SHERLOCK HOLMES Y EL MISTERIO DE AVE FÉNIX - Seguir historia

marco-segura1560357499 Marco Segura

Sherlock Holmes y su inseparable amigo el Doctor Watson nuevamente en una de sus increíbles aventuras, sumérgete en la mente de Holmes al buscar la respuesta a los múltiples y grotescos asesinatos realizados en Londres.


Aventura No para niños menores de 13.

#terror #fanfic #HOLMES #aventura #misterio #sherlock
Cuento corto
0
498 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

El misterio del Ave Fénix

Se acercaba el final del siglo XIX, y el doctor Watson y nuestro héroe se dedicaban a descansar en los cómodos sofás ubicados en su sala de estar en 221B de Baker Street, como de costumbre. Watson con su bigote y anteojos, esta vez acompañados de unos tenues vestigios de barba; que le caracterizaron por aquella época, se entretenía limpiando y dando mantenimiento a su arma, absorto en sus propios pensamientos. Holmes por su parte yacía inclinado, con una de sus piernas colgando por encima del descansa brazos de su recostadero. Watson no le prestaba atención, ya conocía de sobrada experiencia su conducta.Lo había visto cientos veces retozar bajo los efectos de las hojas de coca, beber liquido para embalsamar, crear extraños artilugios y "matar a Gladstone " en repetidas ocasiones. No era de extrañar que Watson ya se hubiera adaptado e incluso encariñado con el modo de vida de Holmes, considerando que habían vivido en el miso piso desde hacía años.

Habían sido meses muy difíciles para Holmes y Watson, considerando el enviuda miento de Watson, que había sido una 'buena' noticia para Holmes, que detestaba vivir solo, y el deterioro de la salud del Doctor, debe sumarse le la escases de trabajo para holmes. Esto no representaba un problema tan grave en los bolsillos de Ellos pues Watson seguía ejerciendo

como Medico, pero para Holmes representaba un reto a nivel psicológico la falta de recreación para su mente.

-Watson, no le veo mas sentido a la vida, sin un misterio que resolver. ¿Acaso nadie se muere en estos días en Londres? ¿Nadie es un ladrón, un psicópata? La verdad preferiría largarme a vivir con mi hermano Mycroft y soportar la tortura de sus tan aburridos sermones.

- ¿Será porque has estado tumbado en ese sillón las ultimas dos semanas? Si fuera tu estaría buscando alguna joven a la cual cortejar.

- Watson todas tus ideas de diversión y esparcimiento son completamente aburridas y sin ningún sentido. Las emociones que produce el romanticismo no son solo una descabellada distracción que ha sacado la peor parte del ser humano. Recuerda querido amigo el caso de Seymour Derricks, parecía una escena de lo mas simple, una joven enamorada decide quitarse la vida por la perdida de su amado.

- La policía de Scotland Yard determino que exactamente eso fue lo que sucedió.

- ¿Pero recuerda el desenlace?

- Usted determino que había sido asesinada, basando en las marcas encontradas en las mangas de su vestido. Las cuales motraron que había sido sujetada por las muñecas fuertemente y luego le había obligado a tomar el veneno. El color de dichas manchas, casi imperceptibles y únicamente detectados gracias a una diminuta pero muy potente lupa que usted proporcionó, nos llevo hasta las manos manchadas de un Obrero de la planta de carbón cerca del muelle junto al Sena. Pero ese hombre no era el asesino, sino el dueño de la planta de carbón sus manos que estaban en contaste rose con objetos dejados por los obreros con manos grasientas, se habían inprecnado de restos del mismo y dejaron una marca lo suficientemente tenue para no ser vista con facilidad.

-¿ Recuerda Doctor cual fue la causa del asesinato?

- Un amor no correspondido.

- Watson, exactamente a eso me refiero. No puedo arriesgar la claridad de mi mente con banalidades.

En ese preciso instante alguien tocó a la puesta del 221B. El sonido desapareció y de golpe se abrió la puerta de la casa de Holmes y Watson. De repente entró a la casa un hombre alto y delgado con algunas características de Hurón y una mirada un tanto furtiva, se trataba Lastrade, detective de Scotland Yard. Su aspecto, era como el de un chico algo asustado, de los que se roban un panecillo sin ser vistos y corren a esconderse con sus amigos.

-Buenas tardes caballeros, Señor Holmes, Doctor. Espero no estar importunado.

-Precisamente Holmes y yo hablábamos acerca de una de las muchas conclusiones erróneas de la policía de Scotland Yard - Dijo Watson dejando escapar una leve sonrisa que se ocultó en su bigote.

- Watson, deje en paz a lastrade, ya tiene suficiente con no poder resolver el caso de asesinato en Tower Bridge, de donde viene en este preciso instante.

- ¿ Como sabe de donde vengo y el motivo de mi visita?

- Eso tiene una explicación muy simple Lastrade, aunque comprendo que usted no pueda verlo. En su pantalón hay pequeña mancha de tierra, justo a la altura de su rodilla, es obvio que se agachó sobre esa rodilla, posiblemente para examinar los bolsillos del difunto. La ubicación me la ha dado el color de la Arcilla sobre la que se arrodilló. El difunto, pues es obvio. Usted recurriría a mi con esa expresión de preocupación por dos motivos, el primero un asesinato que no tiene idea de como resolver y segundo el robo de algo muy valioso a una persona rica o influyente. Como es poco probable que le hayan robado algo de tal valor a alguien en la orilla del Támes, es obvio que la primera opción es la indicada.

-Definitivamente no se equivoca Holmes. Le comento que mi presencia en este lugar es debido a un asesinato que no podemos explicar, aunque simplemente me gustaría su opinión.

- Llegaremos en mas o menos media hora Lastrade, espérenos ahí, ahora si le es posible retírese , tenemos asuntos que resolver.

Lastrade se va por la puerta susurrando.

-¿Que opina Doctor? ¿Sera interesante el caso?

- Me parece que usted necesitaba ese caso con urgencia.¿Porqué no ha demostrado más entusiasmo con la noticia de lastrade?

-Watson no es necesario mostrar esas emociones con la policía, o jamás dejaran de reprocharnos.


Más o menos a la hora señalada se presentaron el veterano de guerra y el más diestro detective de Inglaterra.Ya en la escena se encontraban Lastrade una amplia variedad de agentes de la policía.

-Lastrade, veo que sus muchachos han jugado aquí un partido de Rugby y han hecho un excelente trabajo destruyendo cualquier posible evidencia de huellas -dijo Holmes -

- Bueno...- bajó Lastrade las cejas.

- Veo que ahí esta el cadáver, regálenos unos segundos para examinarlo.

Inmediatamente Holmes se acuclilló junto al cadáver que estaba tendido boca abajo sobre una pila de barriles y saco un pequeño estuche de cuero, que al des enrollarlo dejó ver una amplia variedad de instrumentos, muchos de los cuales solamente Holmes sabía el propósito. Comenzó examinando las mangas de la ropa, los bolsillos, las uñas, su olor corporal, tomo una muestra del cabello.

- ¿Puede decirme doctor a que hora murió este hombre?

-Posiblemente por el tamaño de los dípteros, unas quince o dieciséis horas. La causa de la muerte parece ser completamente natural. ¿Que hacemos exactamente aquí Lastrade?

-Ciertamente doctor no tenemos motivos para sospechar de nada mas que una muerte natural, a simple vista, pero una vez que levanta la ropa del...

-Vea Watson- exclamó Holmes, mientras levantaba la camisa del hombre.

Cuando Holmes levantó la camisa del Muerto Watson también alcanzó a ver múltiples marcas hechas con una navaja en la piel del hombre, formando diferentes símbolos y palabras , y en el centro de su espalda dibujado perfectamente una, la forma de un ave, de largas plumas y un aspecto elegante.

- Es la forma de un Fénix- dijo Holmes- mientras en sus ojos no se escondía ni un leve rastro del interés que sentía por este caso.



17 de Junio de 2019 a las 17:47 0 Reporte Insertar 1
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~