El Hombre y la Armonia Universal Seguir historia

F
Fredy Rey


Se trata de un enfoque personal de lo que la realidad del universo, nuestro universo, ES y su relación con el hombre, nosotros. Son las conclusiones de un trabajo de todo una vida de exploración, investigación y análisis, en los campos de la ciencia, la filosofía, las religiones, la literatura, y todos los campos que tienen que ver con un tema tan amplio y complejo


No-ficción Todo público.

#universo #realidad #dios #creacion #infinito #armonia #espiritu
1
855 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los martes
tiempo de lectura
AA Compartir

LA VIDA EN EL UNIVERSO

El universo NO ES ese espacio sideral infinito, mayormente vacío, poblado por galaxias, estrellas, agujeros negros, planetas, meteoritos, polvo estelar y todo lo que vemos cuando miramos al espacio exterior. NO

La verdadera materia del universo es algo mucho más sutil que la 'materia' que conocemos que, en todo caso, se parece más a las ideas, la imaginación, los sueños… al espíritu, y que es lo que conforma el universo mayormente pero, que nosotros no podemos ver o difícilmente nos podemos percatar de ella. Por eso se dice que el universo es "MENTAL".

La materia que nosotros vemos y conocemos es entonces solo eso, un elemento que nosotros, y solo nosotros, podemos ver, oir y sentir con nuestros sentidos que, también, solo nosotros poseemos, y que trabajan en coordinación con nuestros cerebros, que son propios de nuestra especie.

Vivimos además en un planeta infinitecimal, dentro del infinito del universo, preguntándonos siempre si existirán otros planetas con vida como la nuestra.

Además, somos seres finitos, muy finitos, que estamos en permanente transformación, desde que nacemos hasta que morimos, sin que nada de nosotros permanezca estable e indefinídamente, excepto, quizás, nuestro espíritu, del cual conocemos muy poco.

Dentro de este gran universo 'inmaterial' que nos cobija, parecemos movernos dentro de una 'dimensión' propia, en la que podemos operar sólo a través de nuestros sentidos, mientras que nuestro espíritu sí parece pertenecer al ámbito del espíritu universal, al que podríamos llamar ARMONIA UNIVERSAL.

El mundo, o dimensión material humanos, no parecen ser ni el orígen ni nuestro destino final.

El universo es mucho más que eso aunque, lamentablemente, no lo podemos 'ver' en su mayor parte pero al que, eso sí, querámoslo o no, pertenecemos aunque sin ser muy conscientes de él.

Si aceptamos que la materia 'real' del universo es algo más sutil que nuestra materia humana y a la que podemos llamar 'Armonía', o Armonía Universal, para todo propósito, entonces no nos queda otro camino que buscar nuestra relación con ella, tratar de entenderla y comprenderla y, por supuesto, tratar de conectar con ella.

Pero, además sabemos, o intuimos, que ya somos parte de ella, sin entenderla muy bien, y que nuestro vínculo con ella se da a través de nuestra parte espiritual.

Desde esta perspectiva, el espíritu humano adquiere una dimensión muy práctica y concreta y se trata nada menos que de conocer mejor y tratar de vincularnos mejor a la realidad del universo, tal cual ES, en este mismo momento, y en todo momento.

De esta manera también podemos comprender más claramente que nuestro vínculo con DIOS es más real, concreto y cotidiano de lo que pensamos, y ya no se trata más de historias, cuentos, mitos o fantasías.

Nosotros y Dios estamos aquí, en este momento, y somos parte de la misma realidad.

El problema para nosotros es resolver esta relación aquí y ahora, pisando tierra y lidiando cotidianamente con todo nuestro entorno material y social, y las circunstancias que nos toca vivir.

Queda claro entonces que todo el esfuerzo en conectarse con la armonía del universo debe pasar, necesariamente, por el control y dominio de nuestra materia humana, y este sí que es un trabajo serio, duro y difícil, pero a la vez, sublime y fascinante. Es la tarea más interesante e importante que podemos emprender en nuestras vidas.

En la tarea de armonizar nuestras vidas vamos, básicamente, a tratar de restablecer el contacto con la armonía universal imperante, y no aislarnos en los avatares de este pequeño y limitado mundo en que vivimos.

Tenemos que aceptar y asumir que el hombre, así como su mundo, es un ser muy pero muy limitado, a diferencia del universo que lo rodea y cobija; tan limitado que nosotros mismos reconocemos lo rápido que pasa la vida, una vida que difícilmente podemos comprender y, mucho menos, controlar.

Pero no solo somos limitados por una vida muy corta sino, también, estamos limitados por nuestros sentidos y lo que estos nos puedan decir y por la gran complejidad de la vida, en donde no solo no podemos entendernos y comprendernos nosotros mismos sino, tampoco, la interacción con todos los otros individuos, objetos y circunstancias que nos rodean.

Es por eso, y por muchas otras razones que, el esfuerzo por buscar nuestra armonía, tiene que y debe ser un esfuerzo exclusívamente personal, independientemente de que se pueda coincidir con el esfuerzo de otros individuos.

"Los buscadores de la verdad pueden coincidir en el camino"




29 de Junio de 2019 a las 04:55 2 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS

Comenta algo

Publica!
FR Fredy Rey
28 de Junio de 2019 a las 21:41
FR Fredy Rey
28 de Junio de 2019 a las 21:37
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión