Quiero Un Novio Seguir historia

dd_dlsj Dd_dlsj

Jagger ama leer. Jagger sueña con convertirse en una de las protagonistas que lee en los libros. Jagger lo unico que quiere es un chico sexy como aparecen en los libros. Jagger quiere a un Patch, o mejor no, un Cristian grey, ¿no es mejor un Gus?, quizas es mejor un Tobías, o quizás un Peeta... quizás solo este pensando mal, tal vez lo mejor sería un Romeo, aunque ella detesta los poemas y las poesías; sería mejor un Edward Cullen... Con las expectativas que busca Jagger en un chico, es casi imposible que tenga novio... pero ella quiere uno...


Romance Chick-lit Todo público. © Todos los derechos reservados.

#adolescencia #decepciones #romance-y-drama-juvenil
0
471 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Quiero Un Novio

— ¿Qué se supone que haces? —observo a mi mejor amiga dejar de untar esmalte en sus uñas y mirarme.

—Hago una lista —Le respondo y sonrío cuando veo como su ceño se frunce y hace una mueca con los labios. — ¿Qué? —pregunto y vuelvo mi atención al papel que tengo en mi escritorio para continuar escribiendo.

—No puedo creer que estés haciendo tarea un fin de semana, Jagger —escucho movimiento en la cama e imagino que se está levantando para caminar a donde estoy —. Aun no puedo creer que seamos amigas Eres una nerd.

—No es una tarea, Jess —respondo y vuelvo a mirarla a los ojos —Es algo que estoy creando y ya.

— ¿En serio? —pregunta y afirmo con mi cabeza y un sonido nasal —Eres tan nerd que aún sin dejar clases en la escuela, tu misma te la pones —escucho como ríe y solo ruedo mis ojos, siempre es lo mismo con Jess.

—No me estoy poniendo tarea ¿vale?, es solo —. Dudo un poco, pero luego recuerdo que es mi mejor amiga, puedo contarle hasta el más estúpido pensamiento que tenga ¿no?, por algo se ha ganado ese título —Es una lista de como quiero un novio, ya sabes, sus cualidades etc.

—A ver —dice y me arranca la hoja de las manos para luego darse la vuelta y empezar a leer en voz alta —. Que sea de tez morena así que te gustan morenos —canturrea y mueve sus finas cejas de arriba hacia abajo.

—No me gustan blancos —. Es todo lo que respondo encogiéndome de hombros.

—Bueno, continuemos. Que tenga un cuerpo de muerte —dice y duda un momento bajando la hoja y mirando la cama —. Bueno, te apoyo en esa que sea un buen cocinero ¿en serio? —Esta vez gira en mi dirección y enarca una de sus cejas, aunque sabe que lo odio porque yo no sé hacerlo.

—Quiero que me alimenten, además sabes tú que yo no sé cocinar, entonces uno de los dos tendrá que hacerlo —Es mi sabia respuesta, me recuesto en la silla de mi escritorio mientras dejo que Jess continúe leyendo la lista en voz alta.

—Que siempre tenga un tema de conversación, pues eso está muy cool porque es muy incómodo cuando no tienen nada que hablar —. Dice y afirmo con un sonido nasal —Que le encante leer, que le guste Shawn Mendes, que le encante comer chocolate y me alimente Sabes que el chocolate afecta tus alergias deberías borrar eso —. Niego con la cabeza repetidas veces como una chiquilla y Jess solo continúa leyendo.

Cuando termina de leer las 88 cosas que quiero en un novio tarda unos largos segundos observándome —¿Qué? ¿Qué sucede?

—Es que no estoy de acuerdo con nada de esto, deberías aceptar a un chico como venga, no tener que estar haciendo listas ni nada de eso; tu siempre estas planeando todo y te olvidas de vivir la vida como tiene que ser por estar pendiente a una estúpida lista —señala la lista y veo como hace un puchero con sus enormes labios pintados de color púrpura —Siempre estás haciendo una lista de todos, hiciste una lista a los 8 de como querías que fuera tu mejor amiga, una a los 10 de como querías que fuera tu habitación, unas a los 11 de como querías que fuera tu primer beso, bueno esa aún la tienes debajo de la cama —. Hace una pausa y toma asiento en una esquina de mi cama. —El punto es Jagger que tienes que aceptar las cosas como vengan no estar haciendo listas y listas de todas las cosas, ¿entiendes ahora?

Me levanto de la silla y me acerco a ella para tomar la hoja y doblarla hasta convertirla en un pequeño cuadrado y tirarla en un cofre donde pongo mi joyería o cualquier cosa pequeña que encuentre; cuando termino de hacer esto doy la vuelta y recuesto mi cadera de una esquina del escritorio, sintiendo la madera clavarse un poco en mi piel.

—Ya lo sé, pero sabes que me gusta tener todo organizado —digo, todo lo que hace Jess es suspirar así que doy por hecho que el tema ya está finalizado —Así que, ¿Qué crees sobre el tema? —pregunto y todo lo que hace Jess es acabar de lanzarse a mi cama y rebotar un poco.

—Bueno, sé que quieres tener novio, y en serio ya me tienes harta con eso porque ni sé cuál es tu necesidad de tener novio pero sabes que te ayudare —dice y aplaudo como una chiquilla y me lanzo a la cama rebotando a su lado. Le hago señas con las manos de que continúe y ella solo rueda sus ojos y sonríe un poco.

>>Ya tenemos una semana de clases, así que no creo que aparezca el chico nuevo todo sexy como aparecen en los libros mierda que lees, ¡Auch! —chilla de dolor cuando la golpeo en el hombro por ofender a mis preciosuras —. Bueno, sé que mañana irán varios chicos nuevos para las inscripciones en el equipo de Básquetbol de la escuela, como sabes yo haré las pruebas de porrista y puedes hacerlas conmigo para que te dejen ir al gimnasio mientras se hacen las elecciones.

—Es una buena idea, Jess —digo, pero luego lo pienso por un momento —, Pero no quiero que el chico piense que soy pretenciosa o arrogante por estar en el equipo de porrista, todas las porristas son así —Es mi momento de decir Auch cuando Jess golpea mi brazo con su puño cerrado. —Claro, menos tú.

—Bueno Jagger lo tomas o lo dejas, es la mejor idea que tengo, además en tu lista decía que querías un chico atlético y todos los que irán a la prueba son atléticos —dice, me acuesto a su lado, quizás es lo mejor, quizás así pueda tener un novio sexy, atlético y seré la envidia de las chicas de la escuela.

—Si, vale la pena intentarlo.

—Jessica creo que es momento de que te vayas a tu casa —Con Jess levanto la cabeza muy rápido solo para observar a mamá parada en la puerta dándole una mirada asesina a Jess.

—Claro Señora, ahora mismo —dice Jess y se levanta de mi cama para buscar su bolso, me mira y con sus labios me lanza un beso para luego pasar por el lado de mamá con la cabeza en alto siempre es lo mismo.

Cuando escucho la puerta cerrar, corro hacia el cofre que está en mi escritorio y saco el papel, lo desdoblo para caminar hacia mi ventana y mirar más estrellas, hoy no hay luna, pero con las estrellas es suficiente. Pego la hoja a mi pecho y cierro los ojos —Puedes, puedes, puedes —Me carcajeo como loca al saber que estoy imitando una película de Disney —. Al menos lo intente

Esta mañana lo único que puedo escuchar es el sonido de mi corazón golpeando mi caja torácica, creo que estoy loca, ¿el corazón choca contra la caja torácica? ¿existe una caja torácica? ¿Dónde está entonces?

—Cálmate, ¿quieres? —abandono mis pensamientos para girar el rostro en dirección a Jess y ver como sus ojos color verde vomito me observan con determinación.

—Me va a dar un ataque, Jess En unos minutos conoceré a mi futuro esposo —respondo y escucho como susurra un idiota apenas audible.

—Estas exagerando, Jagger —susurra.

—Si estuvieses en mi situación te pondrías así —declaro y ésta solo se encoje de hombros haciendo que muerda el interior de mi mejilla con fuerza puesto que tenía mi cabeza recostada en su hombro.

—Bueno chicas, hoy se harán las pruebas para las animadoras, así que espero que hayan entrenado mucho y buena suerte — dice una mujer un tanto gorda, con una voz bastante gruesa, me recuerda a la profesora mala de Matilda.

Todas nos levantamos y mientras algunas empiezan a calentar yo solo trato de bajar mi minifalda, por lo que he aprendido en libros, a los protagonistas les gustan que las chicas actúen como inocentes y blah blah blah, así que eso es lo que yo debo de hacer.

Luego de quince minutos en los cuales debíamos aprendernos una coreografía me encuentro sujetada de los pies por cuatro chicas que ni siquiera conozco Mi vida depende de cuatro chicas que ni conozco. Estas me mantienen en el aire mientras yo debo buscar equilibrio para poder subir una de mis piernas a la altura de mi cabeza.

Practique gimnasia y ballet a la edad de 10 años y aunque deje de asistir a clases siempre hago estiramientos, lo que no espere es que la bocona de Jess le diga a la capitana que yo era lo suficiente flexible como para ser la que haga acrobacias.

—Okey, Entonces ahora sube tu pierna y te lanzas hacia delante, allí estarán José y Chris esperándote —grita la animadora y observo hacia abajo donde en realidad, si están los chicos, aunque no son bonitos.

Bueno, concéntrate Pienso.

En el momento en que voy a levantar mi pierna izquierda la puerta del gimnasio se abre mostrando a un grupo de chicos, pero mis ojos solo se quedan viendo fijamente al que tiene la pelota en la mano, un chico moreno de cabello largo hasta los hombros, con labios color rosa.

A su lado está un chico bajito de tez pálida y labios casi blancos, parece un vampiro, la única diferencia es que es tan flaco que los pantalones del equipo parecen caer de sus caderas. El vampiro señala en mi dirección y mi futuro esposo gira a donde el vampiro señala.

¡Jesús, María y José! —y no el José que me está esperando abajo—.

Su rostro es precioso y sus ojos son de color verde, un verde precioso, no color vomito como lo de Jess. Observo como la comisura de sus labios se extiende un poco en una sonrisa y hasta su sonrisa es encantadora, le devuelvo la sonrisa, aunque hasta pena siento ¡Su sonrisa es mejor que la mía!

—¡JAGGER! —gritan y muevo la cabeza muy rápido para despertar de mi sueño sintiendo como me muevo en el aire, siento que me empujan hacia atrás y quiero gritar que es hacia delante que debo caer pero no sale nada de mi labios y lo último que veo es como mi futuro esposo alza sus perfectas cejas.

Me retuerzo de dolor cuando caigo al piso, porque, aunque haya alguna alfombra azul que amortigüe mi caída, siento como si me estuviesen golpeando con bates de béisbol, y no de esos inflables para niños.

—Jagger —dice Jessica tirándose a mi lado y quitando el cabello de mi frente. Tomo su mano y sonrió solo un poco, tragando con dificultad

—Descuida, al menos moriré feliz por saber que vi al amor de mi vida, no llores por mí —digo y río cuando ésta suelta mi mano y me golpea en el costado.

—Idiota —susurra y me ayuda a pararme —Casi me lo creo, ya me estaba imaginando que tu madre me odiaría más de la cuenta si morías porque te traje a las pruebas —río tratando de estirarme. —¿Quieres ir a la enfermería?

Niego con la cabeza —. Solo llévame a las bancas.

Luego de depositarme en las bancas de donde siempre se ven los partidos, Jess se marcha ya que tiene que seguir con las pruebas, aprovecho para tomar una botella de agua y poner toda mi atención en las pruebas de baloncesto.

Mi futuro esposo está acabando con todos y por la cinta que lleva en la muñeca, imagino que es el capitán, me voy a llevar un 2x1 con este hombre.

Mi futuro esposo lanza el balón al vampiro desnutrido esquelético y este se estrella con su pecho tirándole hacia atrás, hago una mueca de dolor al imaginar cómo se sentiría eso, aunque de otra manera ya lo sentí.

Escucho como el entrenador sopla muy fuerte del silbato y le hace señas para que tome asiento en las bancas, justo al lado mío.

—Eso debió doler —digo y solo observo como se encoge de hombros, hombre de pocas palabras.

Descartado de mi lista.

No es como si quiero hablar contigo, porque eres feo. Mi niña interior chilla.

—Ese chico es muy bueno —le digo señalando a mi futuro esposo, solo porque no me gusta estar mucho tiempo en silencio.

—Es Blake —dice en voz baja y yo susurro varias veces Blake para saber que se siente en mi boca, es un muy bonito nombre, vuelvo a tomar un sorbo de mi agua. —Es mi hermano —siento como mi garganta se cierra y no le da espacio al agua entonces la escupo y empiezo a toser.

Mientras estoy tosiendo siento como el vampiro golpea mi espalda y entonces empiezo a llorar un poco por el dolor en mi espalda, trato de detener las arcadas y con mi mano golpeo al vampiro para que deje de golpear mi espalda adolorida.


¿Hermanos? ¿esa hermosura creada por Cristo Jesús, con ayuda de los dioses de Egipto, sumergido en el rio Nilo, acariciado por las flores más bonitas del mundo, iluminado por la luz divina del Señor, es hermano de esto?


Cuando dejo de toser le observo incrédula y éste me devuelve la mirada, hasta sus ojos azules son feos, parecen opacos, no se parece en nada a mi Blake.

—Si, Sé que no nos parecemos en nada —ni que lo digas bebé —. Pero somos hermanos.

—Oh —Es lo único que digo y me levanto de los asientos sin despedirme del vampiro para caminar hacia Jess, toco su hombro y ésta gira en mi dirección. —El vampiro es hermano de mi Blake —Casi le escupo y ella solo arruga la nariz, gesto que hace cada vez que esta confundida.

—¿Qué?, ¿quién demonios es Vampiro, o mi Blake? —pregunta confundida

—No tu Blake, Mi Blake —digo y ella solo arruga más la nariz, entonces tomó su barbilla y señalo al vampiro Y luego giro hacia Blake —. Ese es Blake.

—Te dejo un rato y ya te sabes el nombre y todo —Dice y se carcajea un poco para luego ponerse seria —Pero no se parecen en nada.

—Eso mismo dije yo —respondo y aprieto los labios.

—Así que te gustó Blake —No pregunta, solo afirma, así que me encojo de hombros ¿para qué negarlo?, el tipo es muy sexy —. Bueno, tengo que continuar con las pruebas, así que mi consejo es que puedes utilizar al Vampiro como tú dices, y usarlo de carnada para acercarte a Blake —diciendo esto se da la vuelta y se acerca al grupo de las animadoras.

Vuelvo mi atención al vampiro y las palabras de Jess se repiten en mi cabeza: puedes utilizar al vampiro y usarlo para acércate a Blake.

—Vampiro, tengo una misión para ti

19 de Octubre de 2019 a las 15:55 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capitulo Uno

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión