0
815 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

Sus pisadas provocan el inconfundible sonido “Chop, chop” cada vez que presiona su zapato en lo profundo de un charco. El aire rancio y apestado de alcohol golpea duro a cada órgano de su sistema digestivo. Es la cuarta arcada que disimula como todo un caballero. El sonido distintivo de platillos siendo azotados al son de una melodía particular sacude sus tímpanos con violencia.

Aun se cuestiona porque siempre sede cuando de reunirse se trata.

El cielo es testigo de su traición, y por primera vez el que la vista gorda haga lo hace sentirse aliviado.

— ¡Hola guapo! — una mujerzuela se franelea contra la parte frontal de su cuerpo. Es inmutable, sabe que está por delante de los deseos carnales de la raza humana.

La mujer insiste, a pesar de no poseer la sobriedad de una dama al salir de la iglesia. Algo le dice que ya ha puesto a prueba sus encantos hasta el límite esta noche.

—Con ese rostro, te lo hago gratis — se inca ante sus pies y este adquiere una postura rígida al sentir sus frías y libidinosas manos en los botones de su jean.

—Ya vete, zorra — El desprecio de aquellas palabras compunge al ser celestial y aquella mujer que se quiebra en una mar de lágrimas allí hincada ante la figura imponente de aquel majestuoso ser.

Puede sentir la liviandad y fragilidad de su cuerpo en cuanto la tomo de sus hombros, la sujeta hasta que la misma está de pie.

—Ya no hagas esto — son las únicas palabras que pronuncia el ser. La extraña y promiscua mujer discierne el mensaje a pesar de su estado etílico, asiente y el silencio la acompaña hasta desaparecer.

Aquella noche un pacto se firmó, el armisticio tuvo lugar en la tierra de los inocentes y de testigos a los cándidos.

Cuenta la leyenda, que la verdad se ocultó y la traición protagonizo su mejor papel.

26 de Junio de 2019 a las 13:48 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo ADN

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión