LAS LÁGRIMAS TAMBIÉN SON BELLAS Seguir historia

america_clark2703 America Clark

Elizabeth Price esta apunto de comenzar una nueva vida, desde que quedo huérfana a los 5 años ha tenido que vivir en un ambiente desconocido, ha tenido que acomodarse a las circunstancias de su vida, ha aprendido a fingir y siempre sonreír, pues las lagrimas son horribles, aprendió que sus lagrimas son un desperdicio de tiempo y por esa razón nunca llora. Pero ahora que tiene 16 años, tiene que volver a empezar desde cero en un nuevo lugar, junto con su madre adoptiva siempre exigente y su hermana Alice. En este nuevo lugar encontrara respuestas de su pasado, respuestas que nunca hubiera querido encontrar, pero con ellas comprenderá lo rota que estaba y que quizá las lagrimas también son bellas, siempre y cuando Nate este a su lado. Acompáñame en esta pequeña historia donde Beth comprenderá mucho de su vida, donde conocerá gente nueva con la que crecerá como persona y donde conocerá a su primer amor.


Ficción adolescente Todo público.

#juvenil #sonrisa #lagrimas #traicion #secrets #familia #amor #misterio
0
364 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

PROLOGO

Cuando despiertas en un lugar desconocido por primera vez en tu vida esperas que sea en casa de una amiga o de familia cercana, obviamente no esto, nunca esto. Me toma unos instantes recordar donde estaba, ya volvía a tener pesadillas y despertarme aquí no es que me ayude mucho la verdad. Quiero a mami, a papi, a Gabe y a Rainbow, quiero mi cama, mi habitación, mi casa. Tengo cinco años y entiendo que los accidentes existen, entiendo que las personas van al cielo, entiendo que soy pequeña y entiendo que por esa razón no puedo vivir solita.

Ya han pasado un par de semanas desde que desperté en el hospital con una máscara para ayudarme a respirar o eso dijo la señora de cara amable, con ojos miel y cabello marrón que estaba el día que abrí mis ojitos.

-Hola Elizabeth, por fin despiertas cariño-dijo la señora amable al lado de mi cama en un habitación con paredes blancas y azules-.Me llamo Mer y soy tu enfermera.

-Hola-dije con una voz ronca y con dolor en mi garganta aunque no recordaba porque, tal vez sería el efecto de esta cosa que me cubría la boca y la nariz, me molestaba, así que me la quite.

-Oh no, Beth, déjate eso, es como una máscara para que respires bien-dijo Mer-.Descansa chiquilla y en un rato hablamos tu y yo.-dijo con una sonrisa que me pareció triste.

Poco imagine que esa sonrisa triste era el principio de algo horrible. Poco imaginé en ese momento que diría que mi casa se había quemado y que mis padres, mi hermano Gabe y mi perrito Rainbow habían muerto. Cuando Mer regreso, lo hizo con un policía, un doctor y una señora que llevaba un traje serio.

-Hola Elizabeth soy Amanda y soy trabajadora social-dijo la señora de traje, es bella, con ojos marrón oscuro, cabello dorado como el trigo y piel trigueña-.Debemos hablar contigo de lo que sucedió hace unos tres días.

-¿Qué?-dije mientras el doctor me revisaba con la ayuda de Mer, pero justo en ese momento lo recordé todo, un fuego intenso, acompañado de gritos desesperados, ladridos de Rainbow que estaba a mi lado y luego el perro me estaba arrastrando hacia el patio, no le costaba mucho pues él era grande y yo pequeña, pero me desmaye antes de salir de la casa y los gritos fue lo ultimo que escuche-.¿Y mis padres, Gabe, Rainbow?-dije con temor y lágrimas en mis ojos del color del mar, como decía mi padre cuando yo lloraba.

-Lamento mucho decirte esto pequeña, pero tus padres, tu hermano y el perro murieron en el incendio-dijo el policía-.Creemos que Rainbow te saco del incendio y cuando volvió a ayudar al resto ya no pudo salir, un vecino te saco del patio y llamó a emergencias, pero ya era tarde cuando llegaron los bomberos.

Recuerdo que lloré hasta el cansancio y que cuando me sentí mejor me trajeron aquí, un lugar para niños sin padres, niños sin hogar, niños como yo...

-¿Dónde estamos?-pregunte al bajar del coche con la ayuda de Amanda.

-Elizabeth esto es un orfanato, son para cuidar de niños sin padres o que necesitan un lugar seguro para vivir-Amanda me miro hacer una mueca y luego como se me estaban humedeciendo mis ojitos.-.Aquí hay muchísimos niños con los que jugar a lo que a ti te guste, y tal vez algún día tengas un nuevo hogar.

-Pero yo no quiero un nuevo hogar, quiero mi hogar-Lloriquee sabiendo que era imposible, ya no tenía un hogar donde volver o una familia que me esperara en el-.Yo no necesito que cuiden de mí, yo ya soy una niña grande.-dije en lo que sabía con anticipación era un fallido intento de no entrar en ese lugar, mamá una vez me dijo que era una niña grande, pero no tan grande como para vivir sola como pronto lo hubiera hecho Gabe si no hubiera ido al cielo.

-Elizabeth aun eres pequeña para vivir sola y además aquí no te faltara nada-dijo Amando con un suspiro-.Y si llegas a tener un nuevo hogar debes poner de tu parte para que puedas quedarte en él.

Volví a observar el edificio que se alzaba ante mí, era un edificio de tres pisos, bastante grande como para ser un colegio, se parecía al instituto donde estudiaba Gabe. Pero este edificio no era tan bonito como el de Gabe, este tiene las paredes marrones con pintura que se desprendía de ellas, tiene un patio de juegos a un lado pero no como el de mi guardería, este es viejo y se está deteriorando, hay árboles lo cual a mi parecer es lo único bonito de este lugar. Entiendo que tengo que quedarme aquí, pero no es justo, nada de esto lo es, pero es lo que ha sucedido, lo que sucede ahora.

Cuando desperté de una pesadilla sobre monstruos de fuego y gritos, ya no quería dormir más, no cuando todo mi mundo está destrozado y esta realidad me perseguía hasta en los sueños, ya no era Elizabeth Parker, hija de George y Jessica Parker, hermana de Gabriel Parker, dueña de Rainbow, la niña que vive en la bonita casa azul, la niña que asiste a la guardería Butterfly y que asiste a los servicios dominicales en la iglesia sin falta, esa ya no era yo, ahora tengo que volver a ser yo misma desde cero, pues ya no puedo ser la misma de antes, nunca más podré ser la misma de antes.

21 de Junio de 2019 a las 02:00 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo CAPITULO 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión