Sajarit... Seguir historia

S
Sajarit Sanz


Sajarit, es una novela escrita por mi, relata sueños y cosas basadas en la vida real. Se trata de la vida de una chica callejera, el cual se mantiene y vive de la prostitucion hasta que una noche de tragedia un demonio de nombre Raym le salva la vida y hace un contrato con ella, el cual busca la manera de mejorar su vida, dandole toda clase de lujos a cambio de su alma, en variadas ocasiones sus acciones las hace para probar la humildad de la joven y en caso de fallar destruirla, lo que el no esperaba es que ella no se enviciara de poder y lujos. Con el pasar del tiempo la historia de un giro inesperado por parte de ambos y terminan enamorandose... (Debo aclarar principalmente, esta historia no fue hecha con la intencion de ofender a aquellos creyentes de distintas religiones, es para entretenimiento y para aquellos lectores del cual sea de su gusto)


Suspenso/Misterio Todo público.
0
379 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo I Principio

Aquí comienza una historia, la más extraña y loca de todas, relatando en si, como una simple mortal termino profundamente enamorada de su mayor perdición, un ser altivo, una bestia que tan solo fingía actuar bajo su control, un monstruo que escondía su verdadera identidad y pretendía destruirla bajo una máscara: Un demonio…


Sajarit, era una chica de 20 años que había pasado por una serie de fuertes acontecimientos, fue abandonada de bebe y criada por una familia de mala fama que al cumplir ella los 12 años quisieron utilizarla como mula para drogas, pero al negarse fue echada a la calle, sin tener a donde ir, tras tocar muchas puertas dentro y fuera del vecindario, en varios hogares pidiendo ayuda el cual nunca recibió acudió a dicha edad a la prostitución callejera donde perdió su virginidad, abandono muchos sueños e ilusiones, dejo de ser una niña y se convirtió mujer a temprana edad solo para afrontar la realidad del mundo, pese a que en aquella casa fue maltratada física y verbalmente ella planeaba llegar a la universidad, deseaba ser alguien , quería una vida y un futuro, algo distinto a lo que vivía pero todo se tornó más que oscuridad y empeoraron las cosas con el paso del tiempo. Se hartó de mendingar ante el rechazo y las gélidas miradas de la sociedad, fue golpeada, y apuntada por hombres con muchas armas blancas y de fuego tras engañarla con el pago de sus servicios, fue humillada por un hombre quien le ofreció que comer tras tener una semana sin consumir alimento alguno por tan solo unas horas de placer, y este la maltrato ante la hambruna dándole comida podrida; adolorida por aceptar la vida tan pequeña acudió con odio a las drogas, apaciguando con estas el llanto que la invadía en las noches, traicionada y robada por muchas pertenecientes a su mundo quienes fingían amistad comprendió su única amiga era la soledad. Al cumplir la mayoría de edad, el día de su cumpleaños fue acusada en el hurto de 500$ en efectivo la cual sin estar involucrada, bajo una trampa fue inculpada de dicho robo, robo que por poco la lleva a prisión y posterior semidesnudada, apuñaleada y apalizada por orden de la autora intelectual de dicho robo en plena luz pública. Entre estos hechos, la mentira de muchos amoríos que rompieron sus promesas de sacarla de aquel mundo y que jugaron con sus sentimientos, junto a un centenar de malas experiencias habían hecho que esta joven se convirtiera con el pasar de los años en una sobreviviente ante la realidad de las calles y la crueldad de la vida en aquel devastado submundo que nadie se atreve a mirar más que los hombres que se sacian de este, dejo atrás gran parte de su inocencia y tomo malicia a base de la desconfianza. Era un cuerpo joven y prácticamente muerto por dentro que sufría en silencio y se ahogaba en este. Contemplaba con admiración el suicidio mas no era lo suficientemente capaz de realizarlo pese a dolor y el amargo recorrido de su vida.


Vivía en las calles de una sub-desarrollada Metrópolis, solía dormir en la sala de espera externa de un hospital público de día, y todas las noches debía abandonar dicho hospital para cumplir esa engorrosa y frustrante rutina en una de las calles donde ejercía dicho trabajo, muy en el fondo solía ser duro para ella, le avergonzaba mostrarse ante el mundo, pero no había más opción. Ella no era una de las más resaltantes de la calle, cosa que le traía dificultades, al principio no le iba tan mal pero al permanecer en variadas ocasiones días sin comer cuando no conseguía dinero hacían que bajara de peso, la desnutrición no era algo que le atrajese mucho a los clientes, y por ello pocas veces solía ser ella una opción para los hombres; en determinadas ocasiones tuvo enfrentamientos con aquellas mujeres por tan solo ir a trabajar, pero debía hacer frente a ello porque debía comer y tenía necesidades.


Se sentía sola y muy miserable, nunca estaba a gusto, permanecía perturbada mentalmente todos los días, sobre todo en las noches, ella debía luchar para subsistir y aunque quiso buscar trabajo en muchas tiendas, nunca lo consiguió por no culminar la secundaria, ello la hacía sentir tan inútil y fracasada que se le escapaban las lágrimas en ocasiones, pero tampoco rogaría y pediría ayuda, anteriormente lo había hecho pero la respuesta era siempre la misma, y cuando la iban a aceptar en alguna tienda solían salir esas propuestas indecorosas que tanto le molestaban, así que se retractó de ello, perdiendo esperanza alguna de conseguir un trabajo decente, solía pensar que los hombres solo la veían como un pedazo de carne.


Pero lo que Sajarit no sabía era que el destino tenía algo reservado especialmente para ella, algo que cambiaría su desdichada vida y le daría un giro de 180 grados, que su perdición seria su salvación, aquella salvación que su corazón clamaba a gritos con todo su ser, que la oscuridad del mundo se tornaría su luz… y su consuelo. Tendría gloria y nobleza, aquella nebulosidad le prestaría su servicio, dándole por diez veces más de lo que cualquiera pudiese imaginar, abriendo las puertas del destino.

20 de Mayo de 2019 a las 03:08 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capitulo II Encuentro

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión