El valle de Josafat Seguir historia

gregrivers L. Gregorio Torre Rivero

De los sueños, de lo más hondo del abismo, desde el silencio, la mente y la verdad, nacen estas imágenes de horror, ensoñaciones a las que sólo la palabra da vida.


Poesía No para niños menores de 13.

#Escatológico #apocalíptico #onírico
Cuento corto
0
634 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

En el valle de Josafat

Descendieron hacia el valle,

silenciosos, con el gesto crispado,

por la estrecha senda,

sombría la faz, angustioso el rictus,

fija en el suelo la mirada.


En la llanura,

yacían multitudes

exhaustas y exánimes,

postradas sobre la tierra ennegrecida,

y la roca vítrea,

iluminados sus despojos

por la corrompida luz del amanecer.


Eran cientos,

eran miles,

eran cientos de miles los gentiles;

sombras espectrales,

alargadas hacia el horizonte,

bajo el rojo sol de Satán.


Desnudos, semidesnudos

mostrando las llagas

y el descarnado sexo,

esperando la muerte segura

y nadie levantó la voz.


Aceptaron su destino,

de criaturas indómitas,

sin remedio, sin esperanza,

sin pedir perdón.


Voló el Ángel y arrojó el fuego,

las fuentes se secaron

el mar hirvió,

se abrieron las puertas del Averno,

liberando a los demonios

que atormentan las almas

y a las fieras necrófagas

que los acompañan.


Subió a Dios el humo de la pira

con el último hálito

henchido de blasfemias,

ira, soberbia y furor.

9 de Noviembre de 2019 a las 18:23 0 Reporte Insertar 3
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~