Deus Mortuorum Seguir historia

ivanmedina01 Iván Medina

Conjunto de relatos cortos de terror. Unos te impactarán, y otros te dejarán helado...


Horror No para niños menores de 13.
1
438 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Sonido de cadenas

Llevo varios días viviendo la misma pesadilla. Muchas de las noches de este último mes un espeluznante sonido de cadenas me ha desvelado a altas horas de la madrugada.

La primera vez que este horrible acontecimiento sucedió solo me tapé los oídos y me oculté bajo la fina colcha hasta que todo pasó. A la mañana siguiente todo estaba normal, ningún cambio en el pasillo ni tampoco en mi habitación.

Cada noche que esto sucedía el sonido de cadenas se volvía cada vez más fuerte y un frío inaguantable inundaba toda la habitación.

Conforme los días pasaban yo me iba encontrando cada vez más vacío; lo que fuese lo que provocaba ese horrible sonido me estaba consumiendo. Cada vez que ocurría el suceso me temblaban las piernas, e incluso algunas veces no podía ni levantarme de la cama.

Anoche ya me encontraba acostado, mirando al techo. Esa noche tenía que salir al pasillo, tenía que ver al ser que me estaba arrebatando la vida.

Estuve más de 3 horas mirando al techo y pensando que pasaría cuando lo viese, ¿iría a peor, o quizás me volvería a sentir mejor? Lo que sea que sucediese, tenía que plantarle cara.

Aproximadamente a las 4 de la madrugada el infernal sonido de cadenas volvió a resonar por toda la planta. En ese momento un escalofrío recorrió mi espalda, y mi estómago comenzó a removerse…no me sentía para nada bien. Como pude me levanté lentamente de la cama, y me acerqué silenciosamente a la puerta.

Muy despacio la abrí, y entonces lo vi: Una criatura muy alta y delgada, cubierta por un manto negro se encontraba de espaldas a unos pocos metros de mi puerta; de sus tobillos colgaban una par de viejas cadenas oxidadas, de las cuales provenía ese espeluznante sonido.

La criatura se percató de mi presencia y rápidamente se giró hacia donde me encontraba. Rápidamente cerré la puerta, solo me dio tiempo a observar por un breve instante las vacías cuencas de sus ojos muertos. Me acosté en la cama, me cubrí con las sabanas y esperé hasta el amanecer.

Ya es de noche y acabo de escuchar como cesaba el sonido de las cadenas, creo que ese monstruo está frente a mi puerta. Maldito el día que me diagnosticaron cáncer, maldito el día en el que me internaron en este hospital, y maldito sea el rumor de que la muerte es una experiencia tranquila.

21 de Junio de 2019 a las 16:56 1 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo El Sello del Mal

Comenta algo

Publica!
Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
Muy buena historia, el final es estremecedor
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión