PAJARO ENCERRADO Seguir historia

nancy-cruz1553831740 Nancy Cruz

Esta historia narra la vida de un pequeño periquito que nos enseñara el significado de la verdadera felicidad, los momentos en que su vida perfecta se vuelve un lío, pero todo es cuestión de como uno logra desempeñarse ante las adversidades.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
1.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿Libertad o abandono?

A mis pequeños contare esta pequeña historia que remota en un pueblo de mi localidad, vengan y escuchen y posteriormente quiero que me digan que opinan de ella.

Desde muy pequeño nunca conoció su origen y su capacidad, nacido de una madre y un padre domésticos, Rudy era su nombre un pequeño y asustado periquito que perdió su hogar al ser abandonado en las afueras de la ciudad.

Antes de la tragedia que vivía entonces, fue un ave muy feliz, tenía comida, bebida, techo, no le faltaba nada, a pesar de haber sido separado de sus padres aprendió a dar unos pequeños aletazos que le permitían trasladarse a cortas distancias de la casa donde vivía, debes en cuando una pequeña llamada Mildred lo sacaba de su pequeña y triste jaula y lo encerraba en su habitación para que pudiera sentirse un poco más libre, el no conocía el concepto de libertad y quién sabe si hubiera preferido quedarse en su sitio sin que nadie lo moleste, comiendo y bebiendo, lejos de todo peligro extraño. Susana la hermana mayor de la pequeña muchas veces insistió dejar ir al pobre animal pensando que liberarlo sería lo mejor, Mildred era una niña de 8 años y amaba mucho a su mascota, el solo pensar en dejarlo ir le causaba angustia en su corazón, todos los días cuando llegaba de la escuela le cambiaba el agua, le ponía nueva comida, y lo soltaba en su habitación, hasta que un día la pequeña Mildred enfermo de varicela y no podía atender a su pequeño periquito.


Era un día soleado y hermoso, Mildred solo podía mirar por la ventana habían pasado 3 días de estar enferma la picazón y el encierro la tenían muy agotada, ese mismo día por fin decidió, tomo el teléfono y llamo a su hermana pidiéndole que dejara en libertad a su periquito, estaba muy triste por no poder cuidar de él y sobre todo sintió que su encierro era igual que el encierro que tenía cautivo a su pequeño amigo, quizá ella pensó que era lo mejor para él.

¡Mira como vuela! Es muy hermoso no es así, replico Susana a su pequeña hermana, mientras le mostraba el video de la liberación de Rudy, ella sonreía porque suponía que era lo mejor para Rudy, ahora el sería muy feliz y podría tener familia, pero Rudy todavía no sabía lo que estaba sucediendo, su pancita estaba llena y no tenía ninguna necesidad por el momento, él también estaba muy feliz volando de árbol en árbol, llegando la noche busco la rama del árbol más cómodo que pudo encontrar. Dormía profundamente hasta que un crujido de una rama le aterrorizo, una dientes afilados se dejaron ver, y unas garras aferradas al árbol lo dejaron paralizado, en la oscuridad de la noche, en la soledad y por si fuera poco el hambre le hizo recordar su hogar, mientras su corazón palpitaba muy aceleradamente, la rama que sostenía aquel monstruoso ejemplar se rompía, un alivio para nuestro querido amigo.

Nuevamente el sol dejo ver su esplendor un paisaje maravilloso que le hizo olvidar el horrible suceso que vivió aquella noche, dispuesto voló tan alto como pudo, recorrió tantos arboles como pudo y en ninguno encontró un bocado que le saciara el apetito, busco una fuente de agua pero tampoco la hayo, estaba completamente solo, en medio de la tristeza que le abrumaba, no se rindió, pregunto a algunas aves como conseguir agua, y ellas le fueron indicando el camino donde ellas encontraban alimento y águila, estaba muy entusiasmado, tanto que se le olvido el hambre, pero el cansancio nuevamente le venció, en un árbol mientras descansaba, se entró una especie de gusano, él había visto un par de gusanos, pero este era tan enorme y de color verde muy diferente a otros gusanos, lo observo detenidamente y se dio cuenta que este le sacaba la lengua, -¡Oye! Exclamo, ¡Porque eres tan grosero que a un extraño y hermoso pajarito le sacas la lengua!

<<Chazz>> De un golpe la serpiente salto. Inmediatamente el periquito uso lo que jamás había usado en su vida, el instinto que por naturaleza le fue dado, aleteo tan alto que la serpiente no pudo atraparlo, volando tan rápido choco con un cardenal que pasaba por ahí, este al ver lo espantando que estaba le pregunto qué ocurría. Habiendo escuchado la historia el cardenal exclamo -¡No amigo mío, lo que usted vio no fue un gusano, esto no es más que una serpiente, de estos siempre te debes de cuidar!, mientras hablaba con el su nuevo amigo, se sentía cómodo y feliz, sintió ligero orgullo por la aventura que había vivido, sin embargo, todavía extrañaba su hogar, sentía tristeza por tal abandono y estaba muy enojado con la niña que jamás quería volver a ver.

Nuevamente siguió su trayectoria a la fuente de alimento, sin saber que pronto llegaría a la ciudad, al ver los autos, por fin sabía dónde estaba, bueno al menos eso es lo que pensaba, muy agotando y sin aliento se desmayó en medio del pavimento. Un frenón de un vehículo se escuchó aquel momento, un conductor al ver al ave en el suelo no tuvo corazón para dejarle solo, lo subió a su auto y a gran velocidad lo llevo a su casa, donde lo primero que hizo fue brindarle un poco de agua. Cuando el periquito recobro el conocimiento inmediatamente el señor le dio una migajas de pan que había encontrado en su cocina. Se sintió a salvo por fin, nuestro amigo el periquito encontró quien le brinde apoyo, sin embargo él no podía atenderlo por lo que decidió sacarlo a su jardín para que se marchara. Por su puesto nuestro amigo el Rudy no estaba dispuesto a pasar hambre nunca más, por lo que fue perseverante subió a un árbol muy alto, y el señor pensó que se marcharía por lo que se dio la vuelta y se fue.

A la mañana siguiente sus cantos tan hermosos y sus silbidos aprendidos, despertaron a su nuevo amigo, el cual salió a ver que ruido le había perturbado el sueño, al verlo dijo: ¡Conque te atreves a despertarme antes que mi alarma, <<Jaa>> seguro que tienes hambre!

Fue entonces que nuestro amigo aseguro su nuevo hogar, su comida, su bebida y sobre todo su libertad.

1 de Noviembre de 2019 a las 22:51 0 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~