Cuento de David El Detective D Seguir historia

matias-apaza-guevara1541032688 Matias Apaza Guevara

Este cuento trata de David, el llego a un mundo donde las plantas tienen vida, el se convierte en detective, pero encuentra un caso que le cambiara la vida...


Ciencia ficción Todo público.
Cuento corto
0
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El Detective D

Mi nombre es David, fui tele transportado a una dimensión de vegetales, frutas, etc, con vida propia, donde soy detective, y esta es la historia de mi mejor caso, hasta ahora...

Yo estaba caminando en la calle del distrito saludable, de repente se escucho un disparo, y todos los vegetales y frutas se asustaron, y empezaron a correr, lo que no me dejo investigar el lugar, antes del que la persona que disparo escapara.

Después de unas horas, ya era de noche y recién pude investigar el lugar, mientras caminaba, una zanahoria me llamo.

Zanahoria: Oye, detective, hubo un asesinato en esa casa.

Lo primero que note, es que, esa era una zanahoria mujer, me costaba diferenciar los géneros, pero, fuimos a esa casa, y empece el interrogatorio.

David: Dígame señora, como encontró al muerto.

Zanahoria: Es mi esposo, había ido de compras al mercado, pero cuando escuche el disparo, vine de inmediato.

David: Entiendo, y..., ¿como se llama su marido?.

Zanahoria: Se llama Ramirez.

David: ¿Y usted?.

Marta: Yo me llamo Marta.

Me quedo mirando el cuarto. Dato curioso, la plantas de esta dimensión, botan sangre roja, como los humanos y animales.

David: Ahí esta (levantando una manta con color rojo), el arma homicida.

El arma homicida es un cuchillo, por lo visto el señor Ramirez fue apuñalado en la espalda (mirando la puerta). Tampoco hay pistas de que la puerta fue forcejeada, no hay duda de que el asesino era alguien cercano, pero hay una pista de disparo, osea fallo y luego uso el cuchillo.

David: (mirando a Marta) ¿Hay alguien que tuviera rencor u odio a su esposo?.

Marta: Que yo sepa, no.

David: ¿Cuantas personas tienen o tuvieron un duplicado de llave de la puerta?.

Marta: ¿Duplicado?, a si, lo tiene un aguacate llamado Paco, y un plátano llamado Tom.

David: Ok señora, ya puede irse, yo me quedare a investigar el lugar.

Cuando la señora se fue, puse el cuerpo en una bolsa y lo lleve a la morgue, después de dejarlo, iba camino a mi oficina, hasta que un plátano se me acerco diciendo -Ayúdame, me intentan matar-, yo me quede callado después de que el plátano hablara, pero atrás de el, aparecieron brocolis con ropa negra, aunque obviamente sabia que eran brocolis.

Otro dato, los brocolis son los mas rápidos en este mundo.

Los brocolis llevaban pistolas de plagas.

Otro dato, las pistolas de plagas, solo pueden matar plantas, a los humanos solo los enferma creo, pero son plagas para las plantas.

El brocoli se acerca a mi, y dispara, pero con mi mano le doy una cacheta, mandan dolo lejos, por alguna razón, soy fuerte con algunas plantas.

Brocoli: Maldito (sacando dos pistolas), ¡muere!.

Empieza a disparar, pero solo me ensucia un poco la ropa, pero tenia que proteger al plátano, a si que saque mi pistola de plagas y disparo a su pierna, por eso, el brocoli quedo inmóvil del dolor.

Volteo para ver al plátano, y se había desmayado.

David: ¿Enserio se desmayo? (recordando a los brocolis), Demonios, me olvide de ellos (volteando).

Cuando volteo no veo a los brocolis, se habían esfumado, había perdido a sospechosos prometedores.

Después de eso, el plátano despertó, y como sospechaba, el era Tom.

David: Mira, lo diré rápido, ¿conoces a Ramirez?.

Plátano: ¿Ramirez?, no señor no.

David: (obviamente esta mintiendo) ¿Conoces a Paco?.

Plátano: A el si, el siempre esta en un restaurante, ¿lo conoce?, es el, Pa que comas.

Me iba acercando con una bolsa, ya que en esta dimensión, las plantas comen carne de animales, osea, si toman nutrientes y eso, pero mayormente comen carne.

David: Esta cerrado.

Esparrago: ¿A quien buscas?.

David: (mirando al esparrago) Busco a Paco el aguacate.

Esparrago: ¿Acaso no lo sabes?, el murió ayer.

El murió ayer, solo un día después de la muerte de Ramirez.

Esparrago: El siempre venia con una zanahoria a hablar con una rosa.

Una rosa, para una rosa, eso no sirve aquí, las rosas con su aroma atraen a muchas plantas, solo para robarles, estafarlos, etc.

Cundo regrese, el restaurante ya había abierto, y nomas entrar, solo había una rosa, en una mesa, era ella definitivamente, me siento en la misma mesa y me dice.

Rosa: No eres a quien estaba esperando.

David: Solo dime algo, ¿conoces a Ramirez?.

Rosa: No me suena.

David: No mientas, Ramirez la zanahoria la conoces, ¿no?.

Rosa: Como dije, no me suena Ramirez, pero una zanahoria si.

Lo conoce o no, ya me estoy confundiendo.

David: ¿Me puedes decir el nombre de la zanahoria?.

Rosa: Por muchas razones no puedo (parándose), adiós.

Después de esa extraña conversación, me fui a caminar para poder pensar, hasta que recibí una llamada de la morgue.

Esparrago: ¿Hola, David?, tengo noticias del cuerpo que trajiste -Cuales-, esta persona, es uno de los mafiosos mas ricos (se le cae el celular a David), ¿hola, David?.

Ahora todo tiene sentido, la Zanahoria no se llama Ramirez, Marta desde un principio me mintió, no puede creer que no me di cuenta.

Marta: Parece que ya lo sabes (apuntándolo con un cuchillo), esto sirve para cortar carne, y tu cuerpo es carne, ¿no?.

David: ¡Marta, baja el arma! (sacando su pistola).

Marta: Esto no se considera un arma, yo solo quería todo ese dinero, creí que iba a ser mio, por la hederacion, pero no, se lo puso todo a ese estúpido plátano, mande gente a matarlo, pero tenias que estar ahí.

Sin perder el tiempo, disparo, pero Marta lo esquiva e intenta cortarme, pero yo sigo disparando, hasta que me quede sin balas.

Marta: Ya no me puedes hacer nada.

Lanzo la pistola hacia el cuchillo y lo lanzo lejos.

David: Tu tampoco puedes.

Entonces empiezan los golpes, no paramos de golpearnos, hasta que mi voz interior dijo, "Es una zanahoria, aunque bote sangre, sigue siendo una zanahoria, osea es comestible".

David: Cierto (le arranca el brazo de una mordida).

Marta da un grito agudo diciendo -¡Mi brazo!-, entonces me subo encima de ella y..., me la comí, hace tiempo que no comía zanahoria, hasta la sangre tenia el mismo sabor, luego unos policías me encontraron, y ahora soy un fugitivo, dije que era mi mejor caso, no el ultimo, ahora tengo que usar un nombre falso, las plantas son tan tontas, que creen que soy otro humano, sigo siendo detective, pero una ves cada tres meses, me como a un criminal, y a si sera mi vida desde ahora, Fin.

Este párrafo no es parte de la historia:

Vaya que si me lucí en esta historia de vegetales, hasta me dio un poco de miedo, pero recuerden, una visita en un boto, al final de diciembre publicare el ganador, ¿sera Pietro, Spring o David?, esta en sus manos...


22 de Noviembre de 2019 a las 17:41 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Matias Apaza Guevara Soy un chico con una imaginación explosiva, mi imaginación no tiene limites, y por eso estoy aquí, para usar toda esa imaginación para algo :3.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~