Los Guardianes de Almas Seguir historia

fawayne Fa Wayne

Amelia posee una habilidad muy poco peculiar, ella puede ver el alma de las personas. Una noche por azares del destino es quemada viva y transportada al Limbo, ahí conocerá a Azrael, una especie de ángel guardián que le asigna la misión de proteger el alma de ciertos individuos, a cambio de ello podrá regresar a la tierra, a simple vista parece una tarea sencilla si no es porque en el camino se topa con Dante, un demonio muy peligroso que tiene la única misión de impedir que esas almas sean resguardadas y transportar a Amelia al infierno. El cielo y el Infierno inician una guerra por obtener la habilidad de ella y ninguno de los dos bandos estará dispuesto a ceder "Su alma sera arrastrada al infierno y se hundirá en las profundidades del abismo Así bajara un ángel para salvarla y llevarla al cielo eterno"


Fantasía Todo público.

#cieloeinfierno #angelesydemonios
1
381 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Prefacio

La luz de la luna invadía la habitación de ambos jóvenes.

Amelia y Rodrigo se encontraban durmiendo profundamente uno frente a otro, las gotas de la lluvia comenzaban a caer golpeando ferozmente contra la ventana, nada podía despertarlos aún sabiendo que el peligro estaba cerca.

El reloj marcaba la tres de la madrugada cuando Amelia se despertó azorada, había tenido una pesadilla pero no lograba recordarla, miro a su alrededor buscando el consuelo de su hermano pero Rodrigo ya no estaba.

Sin alterarse se quitó las colchas de encima y bajo los pies sintiendo el suelo helado, un trueno provoco el crujido de las ventanas. Apresurada camino para encender el interruptor de la luz cuando una sombra frente a ella la detuvo en seco.

En ese preciso momento cayó un fuerte rayo creando una franja de luz que ilumino la habitación, el pánico la invadió, aquella sombra la había visualizado una y otra vez en sueños, ella sabía perfectamente de quién se trataba pues una ocasión a raíz de sus pesadillas empezó a investigar aquello, frente a ella tenía al demonio encargado de capturar almas, considerado el subordinado de Satanás, frente a ella se encontraba Mefistófeles.

Amelia comenzó a retroceder hasta llegar al punto de topar con la pared pues ya no tenía a donde avanzar.

Mefistófeles se acercaba a ella, oliendo su temor y viendo dentro de su alma para ser marcada, los truenos se repetían constantemente creando destellos iluminando la habitación por segundos, una vez que estuvo lo suficientemente cerca este con una voz fuerte le dijo.

— Tu alma se irá al infierno.

Segundos después desapareció por completo y en su lugar apareció Rodrigo con una especie de daga en la mano.

Este se encontraba empapado cubierto por la lluvia y restos de sangre, Amelia lo observaba sin poder articular palabra alguna, en ese momento un cuchillo fue arrojado hacia ella, Rodrigo maniobro rápidamente cubriendo a su hermana mientras el cuchillo se clavaba en la pared, Amelia pasó la mirada del cuchillo a su hermano esperando una explicación.

Antes de que él pudiera contestarle una explosión afuera de la casa hizo que las ventanas explotaran en miles de fragmentos, Rodrigo agarraba a su hermana de la mano e intentaba sacarla de ahí.

Al llegar a la estancia Amelia se detuvo en seco y mirando escaleras arriba le gritó a sus padres con desesperación intentando subir de nuevo.

Rodrigo la agarró del brazo y negó con la cabeza.

— Ya no hay nada que hacer por ellos, tenemos que salir de aquí.

Amelia miró a su hermano con lagrimas en los ojos, un momento bastó para que viera como un cuchillo atravesaba su pecho, acto seguido este caía por la escaleras.

Gritando con todas sus fuerzas Amelia bajo rápidamente y sostuvo el cuerpo de su hermano mientras lloraba con intensidad. Miró a su alrededor y vio a varias personas con túnicas negras que se empezaban a reunir en torno a ella. De un momento a otro la casa empezó arder en llamas.

Se levantó y quiso salir corriendo de ahí pero no pudo pues no se lo permitían, de poco a poco las llamas empezaron a consumir todo, empezó a toser y se le dificultaba el respirar. Una de aquella personas se acercó hasta ella, al estar frente a frente saco una daga, Amelia lo único que pudo hacer fue cerrar los ojos al sentir la punzada profunda en su cuello.

Las llamas empezaron a consumir todo, el fuego se propago por toda la casa e inerte Amelia se quedó en medio de la estancia desangrándose con las llamas consumiendo su cuerpo.

24 de Junio de 2019 a las 01:14 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Fa Wayne << No s� si los escritores son solitarios o es la soledad la que empuja a escribir >> No hay mucho que contar sobre mi, soy una chica a la cual le encanta escribir, amante de la lectura, de la buena m�sica y sobre todo del t� y el caf�. Escribo desde hace muchos a�os y se que aun me falta mucho por aprender, y tener m�s experiencia pero siempre trato de poner todo de mi para que aquellos que leen alguna de mis novelas disfruten una buena historia -Instagram: @ fa_wayne -Facebook: Wayne Fa

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~