Cuento corto
0
3.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

En el Mar Muerto

En el desierto de Jordania, bajo un millón de estrellas, entre las dunas y la arena, tus cenizas enterré. En una lata de Jumex sabor durazno (escrito en hebreo), metí las pocas pertenencias que me quedaban de ti: un reloj de cuerda, una pluma fina, una fotografía, un montón de cartas; y lo más importante para ti: toda la verdad y las palabras que nunca pude decir. Todas esas cartas que te escribí y que nunca llegarán a su destino, palabras que se perderán en el aire en medio del desierto o ahogadas en el Mar Muerto. Las cenizas de un amor puro que nunca logró florecer entre el huracán de la incertidumbre. En medio del desierto, junto al Mar Muerto yacen las cenizas de un futuro que nunca llegó a ser, ahí quedarán enterrados todos mis deseos, todas mis palabras, todo mi dolor, todas mis alegrías y mi última voluntad. Lo que no pude enterrar son los recuerdos de los momentos que nos disfrutamos y malos ratos que pasamos, lo que se queda conmigo enquistado es este gran amor que todavía te tengo, porque ese no lo pude matar, no lo pude enterrar, solo me queda esperar a que se desvanezca lentamente hasta el día en que no recuerde tu nombre jamás.

6 de Junio de 2019 a las 18:12 1 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Syrinx S -Just another girl crazy in love with Robot Boss-

Comenta algo

Publica!
LUIS ENRIQUE ESCRIBANO LUIS ENRIQUE ESCRIBANO
La pérdida es un tema importante y recurrente, me ha gustado
19 de Junio de 2019 a las 06:34
~

Historias relacionadas