Poemas y otros desahogos. Seguir historia

u15712494911571249491 Freth Londoño

Los poemas son el llanto interno de una persona, pero tambien pueden ser el camino hacia la estabilidad emocional y la felicidad. Poemas y otros desahogos pretende estimular el pensamiento sobre la vida y la muerte de una forma dulce, para no alejarnos de nuestro destino o avanzar con miedo hacia el. Te invito a ser parte de este inigualable viaje por los sentimientos humanos.


Poesía Todo público. © Todo el contenido,es propiedad de Freth Londoño.
0
383 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los jueves
tiempo de lectura
AA Compartir

El tiempo y la muerte

El tiempo y la muerte un día tuvieron desacuerdo y fuerte discusión para ver cual ejercía mas presión sobre la humanidad vana e impía.

La muerte al tiempo dijo, conmigo tu nunca podrás, yo me llevo al padre y al hijo y no vuelven a verlos jamas.

Todos los seres humanos me temen, el rico, el pobre, el bueno y el poderoso.

El de éxito, el alegre y el hermoso, tarde o temprano a mi vienen y los espera la calma en la eternidad. Mi labor esta siempre presente.

Me llevo al mendigo, al caco, al bate y al presidente y a los de alta y falsa sociedad.

A la petulante riqueza, a la vanidad y a la belleza, a todas las hago acabar.

A la inocencia de la niñez y su pureza también las vengo a buscar.

A todos los llevo al lúgubre cementerio, a la tétrica sepultura, donde se iguala lo bello, lo feo, la ignorancia y la cultura, dejando solo recuerdos y un gran misterio.

En mi reino estarán de alquiler o tendrán una fosa oscura y propia y de ese humano y complejo saber no queda ni una sola copia.

Es cierto lo que tu afirmas, no te lo puedo negar, pero en tu accionar, sino laboro yo, tu no funcionas mas.

Porque tengo en mi libro anotado, cuanto vivirá un animal o una persona y en todo lugar, región o zona el hombre es mi vasallo dominado.

Desde que nace hasta que muere, presente estoy en su empleo y su vida, en su familia, en el amor, en el dolor y en su partida.

En el estudio, en el deporte y en todo lo que quiere.

Cuando mira taciturno el calendario, siente mucho pesar y honda melancolía, porque ve como fugaz y a diario, envejece sin querer por acción mía.

Los días y los años van pasando, el hombre empieza a sentir mi efecto, que lo toca muy directo y de a poco su existir le va acabando.

El añora a los que ama y le quitaste, que nunca mas volverá a ver, pero por mi senda a ellos los llevaste......

Muerte... Muerte, reconoce lo que valgo y mi poder.


9 de Noviembre de 2019 a las 18:41 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Destierro

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas