1
962 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

las flores mudas

Me dirigí al jardín de la casa continua. probablemente porque mi jardín estaba hecho un asco, pero...¿ qué sentido tenía arreglarlo? . al pasar de temporada,toda la belleza marcharía con esta misma, y. por alguna razón,aunque así fueran los hechos y los jardines se destruyeran dependiendo de la temporada. Cuando miraba el jardín del vecino, parecía y ya había comprobado. mantenía intacto, nunca me había atrevido a preguntarle cuál era su secreto para un jardín tan maravilloso el cual envidiaba como no imagináis,quizás por el temor de una respuesta negativa al escuchar únicamente mi silencio.


me senté en medio de los brillantes tulipanes cuidando no estropear ni uno de sus preciados pétalos. respire hondo el suave viento que movía las rosas, y deleitaba mi nariz con la suave fragancia que desprendía de esta, entonces.sin sorpresa alguna para mi. Saliste, y un suave susurro salió de tu garganta como saludo en tonalidades gruesas.como si fuese a la primera persona que había dirigido su voz en todo el día. Y tus cuerdas vocales estuviesen apenas en funcionamiento , más aún así , sólo continúe mirando el jardín como costumbre se había vuelto para mí sin emitir ninguna respuesta más que un asentimiento de cabeza que al parecer poco te movió. , utilizaste tu ronca voz para reír socarronamente como todos los días hacías, obviando mi antipatía e ignorando mi intento de saludo. y volviste a saludarme, probablemente burlándote de mi silencio , quizás creías que sólo venía destruirte tus preciadas flores, pero,no podía decir lo contrario para excusarme por sentarme cerca de tus flores y, como rutina que teníamos. como 1000 preguntas me hacías sin respuesta de mi parte y por eso tu sonrisa se esfumaba con el paso del tiempo a mi lado.aun así. ese último comentario nunca faltaba al llegar mi partida de tu glorioso jardín...decías.
" te espero a las 5 como todos los días para disfrutar de tu presencia que embellecen seguramente más a mis flores".
por más frustrado que estabas por otro día sin respuestas de mi parte .seguías con la energía suficiente para anhelar el día siguiente .


Me encantaría hablar de tus hermosas flores y preguntarte por la primavera, contestar todas tus preguntas y yo hacerte nuevas, algún día decirte cuánto amo tus flores que son vida, que para mí persona eternamente silenciosa,me permiten soñar el dia en el que compartiré contigo el color que mis ojos ven en este mundo gris y la vida que el color de tus flores hace rebobinar en mi corazón,pero no puedo,el cielo me creo sin poder hacer eso,y lamento mucho el no poder,porque de lo contrario,hace tiempo hubiera corrido a tu brazos sin miedo.

4 de Diciembre de 2019 a las 01:01 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo las flores ciegas

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión