Relatos de Eros Seguir historia

joilengallardo Joilen Gallardo

¿Alguna vez te has enamorado? ¿Has sentido esa energía que te encadena a su cintura? ¿El dolor del anhelo? Yo, antes de la vida mortal, jamas... Aveces suele suceder así, el espacio nos permite aclarar, la distancia nos da la oportunidad de medir y la reflexión es quien ajusta la perspectiva. Hay defectos que son mas repeticiones que propios errores, ¿pero como reparar a tu forma de amar? ¿Y si tu error es la manera que tienes de sentir? En ese caso, ¿que buscar? ¿como seguir? He trascendido masculino y femenino, experimentandome a través de todas las formas para amar, pues incontables son mis flechas, he abandonado patrones de conducta y me he quedado, en "algo", eso que llaman... Un Dios. Conozco lo que es correcto para quien deseo y también para quien amo, pero, ¿Eso es sano?


Poesía No para niños menores de 13.

#259 #poemas #god #love
1
352 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

Deidad

Caminaba distraído,

embriagado por los aromas del templo

y reposando la fatiga de mis pensamientos,

en el descanso de los azotes del sol de primavera,

Creta siempre había sido así.

En medio del bullicioso e infame destino

note sin evitar su entrañable presencia,

estaba en las blancas y espaciosas escalinatas,

en lo alto, su mirada me atravesó como un rayo,

impacto a mi ser y estremeció a mi corazón

que comenzaba a latir como el trote de un caballo de guerra,

sentí su respiración en la piel a través de la distancia, podría jurarlo.

Comprendí en los rincones de mi limitada conciencia,

tuve la certeza, que él no era como los demás que estábamos allí

ni como ningún otro que yo hubiera visto jamas;

su rostro era brillante y vivaz,

retocado con la suavidad del lirio

y su expresión como la de un poderoso león,

su cuerpo era ardor de flama,

como tallado por los mas gloriosos poderes

con que las musas en su divina presencia soñaban,

nacido en un molde de excelsa masculinidad.

Emanaba una fuerza sobrenatural,

tan mística como los cielos giratorios,

algo silencioso pero intenso me guiaba a su cercanía,

camine con ligereza,

mis pies estaban poseídos,

hipnotizada mi alma por aquella imagen tan perfecta,

guiado por hilos en mis tobillos atados a los suyo,

se adentro en los pilares y comencé a correr,

no debía dejarlo escapar,

debía de hablarle, sentirlo, tenerlo,

ser de él de alguna forma pues para mis adentros él ya era mio.

En un súbito instante se detuvo bajo un ventanal por el que la luz se filtraba,

luz que acariciaba su forma y proyectaba una sombra tan larga como una capa,

se dio vuelta y me observo, imponente, estático cuan estatua de mármol,

petrificándome con aquella magnitud,

quiso huir pero le tome del brazo,

tal era mi arrebato y frente a él,

temple observe en el azul de su infinito de los ojos capaces de desnudar mi alma

y su voz, atronadora, me destrozo diciendo:

"No os quiero lastimar, debo volver a la luz y tu continuar aquí con los mortales,

lo que sientes no es real, nada entre los dos puede suceder..."

las lagrimas inundaron mis ojos como testimonio de mi pesar,

con la voz entre cortada por las espinas que oprimían mi neonato sentimiento,

mi huérfano deseo, solo pude pronunciar:

"llévame contigo, despójame de mi alma,

si quieres solo déjame probar tus labios por una vez,

estréchame a tu cuerpo en un ultimo abrazo,

envenena mi cuerpo y cuando te alces en el cielo déjame caer y así morir,

pues no soportare sufrir tu adiós..."

implorando a su piedad me sujete a su fina túnica,

que se deslizaba como agua de nubes

mientras él solo ascendió mirándome fijo

con aquellos profundos azulejos incrustados en la pieza de arte que eran sus facciones,

deslizándose hasta hacerme caer a las baldosas del suelo,

al maldito suelo al que me dijo yo pertenecía

y me apuñalo dolorosamente la confirmación que yo,

me había enamorado de un Dios...

24 de Mayo de 2019 a las 21:24 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Verbo en tiempo pasado

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión