Cuento corto
0
893 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

CARLOS BAUTE, EL ASESINO DE BRITNEY SPEARS



Ninguna gracia le hizo al cantor venezolano que lo convocaran como un simple telonero o soporte de Britney Spears, “La Princesa del Pop”, en un recital que se iba a ofrecer en la españolísima ciudad de Zaragoza, capital de la Comunidad de Aragón.

“A ver Bauteras, acompáñenme a la Fiesta en Aragón, seré telonero de Britney Spears, pero ustedes me convertirán en la estrella del evento” comunicó Carlos Baute en sus redes sociales.

Pese a que no le hizo gracia que lo redujeron a un rol de segundón, Carlos no iba a despreciar la posibilidad de estar en aquel evento, en su cruzada contra el régimen de Nicolás Maduro, en su país natal, Venezuela.

Dicen que aquella noche, una dama de alta alcurnia, que aparentaba tener unos cincuenta años, muy radiante, perfectamente vestida, se presentó ante Carlos Baute.

- Soy Lady Dumitrescu – dijo la dama – no soy española, pero heredé la Residencia de la Marquesa de Avila en las afueras de Zaragoza, os ospero esta noche, Carlos Baute, junto a Britney Spears serán mis huéspedes de honor.

Baute aceptó a regañadientes, solo atinó a contestarle:

- Quien te llena de alegría? como yo

- Quien te besa quien te mima? solo yo

- Quien te da tanto cariño? como yo

- Quien te da lo que tu pides? solo yo

El show iba a comenzar. Carlos salió a dar su show y aunque las bauteras se portaron muy bien las fans de Spears le coparon la parada. Para peor, las consignas políticas contribuyeron a arruinar el concierto de Baute.

La silbatina fue estruendosa, los vascos comenzaron a gritar “Bizi Euskadi eta errege izan”, los catalanes “Visca Catalunya i fos el rei”, los gallegos “Vivir Galicia e ser o rei” y los andaluces “Viva Andalucía y fuera el rey”. Las bauteras gritaban por Carlos Baute, en contra de Maduro, mientras los partidarios de Maduro insultaban a Carlos Baute.

Carlos arrancó con “Colgando de tus manos”, el sonido un desastre, despues siguió “Quien te quiere como yo”, otro fiasco y tras la tercera canción “Dame de eso”, Carlos cambió la letra y dijo “Dame Queso”, nadie se dio cuenta, el cantor dio por terminada la actuación.

Carlos se fue enojado y mientras Britney Spears brillaba en su actuación, le dio más bronca. El éxito de Britney Spears era espectacular. Baute estaba furioso, muy furioso. Se puso unos guantes blancos, mientras puteaba por el fallido show.

- La querían a ella, no debí aceptar venir a este show. Me comeré un Queso.

Carlos agarró un Queso que le habían regalado sus fans, y comenzó a degustarlo. Se comió un Queso entero. Spears salió triunfante. Baute seguía en un costado, solo, Spears se acercó hasta allí donde estaba el cantor venezolano.

- You are a stupid boy – le dijo Spears, o sea que le dijo que era un estúpido.

- ¡Giripollas! – dijo Baute en español - ¡Como dicen en Argentina, chúpame la pija!

El cantor se sacó los pantalones y quedó en bolas, Spears vio la pija del cantor venezolano y no lo pudo creer. Se agachó y empezó a chupársela. Baute quedó asombrado, no esperaba esa reacción de Spears. Entonces le empezó a chupar las tetas y la concha. Carlos quedo descalzo, sus pies olían muy fuerte, y Spears empezó a olerlos, chupárselos, lamerlos y besarlos, Baute despues la penetró, Spears estaba muy contenta, muy contenta. Disfrutaron mucho del sexo, demasiado, demasiado. Baute se dio por satisfecho. Britney quedó ahí, en un costado, Carlos Baute, siempre con los guantes blancos, iba a salir de aquel lugar, pero ahí se abrió la cortina. Una chica ingresó con un arma…

- Deberías estar preso, Carlos – dijo la chica – Ahora te la cogistes a Britney Spears. Pero no te las vas a llevar de arriba.

- ¿Quién sos?

- Soy Solange Mercier, la hermana de Tamara Mercier, la chica a la que asesinastes aquella noche, en Buenos Aires (1).

Carlos Baute abrió los ojos, creía que aquel incidente estaba totalmente olvidado. Se asustó, pero Solange le dobló la apuesta, mientras lo seguía apuntando con un arma.

- También cuando asesinastes a tus propias fans en La Mancha, todavía hoy la gente cree que un grupo republicano y que todo fue un atentado contra el Rey, sos un asesino, Carlos. Pero ahora te asesinaré, Carlos Baute.

La chica disparó, pero Carlos Baute con un gran movimiento, evitó que el disparo lo impactara, apenas le rozó el hombro, y tras un forcejeo, donde le sacó el arma a la chica, con tres disparos a los costados, redujo a la chica.

- ¡Socorro! ¡Ayudenme! – dijo Solange.

- ¡Sí, soy un asesino! ¡Un Quesón! – exclamó Carlos Baute - ¡No tendrás escapatoria! ¡No debistes haber venido aca! ¡Pero no te asesinaré con este revolver!

El cantor venezolano explotó de furia y descargó el revolver pero al aire, entonces agarró del cuello a la tal Solange, la comenzó a estrangular, la chica intentó resistirse, pero el cantor venezolano la fue estrangulando con fuerza, cada vez más fuerza, hasta que finalmente la asesinó.

- Queso – dijo Carlos Baute al terminar, mientras tiraba un Queso sobre el cadáver de Solange.

Carlos ya se iba a ir pero al mirar al costado se acordó de quien se había olvidado… ¡Britney Spears! La cantora estaba inconsciente, dormida…

Lady Dumitrescu apareció en ese momento…

- No te olvides Carlos, Britney y tu son mis invitados de honor. Ven a mi Residencia. Quiero la sangre de Britney Spears.

Baute se metió en el auto de Dumitrescu y metieron a Spears dormido en el mismo, se dirigieron entonces a la Residencia de la Marquesa de Avila, en las afueras de Zaragoza. Ya en la residencia, Spears se despertó y dijo:

- I'm going to sleep (Me voy a dormir) I loved having sex with you (Me encanto tener sexo con vos) – Spears le guinó el ojo a Carlos.

- ¡Se va! – dijo Carlos Baute.

- No importa. Disfrutad ahora de esta mesa de Quesos – le contestó Lady Dumitrescu.

Toda clase de Quesos había en la mesa. Los mejores Quesos no solo de España, sino de toda Europa. Baute disfrutó y se dio un festín con los Quesos.

- Me voy a dormir.

- ¿A dormir? Spears esta en la habitación 713 – dijo Dumitrescu – Anda a visitarla Carlos, pero recuerda quiero su sangre. Ja, ja, ja.

Carlos Baute se dirigió a la habitación 713, entró y vio a Spears desnuda, lo estaba esperando.

- Que no se enoje Martha Sanchez – pensó Carlos Baute.

Comenzaron a jugar intensamente con los pies primero, como le gustaba a Carlos, Spears se los chupó, olió, lamió y besó, una y otra vez. Despues Baute la acarició por todo el cuerpo, le hizo cosquillas en todos lados, le chupó las tetas, la concha, el culo, ella le chupó la pija, y la penetración fue sublime.

- Dame de eso, dame Queso, dame Queso – dijo Spears confundiendo la letra de una popular canción de Baute.

- Aca tenes el Queso – le dijo Carlos Baute, agarró un Queso que había al costado y se lo tiró a Britney Spears.

La mega estrella del Pop estaba contenta. Ahí fue cuando Carlos Baute recordó las palabras de Lady Dumitrescu.

- Quiero su sangre.

- Le daré la sangre de Spears a Lady Dumitrescu pero será de una forma creativa. Nada de cuchillos, revólveres ni estrangulamientos, eso se lo dejamos para otros Quesones. Esta es propiedad de Lady Dumitrescu, herencia de la Marquesa de Avila, ja, ja.

El cantor venezolano volvió a poner el Queso sobre el rostro de Spears y la dejó inconsciente. Rato despues, estaban en una sala de debajo de la Residencia, una especie de gigantesca y amplia mazmorra, Dumitrescu observaba todo desde un palco.

- ¡Le ofreceré la sangre de Britney Spears, amada Dumitrescu!

- ¡La memoria de la Marquesa de Avila os lo agradecerá!

Spears se despertó, Carlos Baute le dijo:

- Disfrutaremos de un gran desayuno, Britney, toma esta cubo de Queso.

Dumitrescu observaba todo, Britney no entendió nada en castellano, Baute se lo reiteró en inglés:

- We'll have a great breakfast, Britney, take this cheese cube.

Spears tomó el cubo de Queso, y lo comió, al masticarlo, exclamó:

- A delicious Cheese – dijo con alegría (Un Queso delicioso) - What is this Cheese called? (¿Cómo se llama este Queso?)

- Manchego, Queso Manchego, hecho con leche de oveja – le dijo Baute, en castellano, sin traducción alguna.

Sin embargo, al intentar masticar la manzana, salió de la misma, una bola, sí una bola, Britney lo notó, era una bola, no muy grande, pero una bola al fin.

- A Ball! – exclamó Spears.

- Una bola – dijo Carlos Baute – Una bola.

La bola, dentro de la boca de Spears, comenzó a desprender unos punzones, tenía la sensación de que aquel cuerpo extraño que tenía en la boca fuera a reventarle la cabeza, los punzones comenzaron a apuñalarla por dentro, como una bola de billar, la sangre le empezó a salir por todos lados, como un reguero, la bola con los punzones, logró su objetivo: a Britney Spears le explotó la cabeza y así la asesinó.

- Queso – dijo Carlos Baute en voz alta, mientras una lluvia de Quesos Manchegos caía sobre el cuerpo de la asesinada figura del pop.

- ¡Brillante! ¡Perfecto! ¡Maravilloso! – exclamaba Lady Dumitrescu desde aquel palco en lo alto de la mazmorra y le ordenó a sus esbirros – Mezclen el cuerpo de Spears con los Quesos Manchego, de la sangre y la pasta que salga de allí tendré reservas por mucho tiempo.

Los esbirros obedecieron, Dumitrescu le dijo a Carlos:

- Dadme un show personal, pero no solo para mí, sino también para las Bauteras.

- Lo haré con gusto, pero ya sabe mi señora que quizás siga asesinando con estos modos, digamos ingeniosos….

- Perfecto, Carlos, perfecto…

- Entonces sí…

- Las Bauteras están aca, Carlos, salgamos de la mazmorra, vayamos afuera del castillo, y ahí canta para mí y para ellas.

Y eso hizo Carlos Baute, que esta vez, sí dio un show espectacular, cantando no tres canciones, sino veinticinco, en medio de la exclamación popular de las Bauteras.


16 de Junio de 2019 a las 21:58 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~