cruzar aquellas grandes calles, el trinar de los pájaros dejó de oírse. Entró en un bosque, encontró una casa abandonada. Pero ella seguía allí sentada, y era su mente, ya que nunca llegó a poder leer el libro. Este realmente era un manual de mecánica.


Cuando volvió a la realidad, trasladó al Gran Canal el libro que sostenía entre sus manos, y con una voz orgullosa dijo: “Alguien lo encontrará y sentirá eso mismo que he sentido yo”.

17 de Diciembre de 2019 a las 18:46 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~