異国の Seguir historia

D
Dante Vanetti


Su fuerte tristeza y su persistente rechazo a la sociedad le transforman en una bestia herido de muerte, indigno de ser humano.


Historias de vida Todo público.

#reflexiones #pensamientos #soledad #muerte #vida #alone #sorrow #sad #life
0
424 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Primer Borrador

He esperado tanto tiempo este momento, el momento de mi muerte. He esperado tanto este momento, el momento en que hundiéndome dejo de pensar para solo poder recordar y permitirme liberar el peso de mi propia persona, de mis errores, de mis fracasos, de haber asesinado a la persona que pude haber sido, de haber roto mi vida y mi persona de manera irreparable, de no reconocer al hombre que veo frente al espejo.

Sumergido en la presión de la oscuridad, recuerdo que mi vida ha estado llena de vergüenzas, observando películas, libros, gente, llegué a la conclusión de que no tengo ni la mas mínima idea de lo que es vivir como ser humano. Paradojicamente desde joven, he sido otorgado o maldecido tal vez de un ego y un idealismo puro e incomprendido, maldecido con un hambre enorme de obtener lo que nunca he podido experimentar.

Mi familia nunca ha logrado entender este sentir precisamente porque nunca han llegado al punto en el cual ya no hay retorno, algo cambia obscuramente en tu interior y no vuelve jamas a ser como antes, es un punto sin retorno, pienso que tal vez no quieren ver ciertos puntos de la realidad y se engañan a si mismos de forma egoísta diciéndose que así deben ser o así son las cosas, apostando por un partido político y sus pocos innovadores ideales, cuando la realidad es bastante diferente y extensa, tal vez no se pueda esperar mucho más del ser humano, no lo se, tampoco se si quiera pensarlo y llegar a la respuesta, me persigue la inquietud y el miedo de sentirme diferente a todos. Casi no logro conversar con los que me rodean, mi manera de decir y sentir las cosas no congenia con su agrado o con el agrado de la masa.

Desde pequeño recuerdo haber discernido en opiniones e ideales con mis pares y con mis familiares, radicalmente parecía ser aquel punto diferente en la masa uniforme de pensamiento, se me imponían pensamientos en la escuela, en la familia con los cuales nunca pude integrar. Al verme solo en mi forma de pensar, sentía enloquecer al no encontrar lugar mas que en mi mismo para darle forma a aquellos ideales y pensamientos contenidos. Comencé a pensar que no sabría como vivir con otros seres humanos ya que no lograba hacerles llegar mis pensamientos como tampoco lograba integrar sus pensamientos que para mi persona eran como mínimo discordantes.

Como niño, comencé a dudar si era pertinente cuestionar pensamientos ajenos ya que por ello me di cuenta un pequeño atisbo del horrible lado oculto de las personas, aquel lado frío, agresivo y poco empatico que sale a relucir cuando hay un choque de ideas, en mi joven infancia eso se tradujo en golpes, gritos y aislamiento, ciertamente una condición innata muy desmotivante.

Recuerdo nunca haber entendido a la gente, el no poder compatibilizar nuestras aparentes diferencias dio origen a un miedo o desconfianza en mi habilidad de hablar o actuar como un ser humano, por ello mantuve mis agonías solitarias encerradas en el pecho y mi melancolía e inquietud, disfrazadas como un humor irónico.




20 de Junio de 2019 a las 02:50 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas