Reencarnando en una Elfo/Demonio Seguir historia

J
Julian Herrera


Intentando ser el Héroe de la escuela, mis amigos y yo terminamos viendo el Infierno, yo Reencarno en una... ¿!Mujer!? Reencarno en una Mujer, Mitad Elfo y Mitad Demonio, y con una gran carga encima, Soy la Reina Maga, y no es todo, me tomo una gran tarea que abarcará gran parte de la historia, una tarea que me pondré después de perder a alguien Te invito a ver mis aventuras en el cuerpo de una Mujer...


Fantasía Viaje en el tiempo Todo público.

#hero #258 #245 #312 #332 #328 #217 #229 #402 #336 #243
2
700 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Heroe

Unos estruendos interrumpieron la clase, y de repente se escuchan muchos gritos y gente corriendo hacia nosotros


Me encontraba en el salón de clases, este quedaba en el tercer piso de la Escuela, todos a mi alrededor estaban alterados, ya varios comenzaban a asustarse

Los estruendos eran disparos y estos cada vez se escuchaban más y más cerca, afuera del salón parecía acumulada muchas personas, alguien no dudó en abrir y todos los que se encontraban afuera entraron y se refugiaron en las esquinas del salón


Era una tontería quedarse aquí sentados sin hacer nada, si nos quedamos aquí tendremos menos opciones para salir ilesos de esta situación

Nosotros éramos el curso más alto de la Escuela, por ende, somos los mayores. A mi lado se encontraban mis amigos, contándome éramos seis


En mi cabeza la única opción que se me ocurría era pelear, era la más peligrosa. Pero, no lo hago para salvarme, lo hago para salvar a aquellos que no pueden

Para lograrlo necesito de ayuda. Volteé a verlos y parecían que también recurrirán a la opción de pelear


Yo: ¿Están Listos?


Voltearon a mirarme y estaban completamente horrorizados, pero sus ojos irradiaban fuego. Solo que, las únicas armas que teníamos a nuestro alcance eran unas…….. Unas simples Escobas


Empuñamos las escobas y tenía una idea, pero lo más importante. Como puede ser que los más “Débiles” y en los que menos puede confiar alguien “Normal”, seamos los que van a dar la cara por ustedes


Miré a lo que se creían “Los más Hombres”, al verme solo voltearon su mirada con un increíble terror. Todos los que se encontraban en el Salón solo murmuraban que somo unos Tontos, y tienen Razón, somo unos tontos al Luchar por gente que solo es un estorbo


Yo: Yo bajaré primero, esperen mi señal…


Rastus: Solo prométanme algo…


Rastus media alrededor de 1,65 y es muy delgado, y es un rolo marica


Blen: ¿Qué es?


Blen media alrededor de 1,71, su pelo parece al de una esponja, parece al de un afro y también es muy delgado


Rastus: Ninguno Morirá…


Nos miramos y juntamos nuestras manos y las alzamos gritando Viviremos. Uno de los Matones estaba subiendo las escaleras y estaba gritando - ¿Dónde se escondieron? ¡Igualmente van a morir! - Al verlo instantáneamente salté encima de él, dándole un escobazo en todo su cráneo


El matón se desmayó y vi al frente y parecía valer verga. Cuatro de sus compañeros me estaban apuntando. Rápidamente usé el cuerpo del que golpeé, lo usé como un Rehén y como escudo


Ellos no dudaron en disparar, y una gran ráfaga de balas eran incrustadas en mi Escudo, unas lo atravesaron, pero solo me rozaron. Los Cuatro quedaron sin balas y ese es el momento para atacar


Yo: ¡Ahora!


Rápidamente los Cinco bajaron las escaleras para abalanzarse contra los cuatro. Para derrotarlos, uno lo sostenía mientras otro le daba madrazos en su cara hasta noquearlo y así hicimos contra los cuatro


Después de derrotarlos, Observamos nuestro alrededor y las paredes y el suelo estaban llenos de sangre y lo peor, se veían muchos cuerpos y todos estaban sin vida, ellos no tuvieron piedad contra ninguno

Quedé un poco paralizado, ya que podía ver personas que conocía, quería llorar…, pero la batalla todavía no a acabado, Miré a mis amigos y ellos estaban llorando


Yo: Sigamos, no dejaremos que sus muertes sean en vano…


Cogimos las armas de ellos, no tenía muy buena puntería así que era el único que todavía empuñaba la escoba, ya que no había más armas


Al fondo de los dos pasillos se podían ver en total Veinte terroristas corriendo hacia nosotros, y nos gritaban -Están rodeados, Ríndanse y los mataremos- Como si fuéramos a hacer eso


Se oía un altavoz afuera de la Escuela, parecían se los policías, llegaron un poco tarde…, - ¡Necesitamos que alguien quite los obstáculos que bloquean la Puerta! - En mi cabeza solo decía ¡¿Qué?! Estas pidiendo cosas imposibles…, como quieres que pasemos alrededor de más de Quince Matones…

Tristán y Pólux se pararon al frente de nosotros, y parecía que no me iba a gustar lo que escucharé de ellos

Tristán: Vayan… nosotros nos encargaremos de estos (Dijo poniendo su mano en mi hombro)



Sin más choqué mis manos con la de ellos, Arthur, Blen y Rastus hicieron lo mismo, confié en ellos, no podía dejar que perdieran esa motivación.


Tristán tenía el cabello muy corto y media alrededor de 1,82 y era muy delgado, Pólux media alrededor de 1,69 y tenía su cabello un poco corto y parecía flaco, pero tenía su buena pancita


Golpeé mi pectoral como una despedida, bajamos rápidamente y ya se podían escuchar los disparos en el segundo piso, teníamos que hacer todo lo posible para abrir esa puerta


Nos escondimos detrás de un muro y vimos tres cuidando la entrada y ocho en el campo, parecía torturar a unos niños. Pero, escuchamos a mucha gente bajando las escaleras detrás de nosotros…


Yo: ¡Que está pasando aquí!, Que pasó con Pólux y Tristán…


Todo el plan se fue para abajo, y parece que Pólux y Tristán ya están visitando el otro mundo, y parecía que nosotros tendríamos el mismo destino


Lo único que se nos ocurrió fue correr, bala tras bala rosaban nuestros cuerpos, en estos momentos no se me ocurría nada. Arthur rápidamente se da la vuelta y comienza a disparar, matando como a cinco, pero el deja de disparar… Tenía un gran hoyo en su frente


Hice lo mismo, y era el único que no tenía un arma de fuego, ellos al verme no me dispararon… les dispararon a Blen y Rastus, sentí una gran desesperación, y era el único que seguía vivo


¿?: Que idiota, matamos a tus amigos y aun así te quedas sin hacer nada… Que inútil (Dijo acercándose a mi). Este parecía el que dirigía a estos… tenía una gran barba y media igual a mi


Estaba completamente paralizado, y estaba completamente rodeado… si hacia algún movimiento podría morir al instante, Estaba muy enojado, ya que aun así sigo quieto…


¿?: Solo quedas tú, esto estuvo muy aburrido, veamos si puedes divertirme ¡Peleemos!


Era la única opción que se me ocurría, pelear, aun así, hare todo, todo lo posible por no decepcionarlos…


Alcé mis puños, como un boxeador, y solo pensaba en ellos, al ver contra el que iba a pelear, mis ojos irradiaban fuego, quería matarlo


Corrí hacia él, y su rostro solo se presentaba una sonrisa, él me apuntó con su arma y disparó hacia mi brazo, pero…


Yo: ¡¿Crees que puedes vencerme con solo eso?, ¿crees que me rendiré?!


En mi mente solo recordaba los vergonzosos nombres que nos pusimos, Arthur, Pólux, Tristán, Blen, Rastus y yo ¡Phoenix!


Estaba muy cerca de él, él estaba asustado, así que decidió presionar el gatillo, saliendo una gran ráfaga de balas, impactando en mis brazos y pernas, estos dejaron de funcionar


¿?: ¡¿Como puedes moverte después de tantos tiros?! (Gritó asustado)


Con lo poco de fuerza que me quedaban en mis pies, salté hacia el tipo pegándole un cabezazo con mi cabeza cayendo encima de él


Phoenix: AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH


Las palabras no me salían, solo salían gritos, y mis ojos comenzaron a brotar de sangre haciendo que estos sean completamente rojos. Mordí su nariz con todas mis fuerzas, sus compañeros comenzaron a dispararme


Rompí su tabique y con más fuerza arranqué su nariz, y luego le di cabezazos en su rostro, los esfuerzos del tipo no fueron suficientes para quitarme y los gritos del tipo hacía que sus compañeros comenzaran a agarrarme por mi espalda para alejarme


Parecía un demonio, estaba aferrado a él, y mordía su rostro, su cara estaba sin piel, y él ya estaba muerto… Miré a los que me estaban alejando y ellos instintivamente se alejaron…


Me levanté y en esos momentos no sentía ningún dolor, balas y balas atravesaban mi cuerpo, pero… solo miré al cielo


Phoenix: Amigos… Ya no puedo más… este cuerpo dio todo… Amigos… siento decepcionarlos… espero… que nos podamos… Volver… a… ver………


Arthur media alrededor de 1,58 y su cabello le llegaba a los ojos y era muy fuerte como yo. Me decían Phoenix, y mido 1,70 y tengo el cabello largo y hacía mucho ejercicio y veía mucho anime…

30 de Julio de 2019 a las 21:33 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo !¿Soy una mujer?!

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 8 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión