No sé qué título colocarle a mi vida. –Melanie Ann Metzler. Seguir historia

yh_sre Yoh Brieva

Melanie Ann Metzler chica inexpresiva, poco simpática y distraída. Una mancha más del instituto, con quien no vale la pena relacionarse, a menos de que alguien la necesite para redactar un trabajo. Algunos sucesos del pasado han hecho que se aísle un poco del mundo y que apenas se relacione. Pasado que todavía la persigue: algo privado, oculto, secreto y doloroso que amenaza con destruirlo todo. Solo cuenta con Nicholas Wolfmmerl, la única persona que se ha ganado su confianza, la suficiente para llamarle amigo. Un chico divertido, pensativo. Finge ser rudo, miembro de un pequeño grupo de chicos que gastan la mayor parte del tiempo molestando a los más débiles, Y esta Samuel MacQuoid un chico creído, talentoso, totalmente de ensueño, su vida es increíble, Como estudiante en el prestigioso Instituto, Samuel pasa por la mejor etapa de la adolescencia. Ahora, con un auto caro, una habitación glamurosa y padres exitosos, está muy cerca de vivir la vida perfecta y frívola. Lo más importante para él es mantener su Popularidad por la que ha estado trabajando tan duro. Todo lo que tiene y desea prende de un hilo, pero un día toma una decisión, sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Es esa es la solución? ¿Y si esta es la oportunidad para cambiar la decisión de sus padre sobre su futuro? ¿Sera la decisión correcta? Una historia para quienes disfrutan de leer acerca de decisiones, secretos, oscuridad, amor. Esta historia tiende a ser cliché, pero el final lo decido yo. *Queda estrictamente prohibido su adaptación y/o copia.*


Ficción adolescente Todo público.
0
647 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

SINOPSIS

Melanie Ann Metzler poco simpática y distraída, la mayoría solo la ve como una chica inexpresiva, una mancha más del instituto, con quien no vale la pena relacionarse, a menos de que alguien la necesite para redactar un trabajo.

Algunos sucesos del pasado han hecho que se aísle un poco del mundo y que apenas se relacione. No le gusta hablar cuando está fuera de casa, teme decir cualquier estupidez que la haga quedar en ridículo y ser motivo de burlas o bromas pesadas. Hay algo en su pasado que todavía la persigue: algo privado, oculto, secreto y doloroso que amenaza con destruirlo todo.

Melanie solo cuenta con su único amigo, un chico divertido, pensativo, que aparenta ser rudo, y pertenece a un grupo de chicos que gastan la mayor parte del tiempo molestando a los más débiles, Nicholas Wolfmmerl, la única persona en la que confía y se comunica, aparte de sus padres.

Samuel MacQuoid un chico creído, talentoso, totalmente de ensueño, su vida es increíble, Como estudiante en el prestigioso Instituto, Samuel pasa por la mejor etapa de la adolescencia. Ahora, con un auto caro, una habitación glamurosa y padres exitosos, está muy cerca de vivir la vida perfecta y frívola. Lo más importante para él es mantener su Popularidad por la que ha estado trabajando tan duro.

Con una voz y un estilo tan singular como lleno de giros dramáticos, El chico que lo tenía todo explora la presión insoportable bajo la que viven muchas chicos con padres que están en la cima y que están a punto de caer, aquellos que están acostumbrados a tenerlo todo y, lo que es peor, a tenerlo bajo control.

Todo lo que tiene y desea prende de un hilo, pero un día toma una decisión, sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Es esa es la solución? ¿Y si esta es la oportunidad para cambiar la decisión de sus padre sobre su futuro? ¿Sera la decisión correcta?

Una historia para quienes disfrutan de leer acerca de decisiones, secretos, oscuridad, amor.

Esta historia tiende a ser cliché, pero el final lo decido yo.

*Queda estrictamente prohibido su adaptación y/o copia.*

7 de Junio de 2019 a las 00:27 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo PRÓLOGO

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión