¿Qué no puedes? Seguir historia

O
Ocampo Vargas


No puedo escribir una buena sinopsis, lo siento, me hace falta inspiración.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
869 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿Qué no puedes?

No podía hacerlo, me hacía falta inspiración. Acerque mi café, otro sorbo, teclee en la máquina, mordí el emparedado, arranque la hoja, la lancé lejos, luego me lleve una mano a la cabeza "No puedo hacerlo" pensé por octava vez. Después del siguiente sorbo, decidí que me faltaba inspiración, eche un vistazo a los rayos del sol que se filtraban por la ventana. "Apenas las nueve", mire mi reloj de mano "¿podré tener lista la novela antes de las cuatro del día siguiente?". Llene el termo con lo que me quedaba de café, me puse el suéter de lana que me tejió mi esposa en año nuevo, cogí la sombrilla y salí de casa. A unas cuantas calles, se encuentra el parque.


Escogí un buen lugar al parecer, estoy sentado en una banca. A mi costado izquierdo (a unos cuantos metros), una pareja de novios parecen discutir, no puedo escuchar nada, pero eso ayuda a hacer volar mi imaginación "¿Por qué estarán discutiendo?" imagino muchas cosas saliendo de la boca de la chica: "¡¿Por qué te acostaste con mi hermana?! ¡No debiste hacerme una escena de celos en aquella fiesta! ¡Dijiste que solo eran amigos! ¡¿Volviste a prestarle dinero a ese hijo de puta?!". La chica se lleva las manos a la cabeza, camina de un lado a otro, finalmente se aparta del chico, poniéndole un final a la conversación con una palabras que me parecen de decisión rotunda. De un momento a otro la chica pasa frente a mi banca, sin querer cruzamos miradas, algo que extrañamente me hace estremecer. Cuando se aleja, me siento contento, ya tengo inspiración.


...


No puede hacerlo. Ese idiota, no me puede juzgar tan fácilmente. Por eso lo he citado en el parque. Ahora estoy frente a él. Me dice que no está de acuerdo con mi decisión, que cree que me hago daño, que me pongo depresiva, y yo le digo que eso a él no le importa, es lo que menos debe de importarle. Tenemos una fuerte discusión en donde defiendo mi postura, él me dice que entonces no podemos estar juntos, una vez más repite que tengo un grave problema, me llevo las manos a la cabeza "¡No puedes hacerme esto!" gritó internamente, camino para tratar de relajarme, entonces comprendo que es verdad, no puedo estar con alguien así. Alguien que piense así sobre mi, es porque no me quiere. Me alejo de él con la intención de irme. Pero antes le digo:


—Soy escritora, te guste o no, ejerceré mi pasión sobre toda dificultad, y si no puedes aceptar eso, entonces te doy la razón, no podemos estar juntos. Si me disculpas, tengo que terminar mi novela.







22 de Septiembre de 2019 a las 21:57 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~