Cuatro estaciones de una emoción Seguir historia

luthierzebeth Tania A. S. Ferro

Los sentimientos tienen muchas etapas, y se vieron reflejados a través de distintas anécdotas y detalles.


Poesía Romance Todo público. © Tania A. S. Ferro

#amor #romance #versos #Poesía #poetry #ThePoetNarrator #theauthorscup
6
2195 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Cuatro estaciones de una emoción

Primavera


Sé que te encontraré,

tal vez, al final de esa escalera.


He recorrido mundos,

pizcas coloridas dentro de pozos ocultos,

universos que trascienden

por aquellos sonidos suaves,

como las olas del mar.


Ahora que me detengo,

me siento de repente guiada

por un soplo de esperanza:

guardo en el alma esa añoranza

que me atrae, poco a poco,

hacia aquí. Hacia tu pista.

Por eso estoy aquí, y asciendo, lentamente,

la piedra tallada a mis pies.


Por eso creo que lo sé. Sí.

Hoy lo sé.

Sé que te encontraré

al final de esa escalera.

Porque así lo habías planeado.

Porque así, tal vez,

el destino lo había pactado.


Verano


Llegué a soñar

que corríamos por pasillos de una gran

casa infinita, fastuosa, vasta.

Íbamos de habitación en habitación,

buscando una salida que no tenía

intenciones de aparecer.


Había habitaciones con largos comedores

llenos de gente y vacíos de alimento,

lugares con montañas de candores,

con plagas de dulces vivos;

bibliotecas de habitaciones enteras,

cuartos de baño de ensueño, lugares

despejados donde pudimos haber dormido

o nadado, o solamente tomado un respiro.

En fin. De todo.


Íbamos de habitación en habitación,

tomados de la mano y sin soltarnos

ni un instante,

protegiéndonos de quien quisiera romper

nuestra bella unión.

Yo, siempre atenta, miraba

a todos lados, esperando

y protegiendo tu mano,

guiándola siempre por el camino más seguro,

más bonito.

Eso fue en aquel sueño,

tan hermoso, tan cautivador.

Pero, en la realidad, las cosas no

suelen ser tan bellas.

Resultó ser, mi amor,

que el que terminó alejándonos

fuiste tú.


¿Quién lo diría?

Yo luchando con el exterior,

cuando el que orquestó esta separación,

y llevó todo lo bello que creamos a una completa ruina,

fuiste tú.



Otoño


Hojeaba en estos días aquellas libretas

llenas de notas tuyas y mías,

cargadas de aquellas añoranzas pasadas.


Palabras perdidas, a fin de cuentas,

llenas de promesas de tu puño y letra,

sonrientes ante un futuro que parecía, a la distancia,

eterno y perfecto.

Mi vida se derramó en esos anhelos alguna vez,

y hoy que las veo… ya no siento eso.


El golpe de la realidad

ha sido demasiado fuerte.

Ahora estos separadores,

más que apartar aquellas páginas,

nos separan a ti y a mí.


Invierno


Después de recorrer juntos

tiempos, espacios y dimensiones,

decidiste marcharte.

La decisión tomaste.

Las maletas están hechas.

Las mariposas que alguna vez

fluyeron felices en tu estómago,

ahora fallecen sin remedio,

y toda aquella decisión tomada

ha fumigado el lugar en el que alguna vez

nos encontramos.


Como si se desprendieran de ti,

esos anhelos con los que alguna vez soñaste,

también se esfuman

y se levantan al viento, mientras tu ser serpentino

permanece enraizado, atándote a la realidad

con su cadena de peculiar textura.


Puedo verlo todo. Lo sé.


Puedo sentirlo también. No tiene caso que mientas.


Es inexplicable esta sensación.

Es, como si se cortara un lazo,

ese lazo mitológico que tenía

a las mariposas regocijadas

de placer todo el tiempo,

y que ahora no existe.

Ahora, ellas decaen.

Su vuelo se debilita,

hasta posarse con tranquilidad

en el hombro de la muerte.


¡Adiós, mariposas!

¡Adiós, vuelen ya!


¡Tal vez las alcance,

en un buen tiempo,

y a otra edad!

28 de Mayo de 2019 a las 05:33 3 Reporte Insertar 4
Fin

Conoce al autor

Tania A. S. Ferro Instagram: @letrasdetaniablog Blog personal: letrasdetania.blogspot.com La escritura me da vida. Respiro a través de ella.

Comenta algo

Publica!
Abril Diaz Abril Diaz
Hola, tu historia es genial, la forma en que enrollas es magnífica me hiciste sentir y revivir cada momento que pasamos con la persona que elegimos amar, pero ala vez me recordaste lo pequeña y corta que es la vida. Gracias
Nataly Calderón Nataly Calderón
Muy bonito, se siente la emoción. Es diferente de lo que había leído antes, me encantó.
17 de Junio de 2019 a las 16:45
Francisco Dos Santos Francisco Dos Santos
Me encantó la estructura y la idea de las cuatro estaciones. Desde ya, la escritura está fabulosa, fue de mí agrado y muy atrapante.
28 de Mayo de 2019 a las 12:15
~