Guram el servidor Seguir historia

m
mariano rivero


Guram,ultimo monje de su extirpe,es visitado por un ángel que es enviado por el mismo creador,quien le encomienda una misión en su nombre,devolver la fe a las personas que están siendo cegadas por sus ambiciones,casi al punto de sentirse dioses,y tendrá que emprender un viaje por todo el mundo para combatir contra el mal que envenena la mente y el corazón de los hombres.


Fantasía Épico Todo público.

#328
0
430 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La llamada

Capitulo 1:


La llamada


Las personas están cambiando, se olvidan quien es el verdadero creador, todas juegan a ser Dioses, muchas quizás no lo hacen con malas intenciones, pero terribles cosas también han sucedido con las mejores intenciones.

Mi señor me ha encomendado que reclute a un servidor, hay que frenar el comienzo de una era de caos, debo ir en busca de un fiel, para que emprenda la cruzada.

Velembor, hogar de los mortales, la creación más peculiar de nuestro padre, es el año 753 de la segunda Era, tiempos de cambios, de nuevas amenazas, y la necesidad de un portavoz del bien.

Sobrevuelo los cielos de esta tierra, es de inmensa belleza, hacía siglos que no acudía a este mundo, necesito llegar al monte Duran, el templo que allí se erige es el más antiguo que aun quede en pie, y en el cual habitan los más fieles monjes de todo Velembor.

Mientras tanto dentro del templo se encuentra una anciana figura, un antiguo monje, el único que queda de una vieja extirpe que poco a poco se ha ido extinguiendo con el paso de los siglos.

Su nombre es Guram, gran conocedor y sabio, fiel y amante de las bellezas de la naturaleza de su creador. Está meditando como siempre, se encuentra de rodillas y cabizbajo ante una imponente estatua de Burin, señor de la sabiduría.

El enviado desciende en la entrada del gran templo, camina hacia las imponentes puertas que están delante de él, y empujando con una sola mano abre una de las dos.

Guram percibe que alguien entra, pero eso no le impide continuar su meditación. El mensajero camina hacia él lentamente, y ya estando a unos pocos pasos de él, Guram pregunto:

-¿Qué es lo que buscas forastero?.Hace años que nadie subía hasta aquí.

-¿Subir?-pregunta casi con gracia el extraño mensajero-Yo no he subido, yo descendí hasta aquí.-Responde más seriamente.

Guram que estaba de espaldas hacia él, y con los ojos cerrados por su meditación, se levanta exaltado, y abriendo muy grande sus ojos, con una cara de sorpresa, se da vuelta rápidamente y le pregunta:

-¿Quién eres tú?

-Mi nombre es Galadar, heraldo de nuestro señor, a quien ustedes le llaman Yiukrom.

-¡¿Y qué es lo que vienes a buscar aquí?! ¡¿Qué es lo que quieres de mí?! .-Pregunta Guram todavía más sorprendido y exaltado-.

-El Todopoderoso necesita tu servicio, me envió en tu busca, porque sabe quién eres, sabe de tu fidelidad hacia él, sabe de tus honorables acciones ante los seres de este mundo, de tus grandes valores y justos principios, de la enorme sabiduría que has cosechado durante tantos años, él sabe todo acerca de ti, él sabe todo acerca de todo.

-¿Y cual podrá ser el servicio que quisiera mi señor le brinde?-pregunta Guram.

-Los tiempos están cambiando, las personas cada vez son más egoístas, ya cada vez son menos los seguidores del Creador, la gente juega a ser dioses, no les importa la lealtad ante el Supremo, ni temen su ira, solo fomentan sus ambiciosas creencias egoístas y no respetan ni al Señor ni tampoco los unos a los otros, se mofan de la naturaleza y las demás criaturas vivientes. Es por eso que aquí vine, porque el Poderoso quiere enviarte en una cruzada para luchar contra las blasfemas acciones de los infieles.

-Me honras con tu presencia y tu pedido gran Galadar, heraldo de Yiukrom, pero ¿Qué podría hacer un anciano como yo para luchar contra esas fuerzas?

-Que bueno que lo preguntes Guram, porque nuestro señor me envía un obsequio para ti que te ayudara para poder cumplir con esta empresa.

Entonces Galadar levanta su brazo y abre su mano apuntando hacia el anciano Guram, de repente un gran destello es despedido de su palma y envuelve de luz al viejo.

-¿Qué es esta luz tan hermosa?. Pregunta Guram, mientras la misma va rejuveneciendo al anciano, llegando a aparentar alguien de unos 35 años.

-Mi señor te regala de nuevo tu juventud, para que tengas las fuerzas necesarias para poder realizar su encomienda. De ahora en más serás conocido como Guram el renacido, y servirás a tu Señor en todo momento.

-Sera un honor gran Galadar, pero ¿Cómo voy a localizar al mal que debo deshacer?.

-Yo seré tu guía y tu asesor, podrás llamarme y acudiré a ti cuando lo necesites.

- ¿Por qué no eres tu quien cumpla la voluntad del padre?-pregunta muy confundido el renacido Guram-, al fin y al cabo,de seguro sabes más cosas que yo, y tu poder debe ser inmenso comparado con el mío.

-Con gusto voy a explicarte mortal, pues nosotros los ángeles no podemos intervenir en sus asuntos, solo somos mensajeros, vigilantes que observan pero no interfieren, todo parte de un antiguo pacto que se hizo entre el reino de nuestro señor y las profundidades del reino del mal, y si alguna de las partes rompiera ese pacto, una gran guerra se desataría en todos los planos en busca de la conquista de las almas y los mundos.

-¿Los mundos? ¿Es que acaso existe más de un mundo?

-Por supuesto que existen más planos que este, pero eso ahora no es necesario que lo sepas. Ahora prepárate para embarcar un viaje largo hacia el norte, al poblado de Runengell, allí se encuentra un gran herrero que ah creado una forma de vida mecanizada, que no es compatible con la naturaleza de nuestro señor, deberás erradicar la criatura, esa es tu primera misión. Te otorgaré un mapa que deberás seguir, y donde iré marcando tus objetivos, ahora me marcho, te sugiero que te apresures, que el creador este contigo.

6 de Noviembre de 2019 a las 22:44 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~