Rosas Seguir historia

rawdecc Rawde Caicedo

Relato de un chico que se enamora de las rosas. Aunque hay una en especial que el chico adora, descubre cual es y el porque es tan especial.


Historias de vida Todo público.
Cuento corto
1
330 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿Porqué amo las rosas?

Muchas personas me han preguntado el ¿porque me gustan tanto las rosas? sin primero preguntarse ¿por qué no deberían gustarme? Pero mi respuesta a esa pregunta es tan sencilla como fascinante.

Un día estaba sentado en un viejo columpio de un parque aparentemente abandonado, deleitándome con el placer de poder escuchar mi música tranquilamente y escribir con la mayor paz del mundo; Y así como si nada, sin avisar, apareció una pareja que paseaba tomada de la mano, riendo y presumiendo de su gran amor.

Me dio envidia de verlos tan felices lo debo admitir. La chica llevaba una rosa en su mano derecha que al parecer no llevaba mucho tiempo de haber sido cortaba, pues mantenía su bello color y el chico chateaba en su móvil como si intentara escapar de aquella chica; ella intrigada de saber que hacia su novio le arrebató el móvil y miro algo que no debía, pues aquel chico al que ella tanto amaba le engañaba con su mejor amiga, de seguro se preguntan ¿el cómo lo sé? Pues la chica lo menciono mientras le gritaba ¿el porque lo había hecho?

Sentí lastima por la chica, no era justo para ella; supuse que ahora vagaría con su corazón roto en amores efímeros y que el chaval tan solo se divertiría entre los placeres mundanos que lo rodeaban.

La chica frustrada bajo su mirada y se echó a correr mientras que tiraba la rosa a un lado del camino, pensé en seguirla para consolarla, pero eso de que me serviría, quizás me hubiese traído problemas. Así que continúe viendo al muchacho que estaba en medio de la acera riendo tan fuerte que parecía que se fuera a quedar sin respiración, al pasar un rato el chico tan solo se fue.

Estaba realmente asombrado de lo que había sucedido frente a mis ojos y por algún extraño motivo me pregunte ¿si se habían dado cuenta que les observaba, desde aquel columpio? Y en ese instante una niña de unos seis o siete años, tiro de mi saco y me dio la rosa, si la misma rosa que la chica desilusionada había tirado; quede impresionado del porque me la daba. Así que le pregunte ¿que estas haciendo, que esperas que haga con esto?

A lo que ella contesto

- te ves muy solo y triste, quizás esta bella flor te traiga un poco de felicidad, pues mi mamá dice que todo es más bonito cuanto las cosas tienen color.

Todo mi ser se sintió completamente bien, no pude contestar al momento a su gran y maravillosa explicación. Tome la rosa de sus delicadas manos mientras me sonría; me levante de aquel viejo columpio y frote su cabeza dándole las gracias, a lo que ella me dijo

- espero que sea de ayuda en tu vida.

Di vuelta y empecé a caminar a casa tan dichoso por lo que aquella chiquilla me había dicho, me dan ganas de llorar con tan solo recordar esa hermosa tarde.

Cuando llegue a casa puse la rosa en agua azucarada tal y como dijo alguna vez mi madre, pues según ella así duraría un poco más.

Este es el motivo por el cual amo las rosas, pero en especial adoro las rosas blancas, son mis favoritas, el por qué sonara a locura; pero la rosa que la chica enamorada llevaba en su mano, era una rosa blanca, la misma que aquella niña me había ofrecido como regalo.

Es por eso que ante mis ojos no hay ninguna que se le parezca, pues ni el jardín más esplendido del planeta seria capaz de robar mi corazón como lo hizo en ese tarde de abril aquella rosa blanca que me demuestra la verdadera pureza y belleza del alma que vive en la naturaleza.

19 de Octubre de 2019 a las 23:17 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~