escritoporisabellad Isabella Sambuceti

En cada año, cada octubre, entre las sombras aparece un lado de la escritora IsabellaD que no conocían. ¡Tranquilos! No les hará nada, solo aparecerá para escribir por treinta y uno días y luego se irá como si nada hubiera pasado, solamente sabrás que estuvo aquí porque dejó sus microrrelatos publicados. Si te interesa saber, cómo es ese lado de la escritora, pasa a leer un microrrelato. [Primera parte] © Todos los derechos reservados.


Horror Literatura de monstruos No para niños menores de 13.

#245 #402 #295 #terror
22
6.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Anillo

Hoy sería la noche más feliz de mi vida, Eduardo, mi pareja me invitó a una cena romántica.

Según lo que se rumoreaba entre nuestras amistades, me pediría matrimonio.

De tan solo pensar que sucedería eso, me pone muy feliz.

Cayó la noche, me puse un vestido y tomé camino hacia el restaurante “Il amore

—Buenas noches, tengo reservación a nombre de Eduardo Holl —Sonreí a la recepcionista.
—Por supuesto, pase por aquí, señorita Leslie —Me guió a un lugar privado, casi no había parejas a mi alrededor.

Me dio un poco de temor, el lugar tan extraño en el que reservó.

—Se acercó un mozo—¿Quiere algo de beber mientras espera?
—No, muchas gracias. Estoy bien hasta el momento —Le regalé una sonrisa sincera y coloqué mi bolso al costado.

Pasaban los minutos y él no llegaba, el mozo se acercaba de vez en cuando para ofrecerme algo.

Después de una hora, llegó un poco desalineado.

—Perdón por el retraso, mi amor —dijo acercándose para darme un beso.
—Ya me estaba por ir —Bromeé.

Su cara de espanto hizo que soltara unas carcajadas.

—Ya entendí que es una broma —Se rascó la nuca en forma de nerviosismo—. Como se hizo tarde, voy a decírtelo sin rodeos. Leslie, ¿te quieres casar conmigo?

Sacó un anillo, al verlo grité horrorizada.

—¿Un anillo con un dedo de regalo? ¿Estás loco?
—Lo hice para que veas mi verdadero yo, para que veas de donde obtengo los pendientes, anillos y collares que te doy.

Ahora comprendí todo, cuando en los noticieros encontraban a chicas sin partes de su cuerpo, él los cambiaba excusándose de que le parecían grotescas noticias.

—¿Y de quién es ese dedo?
—De la esposa de un amigo —respondió sin mirarme.
—Menos mal que trajiste el de ella, porque yo conseguí el anillo de tu amigo —Saqué el dedo de mi bolso.
—¿Entonces tú…? —preguntó refiriéndose a las noticias en las que los hombres aparecían igual que las mujeres.
—Sí, soy yo y sí acepto casarme contigo —Nos unimos en un beso para luego poner nuestros respectivos anillos.

Esa noche fue la mejor de nuestras vidas, pudimos confesar nuestros verdaderos "yo" y ahora podíamos oficialmente llamarnos “La pareja de las partes” como nos denominan los noticieros.

5 de Noviembre de 2019 a las 04:35 2 Reporte Insertar Seguir historia
14
Leer el siguiente capítulo Idiota

Comenta algo

Publica!
Zaycko Joria Zaycko Joria
Perturbador. No me esperaba ese final. Bien hecho.
October 24, 2020, 19:53
JAVIER LUQUE JAVIER LUQUE
Jajaj está buena, las cosas de la vida, eran unos para el otro
December 02, 2019, 11:22
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 30 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión