Sustituto - (Relato Corto) Seguir historia

jamesenletras James Marsh

El Cielo se encuentra llorando, llorando por aquellas personas que cayeron ante su macabro y petulante juego, llorando por las almas que no podrán encontrar la paz, las almas que guardan el rencor de miles de bestias. Llorando, por los pocos que logran sobrevivir al juego. El sustito... ¿Te suena el nombre?


Paranormal Lúcido Todo público.

#paranormal #thriller #terror-psicológico #terrorpsicológico
1
489 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo - Paredes

La lluvia cae, oigo como cada gota cae y se disuelve en el piso del exterior, escucho como resuenan, una y otra, y otra vez. Así como también puedo oír al techo llorar mas gotas aún, gotas las cuales caen dentro de la habitación humedeciendo sus cuatro paredes… Mientras el eco, simplemente rebota dentro de esta habitación. Haciendo acto de presencia, en estas cuatro paredes infernales, el musgo se expande en aquellas zonas humedecidas por antiguas gotas de lluvia, que quizás lleven décadas humedeciendo ese mismo lugar.

Las únicas preguntas sin respuestas, que inundan, llenan y carcomen mi cabeza; ¿Por qué estoy aquí? ¿Cómo salgo de aquí? Será que si… ¿Será que si lloro, grito o me lamento, tarde o temprano Alguien vendrá? Esas simples preguntas, me seguirán hasta el día de mi posible y prematura muerte. Si es que siquiera eso, él, me permite tener. Él que me encerró en este maldito lugar, encadenándome aquí, con estas oxidadas cadenas. En un basurero que apesta a odio, rencor, lágrimas… Sangre… Y ese musgo, ese musgo que se extiende por donde alguna vez hace años, hubo humedad, donde alguna vez hubo charcos de agua. En donde la única fuente de luz que penetra en la habitación, proviene de una sucia, dañada y en muy mal estado ventanilla, en donde con algo de suerte, solo el brazo de un niño pequeño podría entrar. «Si, Y solo si tal vez pudiera romper estas cadenas, si tan solo estuvieran un poco más oxidadas, si tan solo tuviera un poco más de fuerza para romperlas, tal vez y solo tal vez, así escaparía de este infierno» Exclamé a la vacía habitación, mientras simplemente con la poca fuerza que me quedaba, intentaba no perder la cordura. O por lo menos, la poca que me quedaba. Pero no… Solo puedo sollozar y lamentarme en esta fría habitación.

Más temprano que tarde, escucho como esa gran puerta de metal que se encontraba frente a mí, esa gran puerta oxidada y pesada que ahogaría los gritos de cualquier persona, imposibilitando que fuera encontrada, esa puerta empezó a abrirse, causando que empiece a chirriar de una manera terrible, llenando la silenciosa habitación con su estruendoso y inquietante ruido. «Está aquí» exclamé entre mis pensamientos. Está aquí, nuevamente para observar mi penoso estado de vida, mi penosa situación, para simplemente reírse con su estúpida, engreída y ególatra risa, nuevamente aquí para restregarme en la cara, el cómo robo mi vida, el cómo robo mi familia. Y el cómo engaño a todos para hacerlos caer en su macabro, egoísta y petulante juego.

Nuevamente aquí…

17 de Octubre de 2019 a las 21:03 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo CAPÍTULO I - ¿ESCAPE?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión