Gigantes del Mundo Seguir historia

nalyd-fireblood Nalyd Fireblood

Kob fue repudiado por su familia, aunque intento protegerlos, ellos lo ven como un monstruo. Una persona lo rescata de su sufrimiento y decide entrenarlo para convertirlo en un Soldado, tambien le dice que debe ser muy fuerte si quiere destruir o cambiar el mundo, "Si eres fuerte, todo lo puedes".


Acción Todo público.

#titanes #colosos #gigantes #Exception #Universo-Exception
1
1.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Traidor de la familia

Mi nombre es Kob, Kob Sulom, Vivo con mis abuelos, mis padres y mi hermana mayor, soy un chico de 7 años, siempre me gusto sonreír, porque los demás también sonríen cuando uno sonríe. Vivo en la ciudad Hanuma hogar de los Colosos.

Mis amigos se ríen porque mi pelo es violeta, mi padre siempre me dice que no les haga caso, que son mis genes. ¿Qué podría contar sobre mi familia? Solo que somos muy unidos, nunca me falto nada, siempre fui feliz en mi hogar, mi hermana a veces me molesta, pero aun la quiero.

Han pasado dias que mi padre sale muy normal de la casa y vuelve cada vez más preocupado, y aunque le sonrió cada vez se nota menos que sonríe él.

Un día mi abuelo dijo que no lo molestara, pero le dije que no trato de molestarlo, trato de alegrarlo.

Mi abuelo me dijo que es muy complicado.

Por cierto, mi padre se llama Rob, su nombre me dio risa, porque dijo mi madre que mi padre no tenía imaginación para su nombre, entonces solo cambio una letra, a mí me pareció gracioso.

Ese día fui a hablar con él.

- Kob: ¡Padre! ¡Padre!

- Rob: ¿Qué sucede Kob? –Dice entre sonrisas forzadas y notorias

- Kob: Mi sonrisa no funciona en ti, ¿Sucede algo malo en tu trabajo?

- Rob: No te preocupes Kob, nada del otro mundo… Solo estoy algo cansado…

Cuando me dijo eso me abrazo, y me dijo que me fuera a dormir, cuando salí de la habitación note como empezaba a llorar muy bajo.

Pasaron los dias y seguía volviendo más y más preocupado cada día.

Fue un día que convoco a toda la familia menos a mí.

A mí me dijo que fuera a jugar afuera, pero cuando se largó a llover fue cuando decidí entrar a la casa, lo único que escuche fue:

- Rob: Moriremos todos, al romper el escudo.

Esas palabras me sorprendieron. Entonces escuchaba a escondidas.

- Abuelo: ¿Es la única opción?

- Rob: Así es…

- Abuelo: ¿Qué hay de Kob?

- Rob: Él también morirá…

- Abuelo: Entiendo…

- Rob: Estoy preparado para lo peor… y aceptare cualquier castigo de la Diosa.

- Abuelo: Sacrificaras a toda tu familia. ¿Estás de acuerdo con eso?

- Rob: Lo estoy…

En ese momento de la desesperación no sabía que hacer… entonces salí corriendo de la casa, mi padre se enteró y trato de perseguirme.

En ese momento pasaban unos guardias de la ciudad. Que me vieron que mi padre me perseguía, entonces me pusieron detrás de ellos.

Apuntaron con sus armas a mi padre, mientras le gritaban que se quede quieto.

Yo con lágrimas en los ojos miraba a mi padre preocupado.

- Soldado: Pequeño, ¿Qué sucedió?

- Kob: Mi padre… quiere matarnos… con algo de un escudo…

- Soldado: ¿escudo? ¿El gran escudo? … ¡Un traidor!

- Rob: Kob…

En ese momento atraparon a mi padre inmediatamente, y una persona vestida elegantemente se acerca a nosotros, esa persona no era nada más que “El escultor”, no tenía nombre, solo lo llamaban así.

- Escultor: Un traidor… ¿Querías sacrificar a tu propio hijo para derribar el Gran Escudo?

- Rob: Si… -dice mientras observa al Escultor.

- Escultor: Ya veo… ¡Al calabozo!

En ese momento miraba como llevaban a mi padre, El escultor se acercó a mí y me dijo:

- Escultor: Hiciste lo correcto… no valoran la vida. Pero valoran la muerte.

Esas palabras me golpearon fuerte, no entendía por qué…

Volví a mi hogar, y mi familia vio todo lo que sucedió, entonces me echaron de la casa, yo aun con lágrimas en los ojos miraba a todos, diciendo que trate de ayudarlos… que no teníamos que morir.

Pero mis abuelos, mi madre y mi hermana, todos me miraban con desprecio… no entendía la situación… ¿Por qué? ¿Por qué yo? ¿Qué hice mal? … Es lo que siempre me preguntaba.

Vagando por la ciudad, sin tener nada que comer, mi familia no me quería cerca, cada vez que me veían me arrojaban piedras.

Con solo 7 años sentí lo que era el dolor de perderlo todo. Aunque intentara protegerlos, ellos me odiaban…

Vagué por una zona de comercio, donde caí desmayado por el hambre, hasta que sentí que alguien me cargaba para llevarme a algún lado.

Cuando desperté, estaba en una casa más grande que la de mi familia, mi casa era común, pero entrabamos todos nosotros, apretados, pero entrabamos, en esta casa sentí que podríamos vivir mucho mejor.

Me levante y aun con hambre camine por un pasillo, hasta que sentí el olor a comida, me acerco a ver, y la persona que estaba cocinando era El escultor.

- Escultor: ¿Ya despertaste? Me sorprendió verte tirado en la calle, pensé que tenías familia, es decir visite a tu familia luego del tema de tu padre, pero no estabas, y me pareció raro, ellos me dijeron que solamente eran Abuelos, padre, madre y la única hija. ¿Tú eres adoptado o algo así?

- Kob: Ellos no me consideran familia ahora…

- Escultor: Ya veo… Ven, siéntate que casi esta la cena.

- Kob: ¿Realmente puedo comer contigo?

- Escultor: ¿A qué te refieres?

- Kob: Escuche que el Escultor, es una persona muy valorada incluso por el Rey… eres una persona importante, ¿porque invitarías a un chico abandonado?

- Escultor: Eres muy pequeño para andar preguntando esas cosas… No tienes inocencia. O más bien… la perdiste…

- Kob: Este mundo me odia…

- Escultor: Si este mundo realmente te odia, ¡Destrúyelo!, ¡aplástalo!, Jamás te dejes pisotear por nadie.

- Kob: Es imposible enfrentarse al mundo…

- Escultor: Eres muy joven aun… ¿Quieres saber porque me reconocen todos?

- Kob: Escuche que venciste a mucha gente.

- Escultor: Domine este mundo.

- Kob: ¿En… serio?

- Escultor: Conseguí todos los territorios para nuestro Rey… vencí a los más fuertes… hasta que me quedé sin rivales.

- Kob: Increíble… -dice con una mirada de admiración.

- Escultor: Tu mismo decides el curso del mundo. Cada uno de nosotros podría cambiar este mundo si se lo propone. Aunque sinceramente, la destrucción sería la mejor opción. Este mundo ya no es lo que era…

- Kob: ¿Yo podría… ser tan fuerte para decidir en qué mundo vivir?

- Escultor: Si te haces fuerte, podrás decidir dónde vivir, que hacer, que comer, que tomar, podrás hacerlo todo. Solo los fuertes sobreviven.

- Kob: Increíble…

- Escultor: Te contare de mis aventuras, siéntate a comer.

Me senté a comer, mi vida empezaba a brillar poco a poco. Recuperaba poco a poco la esperanza.

En la noche el Escultor me dijo que duerma en la habitación en la que desperté, que esa sería mi habitación, que mañana me llevaría a un lugar donde empezaría mi camino.

Al otro día el Escultor me llevo a un cuartel, donde lo recibieron de rodillas muchos guardias, al entrar saluda al jefe del Cuartel como si nada.

- Escultor: ¡Trok!, ¿Cómo te trata la vida?

- Trok: No puedo quejarme, me estoy haciendo cada vez más viejo…

- Escultor: Espero que eso no te haga dejar de luchar. *ríe*

- Trok: Esperemos que no.

- Trok: *mira a Kob* ¿Quién es el niño?

- Escultor: Se llama… ¿Cómo te llamabas?

- Kob: Kob… Kob Sulom.

- Escultor: Kob… Bueno… Se llama Kob.

- Trok: Ni siquiera sabias su nombre… *suspira* ¿Que haremos contigo?

- Escultor: *Ríe* No te preocupes, tenía pensado hacerlo mi aprendiz.

- Trok: ¿Tu aprendiz?

- Escultor: El niño quiere destruir el mundo.

- Trok: Si tú lo dices con esa seriedad, me preocupa sinceramente.

- Escultor: Bueno, lo decidirá bien cuando llegue el momento, yo solo lo voy a guiar hacia ese momento de decisión.

- Trok: ¿Y quieres entrenarlo en mi Cuartel?

- Escultor: Así es.

- Trok: No tengo problema si eres tú.

- Escultor: ¿Escuchaste Kob? Aprenderás a ser fuerte.

Así termino y empezó todo.

Traidor para mi propia familia, y aprendiz del más fuerte del mundo.

13 de Diciembre de 2019 a las 07:53 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Resistiendo los golpes

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión