1
260 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

I: Cariño perdido

Lo ancestral ya no existe.

Dime si por mí se escuecen tus raíces,

Dime si acaso rebobinas la cinta y me pillas ahí,

En cuclillas, en la esquina de una cama,

entumecida

esperando por ti,

con la lluvia amarga tapando mis mejillas,

atascada en la penumbra en donde nadie escucha,

suplicando, gritando por tu ayuda.

No existes.

Una guerra de genes que se disipan

cansados ya de batallar por el reconocimiento ajeno,

alzando banderas blancas

para borrar todo a su paso;

A las trincheras les he puedo el nombre de

"Tú olvido"

¡Bendita niña de tres años!

Cubriendo su cuerpo trémulo

con sábanas rotas

que le hacían sentir más duro el hielo;

tan frágil fue soltando trocitos de sí misma por la infancia,

muda, herida, irreparable.

¡Y bendita sea la mujer de diecinueve lágrimas!

que aún busca torpemente nuevas mantas,

pero que todavía recoge todas las rasgadas.

Supongo que nunca encontrará el caparazón adecuado.

El precioso cantautor de los latidos

da conciertos de baladas para las flores,

y una semilla que crece cerca tuyo; varón.

Pero aquél egoísta corazón

Jamás recordó quien le enseñó a entonar.

Descarado, olvidó por quien debió latir primero,

en un veintiuno de agosto,

de mil novecientas noventa y ocho tristezas.

18 de Noviembre de 2019 a las 06:25 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo II: Amor de colegio

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 15 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas