Camino sin retorno Seguir historia

lordjoker Byron Cobos

Que hay despues de los sueños?, por que nos asusta el mas alla?, quizas porque le tememos a aquello que no podemos ver, y elaboramos las mas locas e irreales historias para asumir que en algun momento la vida o la realidad lograran hacer justicia o llegara el carma para poner las cosas en orden, binevenidos a esta pesadilla


Ciencia ficción Todo público.

#301 #256 #239 #245 #343 #341 #291
2
424 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Pesadilla

Media noche, y otra vez doy miles de vueltas en la cama, mi cuerpo empieza a fatigarse y la fiebre me invade, a pesar que afuera llueve.
Lentamente siento como el sudor empapa mi ropa, y como si miles de hormigas con patas de alfileres corrieran bajo mi piel; intento con mis manos atraparlas pero es inútil, tal vez sea solo mi imaginación.
Incomodo trato de ignorar aquella sensación, pero de un momento a otro veo como las paredes de la habitación se hacen más pequeñas.
Están a punto de aplastarme pero se detienen apenas a unos centímetros de mi rostro, mientras el aire se hace pesado, denso ; un calor terrible invade aquel reducido lugar en el que me encuentro, mis músculos agarrotados tratan de moverse, pero como si estuviese maniatado por una fuerza desconocida no logro moverme.
Las paredes de aquel lugar comienzan a arder, mi piel se derrite lentamente, grito desesperadamente, pero mi voz apenas retumba en mi cabeza, aquel lugar empieza a moverse, y cae a un sitio que no conozco, mi cuerpo flota por un instante, y fibras de mi ser como telarañas se aferran a las paredes de este lugar, con un golpe brusco se detiene todo movimiento, parece que el tiempo se detuviera por completo, solo siento mi aliento agitado que lentamente abandona mis pulmones, el aire me falta, el pecho me duele tanto, algo lo está comprimiendo con brusquedad, ahora el escaso aire que respiro lo siento como diminutas dagas lastimándome por dentro.
Desesperado intento encontrar una salida, pero aquel lugar me envuelve en una total oscuridad y un escalofrió me invade, mientras el miedo y la desesperación juegan conmigo, igual como si fuera una marioneta; mis ojos tratan de encontrar un pequeño destello de luz pero todo es inútil. Me abandono a todas aquellas terribles sensaciones, nadie me escucha, nadie puede ayudarme, mis labios pronuncian una plegaria, pero todo es en vano; un líquido espeso brota de mis ojos, tal vez este es el fin, no sé por qué pero ya no hay esperanzas de escapar , mi desesperado corazón late lentamente y de a poco se detiene; como miles de relámpagos imágenes cruzan mi memoria, decepcionado de mirar la inmundicia de este negro corazón, acepto este destino y resignado extiendo mi mano a ese ser que me llama con insistencia el que con un gélido abrazo me recibe, señalándome el oscuro sendero que debo recorrer.

Una silueta se distingue entre tanta negrura, tiene una terrible mirada que se clava en mis ojos, me causa miedo y desesperación, lentamente penetra en cada una de las derretidas fibras de mi ser, y sin querer escudriña mis pensamientos y los oscuros sentimientos que como en una tumba descuidada habitan en mi corazón.
Aquella silueta me invita a seguirle, con un horror terrible trato de escapar, pero hilos invisibles me mueven en aquella agónica marcha.
Cada paso se vuelve una tortura, mi cuerpo lleno de llagas purulentas pesa más que lo que recuerdo, mis pies , grilletes que lleva un ser condenado no se mueven con soltura, entre tanta oscuridad solo se puede sentir que aquel camino, esta pavimentado con clavos, espinas, huesos, que se clavan profundamente con cada paso que doy.
Dos pequeñas luces flotan en aquel paisaje negro, como el brillo de dos velas que casi se extinguen me miran otra vez y me obligan a seguir, esta marcha es demasiado lenta, me cuesta respirar, tanto por que el aire es denso, también porque un hedor irreconocible lo infecta todo, me produce nauseas, mi estómago se retuerce como un huracán, siento como si me fuera a desmembrar, pero de mi boca solo sale mi aliento cansado, el que por una extraña razón vuelve a mi interior.
Ha pasado una eternidad, por lo menos así lo creo, y mis ojos distinguen una luz tenue a lo lejos, similar a un amanecer en invierno; la espesa niebla cubre todo, logro distinguir siluetas con formas extrañas, avanzo, desesperado trato de llegar a aquel sitio, la bruma parece tener vida, porque forma una especie de callejón mientras camino, esta me susurra al oído palabras que no distingo, sonidos guturales que trato de entenderlos pero no lo consigo.
En aquel instante mis ojos se abren como platos, al contemplar el más horroroso paisaje jamás imaginado; un lugar donde todo está calcinado, cortinas de humo aún se levantan de los seres que alguna vez habitaron aquel sitio; gemidos de angustia se escuchan por todo el lugar, al mirar de donde provienen el horror me invade, árboles quemados gritan se retuercen, lloran; seres vivientes que al igual que yo no pueden huir de su triste destino; sus ramas como brazos grotescos se aferran a mí, los siento como látigos que lastiman la poca piel que me envuelve; esos brazos me arañan y desgarran; me detienen y me atraen hacia ellos, pedazos de mi ser son alimento de aquellas criaturas, siento como mastican mi carne a pesar de que ya no está en mi cuerpo.
Grito de dolor, pero este se ahoga en mis labios.
Al mirar al piso todo está cubierto por sangre fétida similar a un ácido potente que quema mis pies, igual que la cera de una vela encendida estos se derriten.
Detrás de mi veo como seres sin forma se arrastran, tratan de alcanzarme, algunos tienen muchas extremidades, y al igual que yo les cuesta demasiado avanzar, gritan, ruegan, lloran ,igual que los árboles me desgarran y comen mi carne.
Animales agónicos, calcinados miran con temor mi calvario, huyen al verme; levanto mis manos para contemplarlas ante la luz tenue, mis ojos se llenan de lágrimas al ver solo huesos chamuscados, nada queda de lo que antes era este desafortunado ser...

25 de Mayo de 2019 a las 17:53 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Transformación

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas