Una Occidente en Corea Seguir historia

pau_emi Paulina Almanza

_ ¿Oye estas bien? Alguien me hizo una pregunta, pero estaba tan mareada que no escuche bien la pregunta, levante mi cabeza y era un chavo el que me estaba sosteniendo, dios sí que era guapo. _ ¿Te encuentras bien?, ¿Te lastimaste? _ me doble sobre mi estómago con la mano en la boca. _ Voy a vomitar _ ¿Qué dijiste, no te escuche? _ se acercó más a mi rostro y no pude sostenerlo más, vomité sobre su camisa y sus zapatos. No supe cuánto duré vomitando, pero que bien se sentía sacarlo, mi mareo ya estaba mejorando. Me pare y me topé con el rostro del chavo que me había estado sosteniendo hace un momento y créame si esos ojos hubieran sido armas ya estaría muerta.


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Sólo para mayores de 18.

#romance #juvenil #got7
0
675 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capitulo 1

_ ¿Te sientes bien? _ me pregunto mi mejor amiga Karen,

_ sí, solo un poco mareada.

No se me dan bien los vuelos y acabamos de aterrizar en el aeropuerto de Incheon en corea del sur y ahora me encuentro sentada en una de las sillas con mi cabeza entre las piernas esperando que se me pase el mareo y las ansias de vomitar, esto no me habría pasado si me hubiera acordado de comprar mis pastillas para el mareo, pero como estaba tan feliz de que por fin nos estábamos mudando a corea del sur no me acorde.

_ Voy a ir a buscar un taxi para que nos lleve a la casa _ Levante mi cabeza de mis piernas y mire a Karen,

_ Un taxi ¿que no se supone que compramos tres carros? _ Karen solo se me quedo viendo con cara de “enserio estas mal” por la pregunta

_ Sí, pero todavía están en la agencia, mañana debemos pasar por ellos, pero por lo pronto un taxi será suficiente.

Le dije que si con mi cabeza porque las náuseas estaban regresando y puse mi cabeza de nuevo entre mis piernas y Karen puso su mano en mi espalda y la empezó a sobar.

_Creo que mejor voy a conseguirte algo para tu mareo y después iré por el taxi, espérame aquí.

Donde más se supone que la iba esperar con este mareo, no puedo ni con mi alma y mi cabeza está empezando a doler y más con el escándalo que ahí, levante mi cabeza y busque donde era el alboroto, al parecer alguien famoso estaba llegando había mucha gente gritando como locas y hasta estaban divididas en dos filas dejando espacio en medio para que alguien pasara, mis nauseas aumentaron y puse mi mano en mi boca para no vomitar como el exorcista, me pare a buscar un baño de prisa y genial estaba del otro lado de las filas me puse a caminar rápido buscando un espacio para pasar corriendo al baño pero no me dejaban pasar y me empezaron aventar hacia adelante y apretujándome por todos lado, las empecé aventar para que me dejaran pasar y me tropecé y caí arriba de alguien los gritos aumentaron de volumen y mi dolor de cabeza empeoro.

_ ¿Oye estas bien?

Alguien me hizo una pregunta, pero estaba tan mareada que no escuche bien la pregunta, levante mi cabeza y era un chavo el que me estaba sosteniendo, dios sí que era guapo.

_ ¿Te encuentras bien?, ¿Te lastimaste? _ me doble sobre mi estómago con la mano en la boca.

_ Voy a vomitar

_ ¿Qué dijiste, no te escuche? _ se acercó más a mi rostro y no pude sostenerlo más, vomité sobre su camisa y sus zapatos.

No supe cuánto duré vomitando, pero que bien se sentía sacarlo, mi mareo ya estaba mejorando. Me pare y me topé con el rostro del chavo que me había estado sosteniendo hace un momento y créame si esos ojos hubieran sido armas ya estaría muerta.

_ Te volviste loca _ Me le quede viendo, este niño me estaba diciendo loca, que demonios.

_ ¿A quién demonios le estas diciendo loca?,

_ A ti, me vomitaste todo,

_ Yo, el loco eres tu ¿cuándo te vomite?,

_ Me acabas de vomitar _ estaba tan enojada cuando Karen llego y me jalo del hombro y me voltio para verla.

_ ¿Qué está pasando? ¿porque no me esperaste en las sillas? _ me volteé hacia el tipo que estaba a mi espalda y lo señalé con el dedo.

_ Este tipo está diciendo que yo lo vomite _ volteo a ver al tipo con el que me estaba peleando cuando dijo que demonios y volteo a verme al rostro con cara de horror.

_ ¿Por qué me estás viendo así?

_ Te volviste loca, vomitaste al pobre chavo y después lo agredes.

_ Tú también me estás diciendo loca, yo no he vomitado a nadie

Me agarro por los hombros y me señalo al chavo de cuerpo completo, mire su pecho completamente lleno de vómito y después sus zapatos y me quede lívida.

_ Ahí dios mío si lo vomite, Karen lo vomite.

_ Si ya me di cuenta pídele una disculpa Paulina.

Volteé a verlo y estaba furioso sus amigos se estaban riendo de él, cuando me iba a disculpar llegaron un montón de guardias de seguridad y nos empezaron aventar y se los llevaron, Karen y yo nos quedamos paradas viendo como los sacaban del aeropuerto a toda prisa y no pude disculparme con él.

_ No puedo creer que le vomitaste encima y para colmo lo llamaste mentiroso en su cara con la clara evidencia en su ropa.

Tenía recargada mi cabeza en el asiento del taxi que agarramos después del accidente con los ojos serrados escuchando como Karen me la cantaba, el taxi se detuvo de repente por la gran fila de carros que teníamos delante de nosotros, Karen seguía gritándome cosas sin parar y fue el colmo cuando empezó a golpear mi brazo derecho.

_ Oye tampoco es para que me estés golpeando estaba muy dispuesta a disculparme con él, no es mi culpa que llegaran un montón de gorilas a sacarlo del aeropuerto a toda prisa.

Karen volteo a verme furiosa.

_ Deja de gritarme y mira fuera de la ventana _ voltee a ver hacia donde me estaba diciendo.

_ ¿Qué quieres que vea? _ yo solo veía la cuidad, Karen me señaló con su dedo un gran cartelón donde estaban 7 chavos posando y en grande en la parte superior decía GOT7.

_ ¿Que con ese cartelón? _ soltó un suspiro de frustración.

_ Mira el tercer chavo a la izquierda del cartelón _ mire nuevamente el cartelón que me estaba diciendo y al chavo, pero no comprendía quien era ese tipo, la mire.

_ ¿Qué con ese tipo? _ me miro con odio profundo, aunque yo sé que era porque la estaba sacando de quicio, la mire con mi carita inocente.

_ No se parece al tipo que vomitaste en el aeropuerto _ ahora la loca era ella y se lo demostré con mi mirada, ella soltó otro suspiro.

_ Solo míralo bien _ voltee a ver al cartelón y pues si se parecían mucho, y me voltee al chofer.

_ Adhussi ¿me podría decir quiénes son los chavos que están en ese cartelón? _ el señor volteo hacia donde le decía y regreso la mirada al frente para comenzar a conducir.

_ Son un grupo de kpop muy famoso aquí en corea, si no me equivoco hoy regresan _ Karen solo volteo a verme y yo me empecé a reír a carcajadas.

El taxi se detuvo enfrente de Songpa Micro Housing es un gran edificio departamental en Seúl Gangbang, antes de venirnos compramos un departamento y una casa que todavía está en construcción arreglando unos pequeños detalles antes de mudarnos y nos estaremos quedando en nuestro departamento, Karen le pago al taxi en lo que yo le pedía las llaves a la recepcionista.

_ Hola disculpa soy Camila Rodríguez del departamento 134, puedo solicitar las llaves para ingresar por favor _ La recepcionista se me quedo viendo con cara de disgusto.

_Creo que se equivocó de edificio señora _ ahora era yo la que la miraba con cara de disgusto.

_ Estoy bastante segura que este es el edificio, así que por favor me podría dar las llaves del departamento _ la tipa se paró de su haciendo para hacerme frente.

_ Nosotros no vendemos ni rentamos nuestros departamentos a gente como ustedes así que retírese o llamo a seguridad.

Qué demonios a gente como yo, ahora si ya me enojé.

_ Yo pensé que en este país no había racismo, pero al parecer me equivoque, hágame el favor que llamar a su gerente si usted no sabe hacer su trabajo y no me haga perder mi tiempo _ la tipa puso cara de enojada y fue a su escritorio a llamar por teléfono, estaba tan enojada cuando llego Karen.

_ ¿Qué paso, porque estas, enojada? _ la voltee a ver echando fuego por los ojos.

_Porque esta tipa dice que no venden ni rentan los departamentos a gente como nosotras _ se me quedo viendo con cara de incredulidad.

_ ¿Qué? No entiendo porque te dirían algo así _ Cuando le iba a contestar llego un señor de unos 50 años con la recepcionista, ella le dijo algo y nos voltearon a ver, el señor se acercó a nosotras.

_ Hola, creo que debe de haber un error no hemos vendido ningún departamento señorita, lo más probable es que se equivocaran de edificio.

Le iba a empezar a decir sus cosas cuando Karen se me adelanto.

_ Nos tendrá que disculpar usted, pero tengo los papeles de la compra del departamento en este edificio y estoy bastante segura de que deben de tener el registro de la compra, así que podrían checar en su sistema en lo que saco los papeles de mi bolso.

Karen se le quedo viendo con cara de haber dígame algo, el señor se voltio y le dijo a la tipa que buscara el registro en el sistema mientras ella sacaba de su bolsa unos papeles, la tipa se le quedo viendo al don con cara de sorpresa y el don se acercó a la computadora para comprobar lo que le dijo la tipa, Karen se acercó a ellos con una sonrisa de “ven, les dije que si hicimos la compra”.

Yo me empecé a reír cuando Karen les dijo.

_ Si tienen más dudas aquí están los papeles por si los quieren revisar _ les enseño los papeles y se les quedo viendo, el don y la tipa pusieron cara de disgusto, Karen agarro los papeles y los guardo en su bolsa los volteo a ver y les dijo.

_ Si ya no hay más dudas me podrían dar las llaves del departamento 134, si son tan amables, por favor _ se les quedo viendo con cara de “no era una pregunta” el don enojado se voltio a ver a la tipa.

_ Dale las llaves _ se voltio hacia Karen.

_ Le pido una disculpa por los inconvenientes _ hiso una reverencia hacia Karen y después se voltio conmigo y también hiso la reverencia, Karen con una sonrisa le regreso la reverencia.

_ No hay ningún problema yo sé que los errores a veces suceden, pero asegúrese de que sus recepcionistas estén enteradas de la información antes de insultar a sus clientes.

Karen se le quedo viendo con obvio disgusto al don cuando se lo dijo, el don no le dijo nada y la tipa se acercó a darle las llaves.

_ Muchas gracias.

Le dijo Karen a la tipa barriéndola con la mirada y se voltio y empezó a caminar hacia donde yo estaba parada cerca de los ascensores con las maletas en la mano, me miro con una sonrisa en el rostro de “les calle la boca a los desgraciados”, y yo le regrese la sonrisa orgullosa de ella.

Por fin el ascensor se detuvo en el piso de nuestro departamento, al abrirse las puertas se muestra un pasillo con toques de blanco y crema en las paredes adornadas con cuadros y lámparas color negro, Karen se quedó maravillada cuando entramos.

_ Sí que es bonito, yo pensé que ibas a escoger algo más extravagante _ solté una carcajada porque bien que me conoce, pero cuando vea el departamento me va a golpear.

_ Como crees, es mejor algo sencillo, es más bonito y admirable _ volteo a verme con una sonrisa y siguió caminando, abrió la puerta y se quedó pasmada en la entrada.

_ Es hermoso Camí, aunque los colores van más contigo que conmigo, pero esta hermoso _ me pare aun lado de ella en la entrada y suspire.

El departamento definitivamente era enorme y Karen era mas de colores pasteles y yo de colores oscuros así que el departamento tenia una combinación de negro, café y blanco. Entramos y dejamos las cosas en la entrada, nos quedamos paradas viendo todo a nuestro alrededor, el departamento ya estaba amueblado no quise complicarme pidiendo también muebles como con la casa así que lo compré con los muebles incluidos, por las fotos pensé que no iba a estar tan interesante, pero esta de lujo. Tenía de todo, la sala era enorme, una Smart tv yo le calculo de unas 65 pulgadas, la cocina era enorme y tenia isla que genial, el comedor era para 6 personas, pero lo más increíble era la vista, lo compre en el centro de Seul para poder movilizarnos más rápido, así que teníamos vista a la ciudad, la terraza tenia piscina, jardineras y camastros para tomar el sol y disfrutar de la alberca y todo lo necesario para hacer carne asada.

Karen y yo estábamos anonadadas viendo la sala y la cocina y salí corriendo al ver la piscina y brinqué como niña chiquita de lo feliz que estaba.

_ Esto está más que genial Karen_ corrí y la abrasé y nos empezamos a reír.

_ Vamos a ver las habitaciones Cami _me jalo y entramos corriendo al departamento para ver las habitaciones.

_vamos a ver primero la tuya nena.

Abrí la puerta y grito de felicidad, su habitación era enorme con una gran cama matrimonial con sábanas blancas y llena de almohadas en el centro, tenía un armario que era prácticamente otro cuarto lleno de estantes y cajones para guardar su ropa, zapatos, joyas, etc., bancos para sentarse cómodamente y tenia una puerta que en realidad eran dos espejos del tamaño de la pared para entrar al enorme baño con jacuzzi y regadera, en el centro había un tocador muy hermoso color azul cielo a Karen le encantaban los colores pastel a diferencia de mí que me encantaban los colores oscuros, los estantes para guardar toallas, papel, jabones, etc., todo lo que ocupa un baño eran del mismo color que el tocador, se veía muy colorido, pero a ella le encanto.

Regresamos a la habitación para seguir viendo, la habitación tenía una mini sala en colores crema y blanco con un equipo completo de karaoke, una pantalla de 55 pulgadas empotrada en la pared y un escritorio. Todo en colores pastel.

Nos dejamos caer en la cama que estaba deliciosa.

_ Que bien se siente la cama, vas a dormir muy bien _ le dije y se empezó a reír y me abrazo.

_ Estoy muy segura de que tu cama va a estar igual de cómoda que la mía querida, vamos a verla _ me agarro de la mano y salimos de su habitación y entramos a la mía que estaba enfrente de la suya.

Mi habitación era igual de grande que la suya, mi cama también era matrimonial pero las sabanas eran de un negro azabache con almohadas color gris y blanco en el centro, mi armario que también era otro cuarto estaba igual de equipado que el de Karen, una puerta corrediza que daba al baño con jacuzi y regadera, un tocador en el centro color blanco, que raro, todo lo demás eran colores entre negro, rojo y azul marino.

Regresamos a la habitación, también tenía una mini sala, aunque la mira era blanca con rojo y negro, centro de karaoke, la gran pantalla, etc., lo mismo que Karen, pero con diferentes colores. Nos acostamos en la cama de espaldas viendo el techo.

_ Estos esta genial ¿no crees nena? _ le pregunte a mi compañera.

_ Si esto es genial, vamos a empezar una nueva vida aquí, mañana tenemos que ir por lo autos y buscar un local bien ubicado para poner la tienda y empezar a trabajar _ me voltee de lado dándole la espalda a la ventana y la vi con un puchero.

_ En serio tenemos que empezar a trabajar _ me levante dando un brinco y quede enfrente de la cama y ella se sentó con las piernas cruzadas enfrente de mí.

_ Claro que tenemos que empezar a trabajar, también tenemos que ir al súper a comprar la despensa y checar los muebles que vamos a comprar para la casa _ me di media vuelta y me senté a un lado de ella con cara de resignación

_ Está bien, _ Karen se levantó de la cama y camino hacia la puerta.

_ Sera mejor irnos a dormir mañana va a ser un día muy largo y ya es tarde _ mire fuera de la ventana y ya estaba oscuro, suspire.

_ Olvide por completo el cambio de horario y hoy fue un día de locos _ se empezó a reír a carcajadas.

_ Tienes toda la razón fue un día de locos sobre todo contigo cantando Oaxaca sobre un sexy chavo y para acabarla es famoso _ me le quede viendo ofendida.

_ Ya deja de reírte lo bueno que nunca lo volveré a ver _ se limpió los ojos llenos de lágrimas por la risa.

_ Si tienes razón ya me voy a dormir descansa _ cerró la puerta y se fue a su cuarto.

Me levante de la cama y fui por mi maleta a la entrada, regrese a mi cuarto y tome un baño rápido estaba muy cansada para disfrutar del jacuzzi. Salí envuelta en mi toalla me senté en la cama y me empecé a poner crema en mi cuerpo, no soy exactamente delgada pero tampoco estoy gordita, aunque si lo fui, viví la mayoría de mis años con un cuerpo robusto, hasta hace unos 4 años me puse a dieta y me obsesione con mi peso y termine como estoy ahora una mujer con curvas y cuerpo definido pero no exagerado solo ice ejercicio para que mi piel no terminara caída por la pérdida de peso, también me ayudaron las clases de baile y la dieta matadora que mi entrenador me puso, ahora me encuentro en mi peso ideal de 62k para mi altura de 1.72cm, me estire después de ponerme la crema y me puse mi piyama color negro con lunas blancas y me acosté, me voltee de lado hacia la ventana abrace mi almohada y me quede dormida.

31 de Julio de 2019 a las 23:17 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capitulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas