El paseo del Caballero Andante Seguir historia

lady-cabra Loli Mariscal

Un relato humorístico que recoge distintos personajes de la literatura clásica en una sola historia de aventuras y comedia.


Cuento Todo público.

#cervantes #clásico #literatura #caperucita #gato-con-botas #don-quijote
Cuento corto
2
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El paseo del Caballero Andante

Don Mijote estornudó. El frío de la noche calaba hasta los viejos huesos de aquel anciano embutido en armadura, que se hallaba sentado sobre una roca en las ruinas de aquella hacienda. Después de morir, había estado vagando por los alrededores junto a su fiel corcel, que falleció poco después que él.

La gran hacienda había sido demolida, los criados despedidos, y todos se marcharon. Solo piedras y muros destruidos quedaron de lo que había sido la casa de Falonso Mijano.

Un siglo después, ambos espíritus al fin pudieron separarse de aquel lugar. Así, Don Mijote, volvió a las andadas en busca de aventuras, con una diferencia: esta vez Pancho no iba con él.

El fantasma de aquel intento de caballero viajó y viajó, hasta que llegó a un castillo. Bajó de su fiel Vocinante y caminó hacia la puerta, convencido de que, como en los últimos cien años con los demás muros, podría atravesar aquella estructura. Sin embargo, no fue así. Don Mijote se dio de bruces contra la puerta y gritó al sentir el dolor tras el "crush" de su nariz al chocar con la dura madera.

Retrocedió unos pasos, agarrándose el rostro con las manos mientras sangraba.

« Diantre, si ya hállome muerto, y bien muerto, ¿cómo...? » pensó, pero a media frase fue sorprendido por un relincho de su caballo, y el sonido de las puertas al abrirse. Tras ellas, se hallaba el pequeño cuerpecito de un gato vestido con una capa, unas botas y un sombrero.

—¿Qué quiere, anciano? —gruñó el minino, al ver las pintas de Don Mijote, quien, cada vez más perplejo, preguntó si podía verlo.— Pues claro que puedo verle. Está frente a mi casa, llenando de sang... Espere, ¿ha llamado con la cara?

—Qué descaro, llamar anciano a este caballero, que no es loco sino viajero, a quien ve usted desde abajo —dijo, indignado, mientras se limpiaba la sangre con un pañuelo. El gato, intrigado por las historias de aquel señor de habla en verso, lo invitó a su castillo. Dentro, se sentaron en una mesa y el anciano comenzó a contar sus aventuras.


"Dulcinea se llamaba la dama,

De mi lanza ama y doncella,

A quien miradas lascivas lanzaba,

Pues era en la Mancha la más bella.

Mas Sancho con descaro decía,

Que no era bella sino operada,

Aquella doncella que mi alma quería,

Dejar en la alcoba preñada.

Vieja decían que estaba,

Mi alma pura y desdichada,

Y que no mancillara a la dama,

Estando de cordura capada.

Mas no era locura mi mal,

Sino negación de conejo,

De la dama que como un animal

Dejaba en vela a este viejo."


A estas alturas, el gato estaba ya metido en la historia. ¿Qué pasó con Dulcinea?, se preguntaba. ¿Te la tiraste? Tantas cuestiones en su cabeza... Pero el Mijote continuó.


"En el bote tenía a la dama,

A punta de arma en mi lecho,

Mas no esperaba mi lanza

Hallar algo tan estrecho..."


—Ahí, ahí está bien, no me des más detalles —lo paró rápidamente el gato, alzando sus patitas. Y así, conmoviendo al gato con su historia, Don Mijote consiguió un nuevo acompañante, y junto a Vocinante, comenzaron su viaje.



Tras una semana de camino, llegaron a un enorme bosque.

—¿Está usté' seguro de que era por aquí? —preguntó el gato, mirando a su alrededor— ¿No íbamos a un campo?

—Medio siglo ha que emprendí este camino. No cuestiones...

—Vamos, que nos hemos perdido.

—Hmm... —. Don Mijote alzó la mirada para observar el bosque y finalmente asintió.— Podría parecer, fiel compañero, que perdidos estamos, mas no desesperes, pues... ¡Un pueblerino he hallado! —contestó animado de pronto, señalando una mancha roja que había en el estrecho camino del bosque. Era una niña con una capa roja, que se hallaba tirada en el suelo. El gato la llamó y, como no contestaba, le pegó un bofetón. Ahí sí se despertó, aturdida, y, no sin antes arrancarle un bigote al gato por su atrevimiento, les contó su problema.

Po' illo, iba yo por er campo pa' llevarle la fruta a la vieja, y va y me viene er primo del lobo que se cargó el cazador, sae'. Me robó to' los oros, y despué' vino la prima y se comió a la vieja... que se atragante la perra esa, así se indigeste —dijo la niña poniendo cara de asco. Aquella historia conmovió a Don Mijote y al gato, quienes casi al unísono, le ofrecieron viajar con ellos. Ella aceptó, y después de decirle su nombre: Caperu, los llevó a la salida del bosque.



Llegaron a las afueras de una ciudad, y acabaron a las puertas de una casa que parecía estar abandonada. Don Mijote abrió la puerta y entró, dejando a Vocinante fuera, y siendo seguido por Caperu y el gato. Dentro solo había una mesa de madera con herramientas y algunas estanterías con figuras de madera. El suelo estaba cubierto de serrín.

De pronto, alguien entró en la casa. Era un niño, que lloraba desconsolado mientras presionaba contra su brazo una lima.

—AY, PEPETO, ¡QUÉ SOLO ME HAS DEJADO!

El estupefacto grupo observó al niño y se percataron de que era un niño de madera. Se limaba el brazo... ¡Para cortarse!

—¡NO TE SUICIDES, LOCO! —gritó el gato, saltando inmediatamente hacia el niño para quitarle la lima. El niño intentó recuperarla, pero Caperu le cruzó la cara de un guantazo.

Vamo' a vé', eh. A ver si vamo' a tener un problema.

Tras calmarse, el niño les contó que su padre, Pepeto, lo había tallado porque se sentía muy solo, y aquella mañana se lo había comido una ballena mientras paseaban por el puerto. Caperu, Don Mijote y el gato lloraron por Pepeto y la abuela de Caperu, y como el niño de madera, llamado Pichono, estaba solo en la vida, decidió ir con ellos.



~✧~❃~✧~



El anciano y su corcel acabaron viajando en un grupo de cinco, como los de One Direction. Y así fueron, al frente, buscando aventuras a su alrededor, hasta que los que estaban vivos murieron por diversas razones, y sus almas bajaron al mundo para continuar su aventura junto al Mijote.

9 de Diciembre de 2019 a las 18:37 2 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Litetulii LU Litetulii LU
Jajajajajajaja me ha encantado Ese final no me lo esperaba. Te mereces mi corazón. 10/10
December 26, 2019, 13:51

  • Loli Mariscal Loli Mariscal
    Jajaja ¡Gracias! Me alegro de que te haya gustado. ^^ December 27, 2019, 20:07
~