Los Amantes Malditos Seguir historia

baltazarruiz154 Baltazar Ruiz

Un chico es fotografiado en un lugar que al día siguiente sería considerado una escena del crimen, la fotógrafa queda fascinada con la complexión del joven y de su rostro casi perfecto, comenzando así una obsesión mutua llena de pasión y asesinatos...


Romance Suspenso romántico Todo público.

#romance #theauthorscup
18
772 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Un chico al lado del camino

I


Iris mantenía sus manos dentro del abrigo ya que había olvidado los guantes saliendo de casa, la temperatura bajó demasiado en unas cuantas cuadras de camino a las clases particulares que recibía desde hace unos meses y no tenía tiempo para regresar por ellos, así que se resignó y trató de apurar sus pasos. Poco después empezó a nevar.

El camino hasta el instituto tenía un aspecto bastante rural a pesar de estar casi en el centro del la ciudad, quizás debido a los pinos y los cipreses que había a ambos lados y que por largos trayectos ocultaban por completo las casas que estaban detrás, dando así la impresión de que más allá comenzaba una tupida montaña, cuando en realidad era una área urbana cualquiera.

Iris vestía de café, que era su color favorito, pensaba que combinaba con el tono de su piel y con su cabello rojizo. A la espalda cargaba una mochila de cuero y en ella un par de libretas de apuntes y el más preciado de sus tesoros: una cámara fotográfica profesional, comprada con dos años de abstinencia, alejada de lujos, viviendo en la precariedad social. Cosa que tampoco le causaba alguna pena.

Siempre se consideró solitaria, a pesar de la popularidad que su belleza le confería, era más bien tímida y con una personalidad ensimismada en la realización de sus propios deseos antes de la afinidad emocional con otras personas, en pocas palabras, no practicaba la empatía.

Aunque caminaba con más rapidez que de costumbre, no perdía la ocasión para contemplar sus alrededores, siendo una aficionada de la fotografía, sus ojos buscaban constantemente algo que capturar, como si de una cazadora se tratase. Muchos de sus mejores trabajos habían sido resultado de tomas espontáneas, incluso, la fotografía con la cual ganó el primer lugar de un concurso nacional fue la escena de un ave sobre el cadáver de otra en medio de la carretera, accidente fortuito del cual fue testigo cuando observó al animalillo chocar con el parabrisas de un coche.

Al doblar una esquina, al final de la calle Memphis, Iris cerró los ojos con fuerza y tuvo que recurrir a sus manos para cubrirse el rostro, un rayo de luz la había cegado unos instantes. Al calcular que podía soportar abrirlos, alzó la mirada y encontró un paisaje peculiar; los copos de nieve que caían frente al haz de luz del sol matinal formaban un anillo, un halo solar, con un fondo forestal de verdor inigualable, era una fotografía que no podía dejar pasar. Sacó su cámara de su estuche y realizó varios disparos. Quedó satisfecha luego de un rato y retomó su camino. Ese día en el instituto no hubo mayores incidentes.


~~~~~~~~


—Clase, quiero que estudien muy bien este tema, mañana habrá un examen corto sobre esto, no quiero ni un solo seis en las notas —dijo un profesor de traje gris justo antes que sonara el timbre de salida.

—¡Iris!, ¿te enteraste?

—¿Enterarme de qué? —respondió fingiendo interés.

—Ayer mataron a alguien cerca del instituto al que vas, ¿no viste nada raro?

—¿Hubo un asesinato?

—Marcos, de la otra clase, también asiste a ese instituto y dijo que habían acordonado la zona, al final de la calle Memphis.

—La verdad no tengo ni idea de lo ocurrido... bueno, debo irme, con tu permiso...


La forma de hablar de Iris causaba confusión en sus compañeras de clase, era educada pero desinteresada en todo sentido, no había en su tono de voz algo que delatara sus verdaderas intenciones. La muchacha se dirigía al salón que tenían asignados los miembros del club de fotografía, cuyos miembros eran cinco personas, de diferentes carreras y diferentes horarios y que pocas veces coincidían juntos en el mismo lugar, era un lugar donde Iris pasaba sola la mayor parte del tiempo.

Dentro, al instante se cambiaba de ropa, vestía una camiseta sencilla llena de manchas y un delantal negro, era su indumentaria de trabajo en el cuarto oscuro. Sus estudios en el instituto, que era el nombre común a cualquier lugar donde impartieran clases de refuerzo y que eran muy populares por la zona, no le habían permitido revelar las fotografías del día anterior.

Tenían materiales de sobra, debido a que ella y otros compañeros del club habían ganado concursos importantes, la administración les facilitaba lo que fuera necesario para su labor. El cuarto de revelado había sido sellado en su totalidad para no dañar la película fotosensible que se utilizaba para el revelado, era iluminado apenas por una bombilla opaca de color rojo, aunque Iris no la necesitaba, podía hacerlo con los ojos cerrados si así quisiese. La oscuridad, el silencio, la total soledad en ese pequeño espacio que le pertenecía le eran confortables.

Luego de la prehumidificación del material fotosensible, seguía el revelado y una serie de procedimientos químicos que daban como resultado una fotografía, solo bastaba esperar que secara para ver el resultado en papel. Al cabo de una hora la fotografía 8x10 estaba lista. Con una lupa deseaba ver los detalles más delicados, lo que estaba al fondo. Era un procedimiento mucho más fácil de realizar de forma digital, pero ver los gránulos del papel fotográfico centímetro a centímetro le causaban cierto sentimiento de cercanía con la fotografía que lo lograba con la impresión láser.

Llegando al centro del revelado, encontró una silueta humana que había escapado a sus al momento de realizar la toma, era un joven en movimiento, iba saliendo de unos arbustos. La fotografía que estudiaba era la tercera de la serie, y eran en total casi veinte, así que regresó por las demás hasta ver en conjunto la escena completa: un joven, salía de los arbustos y luego alzaba la mirada, siendo la última fotografía una toma, con sus ojos viendo de manera fija a la cámara.

Era una mirada penetrante, fría y hermosa, era un rostro bello y delicado, pero varonil y que ya había visto antes. Iris terminó tirando del estante unos portafolios de antiguos trabajos fotográficos del club, desde campañas publicitarias hasta una recopilación de los eventos realizados dentro de la universidad, justo en medio, se encontraba una carpeta con algunas tomas del alumnado, y entre ellas, una fotografía de un hermoso joven, el de la escena del arbusto, con la leyenda: Keiran Delaney, humanidades.


Iris tomó sus cosas y partió al punto exacto donde había sido tomada la fotografía, deseaba saber si lo que había capturado era a un chico al lado del camino o a un potencial asesino. La media hora que tardó en llegar se le hicieron eternas.

Cuando llegó, aún había policías en los alrededores, cuando un agente le preguntó si vivía cerca para poder transitar la calle Memphis, ella respondió que a unas cuadras. Estaba nerviosa, pero logró colocar sus pies en el lugar exacto donde había realizado las capturas del día anterior, al ver de nuevo la escena, un escalofrío recorrió su espalda, era el sitio exacto donde se encontraba la cinta policial y algunos investigadores, era la escena del crimen.


—No te veía aquí desde ayer, ¿tienes algo para mí?


Una voz desconocida había susurrado tales palabras al odio de Iris, al voltear observó aquel rostro que le había parecido tan bello.

Keiran Delaney sonreía, mientras la tomaba del brazo.



17 de Junio de 2019 a las 03:44 10 Reporte Insertar 11
Leer el siguiente capítulo Lo sé todo de ti...

Comenta algo

Publica!
Sandra M.S. Sandra M.S.
Un comienzo de lo más atractivo. ¡Enhorabuena!
Valeria Moscoso Valeria Moscoso
uff! muy bueno !
R. Crespo R. Crespo
Madre mía, que primer capítulo taan impactante. Aquí me tendrás leyendo porque me tienes muy intrigada ahora.
Daiana Monsalvo Daiana Monsalvo
Me has dejado prendida a la historia. Que final!
Reprán H. Reprán H.
Muy intrigante.
18 de Junio de 2019 a las 12:26
Reprán H. Reprán H.
Muy intrigante.
18 de Junio de 2019 a las 12:26
Flor Aquileia Flor Aquileia
espectacular comienzo!
17 de Junio de 2019 a las 18:06
Paola Stessens Paola Stessens
Un comienzo prometedor que me deja intrigadisima.
17 de Junio de 2019 a las 17:07
K.H Baker K.H Baker
¡Que intriga!
17 de Junio de 2019 a las 07:50
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión