Caracas mutante Seguir historia

pijon95 Simon Pacheco Wolf

Un conjunto de historias que hacen analogías metafóricas de la ciudad de Caracas, Venezuela, en los años 2000. Escrita por Victor Hugo Pacheco Torres [Mi padre].


Cuento Todo público. © Reservados

#cuentos #ficción #realismo #mitología #emociones #nostalgia #critica #politica #caracas #memoria #tradiciones #ritos
6
3.4mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción

Le escribo a Caracas estas líneas como un despechado que ahogado en las cervezas se pregunta el por qué del abandono, para luego ir a vomitar al inodoro y sacarlo todo afuera, para olvidar, para sentirse mejor. En el fondo, este es un ejercicio sin fin, porque sé que siempre vuelve, sé que ese dolor que siento al mirarla, al recorrerla, al recordarla aparece de nuevo y no cesa.

Le dedico estos capítulos para reconocerme en ellos a mí mismo, porque en una relación ambos tienen la culpa de lo malo o de lo bueno que suceda. No es lícito enumerar las fallas de los otros sin aceptar las propias.

Le construyo estos párrafos no para criticarla, sino para expresar ese sentimiento que llevo dentro de mí como un gato que te araña el corazón por dentro y maúlla allí hasta dolerte, hasta lastimarte porque los crueles, los asesinos, los asaltantes, los corruptos, los indiferentes, los impunes en esta ciudad no son los criminales, sino los amores que vas dejando y encontrando en cada esquina, en cada estación, en las vivencias que has tenido y que se aparecen en tu memoria, en tus sueños como lloronas con el alma en pena en busca de algo en vano.

Ya no importa si vivo allí o no, lo único que importa es que estuvimos juntos. No sé si regresaremos, lo que sé es que estas cicatrices que Caracas ha dejado en mí y han forjado lo que soy, son imborrables...

5 de Septiembre de 2019 a las 19:37 0 Reporte Insertar 4
Leer el siguiente capítulo Caracas mística

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión