Carta a mi admirada SEF femenino Seguir historia

loboferoz LUIS ENRIQUE ESCRIBANO

Quiero expresar lo orgullosos que estamos de nuestras chicas y enviarles toda nuestra energía para jugar contra China


Inspiracional Todo público.
0
460 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Carta a la seleccion española de futbol femenino

Cuando era pequeño, jugaba al fútbol sala en el equipo del colegio. Esta disciplina, eminentemente técnica, era dominada, afortunadamente para nuestro equipo, por nuestro ariete y punta de lanza, que sin embargo, guardaba una peculiaridad con respecto a nosotros, el resto de su equipo: Se llamaba Nerea.

Recuerdo con emoción ver a Nerea sobre el campo resolviendo partidos, con la misma emoción con la que este mes, lucho desde mi sofá, insuflando energía a Jenny Hermoso, Irene Paredes o Lucia García.

Por eso mismo, aguardo con máxima expectación el encuentro de esta tarde ante China. Se ha hablado muchas veces durante estos días sobre las especulaciones en torno a quedar terceras, para evitar a EEUU en el hipotético cruce… vosotras estáis por encima de todo eso. Ellas tendrán más licencias profesionales o ganaran más dinero, pero nunca podrán igualar la pasión y la ilusión de nuestras guerreras.

Y por ende, nunca tendrán la bota de seda de nuestra Hermoso, con la que dio un recital de conducción y pase ante las germanas, o con la que se hartó de perforar redes ante Sudáfrica. Nunca tendrán tampoco el fuego y la pasión (y ese incesante caño tras rebote) de nuestra pequeña Lucía García. Ellas tampoco cuentan con el comodín de la baraja, nuestra incansable Marta Corredera, a la que también anime en Canadá y ya no se en cuantas posiciones la he visto no solo hacerlo, si no lo que es más difícil, hacerlo bien. Yo que soy un tipo duro, y era central (porque también jugué al futbol aparte de al fútbol sala), me gustan muchísimo más y me representan mejor las centrales de mi selección femenina que los centrales de la masculina (creo que influye que soy del Atleti, así que no me gusta Sergio Ramos…). A saber, la gran patrona de Zaragoza, María Pilar León, con su fiereza, su excelsa salida de balón en la que se nota profundamente el gen Barca (81 inicios de juego contra Sudáfrica), e Irene Paredes, la jugadora del PSG es una de mis debilidades.

Debo confesar que la prefiero en las conferencias de prensa (mas relajada), que cuando la enfocan mientras suena el himno, en este momento de la ceremonia, pone una cara que me atemoriza un poco más…

Sin embargo, Paredes es una de mis favoritas. Su entereza, su saber estar, siempre va al cruce con elegancia y mucha eficiencia, es solidaria, y una buena compañera, ya que esta perfecta en las coberturas. Animo Irene esta noche, seguro que Wang ya está sufriendo en el hotel…

Y llegamos al momento ineludible de hablar “¡Oh, capitana, mi capitana!”

He oído esta semana mucho sobre: “¿Torrejón ha necesitado apoyo durante la semana?”

Por favor… ¿Ustedes creen que una gran campeona y una gran capitana como ella necesita que la consolemos? Esta mujer ha llegado a la final de la Champions, estuvo en Canadá, es una inteligente bióloga, y se ha puesto la “Roja” más de 22 veces. Y a parte de todo eso, cuando te veo en el campo, siento que me representas, me siento orgulloso de que seas mi capitana, y mucho mas de que seas humana, porque te equivocas, como todos, pero actualmente, también soy entrenador en una escuela de futbol femenino y les digo a mis chicas, algo muy sencillo y que a ti a buen seguro, te han dicho muchas veces:

“Claro que vais a equivocaros, todos lo hacemos, yo mismo soy el primero que lo hago. Lo importante es levantaros, y trabajar para que esos errores, no vuelvan a producirse”.

Gracias Marta, eres un ejemplo para nosotros, seguro que hoy saldrá bien.

Y de Torrejón a Torrecilla, y tiro porque me toca. Torrecilla, me encanto tu partido ante Alemania (hasta que te lesionaron, claro), no obstante te vi muy fuerte y certera en las coberturas, parecías un camión de bomberos que apagaba cualquier fuego. Espero que te recuperes pronto.

Además, debemos sentirnos afortunados de poder contar con la Messi de las chicas, Silvia Meseguer, ella no es un camión de bomberos, es el Ministerio de Defensa en pleno, me asombra su gran capacidad para robar, temporizar y ofrecer ayudas incansablemente, así como los disparos que realiza desde la frontal.

También, en afán de animaros, me gustaría enviar mi energía más positiva a Nahikari. Me tienes un poco enfadado porque soy del Atleti, y me fastidiaste la final de la Copa de la Reina, y ahora que estoy en tu lado, no metes goles…

Sin embargo, es emocionante ver cómo te bates el cobre en el trabajo defensivo, como nunca te rindes, o como tu coletilla revolotea entre los centrales rivales.

Me gusta nuestro desequilibrio por las bandas con Mariona y Alexia, sus bicicletas, y quería decirle a Alexia, que yo también he leído “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, pero que afortunadamente, vosotras ya no sois esa niña desconocida e ingenua que escapa del peligro corriendo a través, sino mujeres valientes que miran al rival a la cara, sea quien sea (Alemania), y por eso este país, o al menos yo, estamos tan orgullosos de vosotras.

No me quiero olvidar de nadie, y por supuesto no de Patricia Guijarro y Aitana Bonmatí de las cuales ya me enamore el verano pasado, o de la maravillosa sonrisa y alegría de Leila y sus subidas por banda, a la que me gustaría ver un poquito en el Mundial, así como a mi colchonera Andrea Falcón, a su tocaya Andrea Pereira, eres toda una inspiración y un ejemplo para mi, y para todas las personas que tienen diabetes. Y si nos enfrentamos a las “barras y estrellas” no temáis, siempre podemos utilizar a nuestra espía Celia Jiménez y me queda la infranqueable Ivana Andrés.

Capítulo aparte merecen dos leyendas como Amanda y Losada. El fútbol femenino ha progresado mucho en los últimos y eso se ha logrado, como decía Isaac Newton “gracias a subirme a hombros de gigantes”. Vosotras sois nuestras gigantes. Tengo una plantilla senior de mujeres adultas, ansiosas por comprar la camiseta de Amanda o Losada, gracias por todo, y porque es emocionante veros de rojo (y en el caso de Amanda también de rojiblanco).

¿Creiáis que me había olvidado de nuestras porteras? Este año, tuve la oportunidad de también poder entrenar a las porteras de mi escuela, tuve una gran maestra en el curso de entrenadores, una antigua portera del Atleti llamada Irene, que se retiró por una lesión de espalda, asi que he visto muchos videos de entrenamientos grabados de Lola,que han sido mi mejor formación, y confieso que Oblak y Lola, sois unos referentes. Como no admirar también Sandra Paños, alguien que con sus paradas, llevo al Barcelona, a la final de la Champions, o a la pequeña Sun, que se seguro que estará preparada si la toca el turno.

En definitiva, he pensado bastantes veces si debía hacer esto no, si tendría alcance,si vosotras, con lo concentradas que debéis estar, llegaríais a leerlo o no, o si simplemente os apetecería leer a un desconocido…

Al final, creo que es el mejor momento para hacerlo, y espero que os llegue antes de que salgáis a calentar y demás.

Hubo un día, en el que las mujeres no podían votar, pero un grupo de ellas se empeñaron en cambiar la historia. También existió un día en que las canciones de una artista como “Cecilia” (a la que la mayoría no conoceréis porque sois muy jóvenes), eran vetadas y censuradas por el régimen, porque la consideraban demasiado moderna y no interesaba la realidad que había en sus letras. Y también hubo el día en el que escuchasteis “el fútbol no es para las chicas”. Pero sólo los hubo y no son el día de hoy, porque hoy es el día en el que los españoles ondean sus banderas en las terrazas, enorgulleciéndose de vosotras, es el día en el que tenéis la sala de prensa llena, es el día en el que muchos hombres (como yo), se emocionarán mientras os ven por televisión, es el día en el que un equipo de once chinas, se enfrentaran a un equipo de 45 millones. Y en definitiva, también es el día en el que el fútbol español hace historia, gracias a vosotras.

Detrás de un gran triunfo siempre hay una gran mujer (ó 23), estamos muy orgullosos de vosotras, y pase lo que pase, mi corazón ya lo habéis ganado.

Cuando era pequeño, jugaba al futbol sala en el equipo del colegio. Esta disciplina, eminentemente técnica, era dominada, afortunadamente para nuestro equipo, por nuestro ariete y punta de lanza, que sin embargo, guardaba una peculiaridad con respecto a nosotros, el resto de su equipo: Se llamaba Nerea.

Recuerdo con emoción ver a Nerea sobre el campo resolviendo partidos, con la misma emoción con la que este mes, lucho desde mi sofá, insuflando energía a Jenny Hermoso, Irene Paredes o Lucia García.

Por eso mismo, aguardo con máxima expectación el encuentro de esta tarde ante China. Se ha hablado muchas veces durante estos días sobre las especulaciones en torno a quedar terceras, para evitar a EEUU en el hipotético cruce… vosotras estáis por encima de todo eso. Ellas tendrán más licencias profesionales o ganaran más dinero, pero nunca podrán igualar la pasión y la ilusión de nuestras guerreras.

Y por ende, nunca tendrán la bota de seda de nuestra Hermoso, con la que dio un recital de conducción y pase ante las germanas, o con la que se hartó de perforar redes ante Sudáfrica. Nunca tendrán tampoco el fuego y la pasión (y ese incesante caño tras rebote) de nuestra pequeña Lucía García. Ellas tampoco cuentan con el comodín de la baraja, nuestra incansable Marta Corredera, a la que también anime en Canadá y ya no se en cuantas posiciones la he visto no solo hacerlo, si no lo que es más difícil, hacerlo bien. Yo que soy un tipo duro, y era central (porque también jugué al futbol aparte de al fútbol sala), me gustan muchísimo más y me representan mejor las centrales de mi selección femenina que los centrales de la masculina (creo que influye que soy del Atleti, así que no me gusta Sergio Ramos…). A saber, la gran patrona de Zaragoza, María Pilar León, con su fiereza, su excelsa salida de balón en la que se nota profundamente el gen Barca (81 inicios de juego contra Sudáfrica), e Irene Paredes, la jugadora del PSG es una de mis debilidades.

Debo confesar que la prefiero en las conferencias de prensa (mas relajada), que cuando la enfocan mientras suena el himno, en este momento de la ceremonia, pone una cara que me atemoriza un poco más…

Sin embargo, Paredes es una de mis favoritas. Su entereza, su saber estar, siempre va al cruce con elegancia y mucha eficiencia, es solidaria, y una buena compañera, ya que esta perfecta en las coberturas. Animo Irene esta noche, seguro que Wang ya está sufriendo en el hotel…

Y llegamos al momento ineludible de hablar “¡Oh, capitana, mi capitana!”

He oído esta semana mucho sobre: “¿Torrejón ha necesitado apoyo durante la semana?”

Por favor… ¿Ustedes creen que una gran campeona y una gran capitana como ella necesita que la consolemos? Esta mujer ha llegado a la final de la Champions, estuvo en Canadá, es una inteligente bióloga, y se ha puesto la “Roja” más de 22 veces. Y a parte de todo eso, cuando te veo en el campo, siento que me representas, me siento orgulloso de que seas mi capitana, y mucho mas de que seas humana, porque te equivocas, como todos, pero actualmente, también soy entrenador en una escuela de futbol femenino y les digo a mis chicas, algo muy sencillo y que a ti a buen seguro, te han dicho muchas veces:

“Claro que vais a equivocaros, todos lo hacemos, yo mismo soy el primero que lo hago. Lo importante es levantaros, y trabajar para que esos errores, no vuelvan a producirse”.

Gracias Marta, eres un ejemplo para nosotros, seguro que hoy saldrá bien.

Y de Torrejón a Torrecilla, y tiro porque me toca. Torrecilla, me encanto tu partido ante Alemania (hasta que te lesionaron, claro), no obstante te vi muy fuerte y certera en las coberturas, parecías un camión de bomberos que apagaba cualquier fuego. Espero que te recuperes pronto.

Además, debemos sentirnos afortunados de poder contar con la Messi de las chicas, Silvia Meseguer, ella no es un camión de bomberos, es el Ministerio de Defensa en pleno, me asombra su gran capacidad para robar, temporizar y ofrecer ayudas incansablemente, así como los disparos que realiza desde la frontal.

También, en afán de animaros, me gustaría enviar mi energía más positiva a Nahikari. Me tienes un poco enfadado porque soy del Atleti, y me fastidiaste la final de la Copa de la Reina, y ahora que estoy en tu lado, no metes goles…

Sin embargo, es emocionante ver cómo te bates el cobre en el trabajo defensivo, como nunca te rindes, o como tu coletilla revolotea entre los centrales rivales.

Me gusta nuestro desequilibrio por las bandas con Mariona y Alexia, sus bicicletas, y quería decirle a Alexia, que yo también he leído “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, pero que afortunadamente, vosotras ya no sois esa niña desconocida e ingenua que escapa del peligro corriendo a través, sino mujeres valientes que miran al rival a la cara, sea quien sea (Alemania), y por eso este país, o al menos yo, estamos tan orgullosos de vosotras.

No me quiero olvidar de nadie, y por supuesto no de Patricia Guijarro y Aitana Bonmatí de las cuales ya me enamore el verano pasado, o de la maravillosa sonrisa y alegría de Leila y sus subidas por banda, a la que me gustaría ver un poquito en el Mundial, así como a mi colchonera Andrea Falcón, a su tocaya Andrea Pereira, eres toda una inspiración y un ejemplo para mi, y para todas las personas que tienen diabetes. Y si nos enfrentamos a las “barras y estrellas” no temáis, siempre podemos utilizar a nuestra espía Celia Jiménez y me queda la infranqueable Ivana Andrés.

Capítulo aparte merecen dos leyendas como Amanda y Losada. El fútbol femenino ha progresado mucho en los últimos y eso se ha logrado, como decía Isaac Newton “gracias a subirme a hombros de gigantes”. Vosotras sois nuestras gigantes. Tengo una plantilla senior de mujeres adultas, ansiosas por comprar la camiseta de Amanda o Losada, gracias por todo, y porque es emocionante veros de rojo (y en el caso de Amanda también de rojiblanco).

¿Creiáis que me había olvidado de nuestras porteras? Este año, tuve la oportunidad de también poder entrenar a las porteras de mi escuela, tuve una gran maestra en el curso de entrenadores, una antigua portera del Atleti llamada Irene, que se retiró por una lesión de espalda, asi que he visto muchos videos de entrenamientos grabados de Lola,que han sido mi mejor formación, y confieso que Oblak y Lola, sois unos referentes. Como no admirar también Sandra Paños, alguien que con sus paradas, llevo al Barcelona, a la final de la Champions, o a la pequeña Sun, que se seguro que estará preparada si la toca el turno.

En definitiva, he pensado bastantes veces si debía hacer esto no, si tendría alcance,si vosotras, con lo concentradas que debéis estar, llegaríais a leerlo o no, o si simplemente os apetecería leer a un desconocido…

Al final, creo que es el mejor momento para hacerlo, y espero que os llegue antes de que salgáis a calentar y demás.

Hubo un día, en el que las mujeres no podían votar, pero un grupo de ellas se empeñaron en cambiar la historia. También existió un día en que las canciones de una artista como “Cecilia” (a la que la mayoría no conoceréis porque sois muy jóvenes), eran vetadas y censuradas por el régimen, porque la consideraban demasiado moderna y no interesaba la realidad que había en sus letras. Y también hubo el día en el que escuchasteis “el fútbol no es para las chicas”. Pero sólo los hubo y no son el día de hoy, porque hoy es el día en el que los españoles ondean sus banderas en las terrazas, enorgulleciéndose de vosotras, es el día en el que tenéis la sala de prensa llena, es el día en el que muchos hombres (como yo), se emocionarán mientras os ven por televisión, es el día en el que un equipo de once chinas, se enfrentaran a un equipo de 45 millones. Y en definitiva, también es el día en el que el fútbol español hace historia, gracias a vosotras.

Detrás de un gran triunfo siempre hay una gran mujer (ó 23), estamos muy orgullosos de vosotras, y pase lo que pase, mi corazón ya lo habéis ganado.

17 de Junio de 2019 a las 14:43 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas