El caso de Derek Ranue Seguir historia

darzack Francisco Dos Santos

¿ Crees en la vida antepasada? Embárcate junto a la inexplicable historia de Derek Ranue y saca tus propias conclusiones


Drama Todo público.

#ElcasodeDerekRanue
Cuento corto
0
495 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El caso de Derek Ranue


Mi nombre es Derek Ranue, tengo 91 años, soy de Kiev, Ucrania. Escribo esta historia recordándola como si fuera ayer... La tengo presente cada día de mi vida... Pocos me creen, pero muchos se asombran. ¿Cual sera tu reacción?


Todo comenzó una mañana, cuando mi rutina diaria era la misma de siempre; levantarme, desayunar con mi hermano gemelo Adam Ranue y luego prepararnos para un día mas de trabajo. Vivíamos solos manteniendo el campo que nuestros padres nos dejaron como herencia, eramos felices, una vida totalmente sana, no había nada toxico en ese lugar... Todo era hermoso y alegre. Como ven, la felicidad abundaba y nada raro sucedía aun, pero... ¿Que les pasaría por sus cabezas si les confienzo que esto que les estoy contando paso hace 130 años atrás? Esto no tiene un comienzo, solo tiene un fin. Es decir, me recuerdo ahí, con 39 años de edad en una vida fabulosa con mi hermano Adam, trabajando duramente día tras día en nuestro hogar.


Amaba tanto a Adam como el me amaba a mi... No solo eramos hermanos gemelos, si no que también eramos mejores amigos, estábamos el uno para el otro constantemente... Y siempre estaré agradecido por lo que hizo.


Un 8 de marzo de 1894, Adam se enfermo gravemente, me puse triste ya que solo faltaban veinte días para mi cumpleaños que era el 28 de marzo. Pense que era una simple enfermedad y que todo pasaría pero me di cuenta que no. No se si era por los remedios pero, Adam alucinaba mucho con cada cosa que decía, palabreaba cosas como : "Tus nuevos padres te amaran" o "Disfruta tu vida como todo un jovencito que seras" o "Perdón por llevarme a tu mama" y demas cosas que de en serio me asustaban. No le hice mucho caso y segui cuidando de el... A los cincos días después de ese 8 de marzo, comencé a ver algo extraño en el; su piel había cambiado mucho, parecía deteriorarse hasta el punto de tocarla y sentirle una textura arenosa, sus dientes se les calcinaban poco a poco, su pelo caía como hojas de los arboles, sus uñas, tanto de los dedos de la mano como las del pie, se rajaban hasta romperse. No entendía que pasaba, me ahogue en mi propia depresión por ver a mi querido hermano así.


Pasaron los días y su enfermedad seguía creciendo, perdia la nocion del tiempo, no me reconocía a mi y desconocia cualquier recuerdo que le nombraba. Parecía acordarse de un futuro mas que de su pasado, ya que seguía delirando con mi "Nueva vida".


Llego el 27 de marzo y eran las 17 pm. Una tormenta enorme se acerca, tendría que estar con la iluminación del sol trabajando pero, la tempestad era tanta que el cielo estaba opacado por la oscuridad, así que me apure para terminar mi labor. Se hicieron las 22 pm, y mi casa chillaba escandalosamente debido al temporal, así que me acosté junto a mi hermano a descansar.


Me desperté por la claridad del amanecer, o... eso creía. Un resplandor encandiló mi cara que hizo que me despabile al instante. Vi la hora y eran las 00:00 pm, mi cumpleaños. Y al instante vi a mi hermano agonizando como nunca, el me miro y empezó a gritar como si le doliera algo acompañado de una risa terrorífica, de repente veo como se levanta de su cama, y me observa generandome una tranquilidad inexplicable, me sonrie y sutilmente me dice "Todo estará bien"; Empecé a sentir un dolor fuerte en el corazón, que pasó a mis pulmones, y a mi cabeza y a todas partes que puedan imaginarse. Sentí como mi hermano parecía haberme traspasado todo su malestar a mi, y mientras me arrodillaba de tortura lo veía ahí , no me quitaba la mirada mientras yo estaba recostado sobre el suelo. La tormenta se hizo tan intensa que el techo de mi humilde rancho voló, contemplé el cielo y entre tantas nubes negras vi como una luz expandiéndose aclaró mi vista más que nunca, vi como ésta bajó hacia mi y senti como me elevaba hacia ella mientras veía a mi hermano gemelo desvanecerse con una sonrisa.


No recuerdo que paso con esa luz, solo recuerdo que en un abrir y cerrar de ojos pasé a estar en 1928 y en ese mismo instante nací yo. Todo esto lo recordé de grande cuando mi cerebro fue lo suficientemente maduro para procesar toda esta información. Hasta el dia de hoy sigo asombrado con la historia que mi padre me contó. Mi madre estaba embarazada de gemelos, pero cuando fue a parir solo nací yo; mi hermano gemelo murió junto a mi madre en el parto. 91 años despues aqui estoy yo,viviendo la nueva generación del 2019, siendo un anciano con mucha historia para contar, sin miedo a la muerte, y con un lema que invente por lo vivido, "No temas a lo que la muerte puede hacerte; mejor prepárate para afrontarla o... vivir una nueva aventura."

18 de Mayo de 2019 a las 21:13 0 Reporte Insertar 31
Fin

Conoce al autor

Francisco Dos Santos Ig personal: Fraand16. Mi pasión es escribir. Tengo 17 años, soy de Buenos Aires , Argentina.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~