Buscando a Noah © Gay/Homosexual Seguir historia

lotusvowmoon Kimberly García

Obra registrada en Safe. Fecha de publicación: 16/01/2019 Portada realizada por @victoriabarquero de la @Editorial_Silver Noah es un chico que ha sufrido muchos cambios radicales alrededor de sus 16 años de vida, y cuando se muda a otro estado este no será la excepción. El olor a muerte es algo que él reconocería en cualquier lugar. Había pensado que a cualquier lugar al que acudiera siempre sería una maldición para quienes lo acompañasen, porque todo lo que ocurría alrededor de él se tornaba sobrenatural. El primer día de clases conoce a Bruno, un chico que grita por todos lados ¡atención, peligro, no se acerque! con tan solo verlo, con un cuerpo endemoniada mente sexy, pero con un carácter de mierda, definitivamente a Noah no le gusto. Pronto cosas raras empiezan a suceder, puede oír en su mente la voz de un chico dirigiéndose a él. Y sus lagunas de recuerdos del pasado lo atormentan con más frecuencia. El peligro, ya viene, el peligro, está cerca. ✔ Actualizaciones, todos los domingos ✒ Atención, esta historia contiene BL (homosexualidad) si no estás a gusto con ello por favor abstente de leerla, eres libre de acudir a otras historias. ✒Está historia es de mi autoría. Queda totalmente prohibida su copia parcial o adaptación.


LGBT+ Sólo para mayores de 18.

#seressobrenaturales #gay #homosexual #misterio #romance #hombreslobo
0
555 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Sobre el césped estaba sentado el pequeño niño. Con frío, a pesar de lo soleado que se encontraba el día, el tenía frío. Su cabello estaba pegado a su frente, contrastaba a la perfección con los dientes de león volando a su alrededor. Había apretado más su pecho contra sus piernitas cuando recordó. «si dices una sola palabra, vendremos por ti» sin duda no quería que vinieran por el.

Aquellas personas que lo abandonaron allí a su suerte no eran buenas. Por alguna razón, él les temía. Miro una ves más a su alrededor, nada. Estaba solo. Incluso si se hubieran quedado con el, habría sido infeliz, el envidiaba las pocas veces que salía, porque veía como muchos niños eran amados por sus padres, sollozo y atrapó un pequeño diente de león. Cómo el, frágil y delicado.

En aquel lugar había una pequeña autopista, vio como a lo lejos el auto de sus dos agresores si iba alejando, una mujer y un hombre, los dos adultos jóvenes, pero ¿Acaso era tan malo? Claro que sí. Sus padres habían muerto. Su madre había muerto, lo poco que lograba recordar lo traumatizaba en sobremanera, sus lagunas variaban, el incendio, los gritos, y los sollozos nada estaba claro. Pero esas lagunas por muy pequeñas que fueran lo atormentaban. Llegaba a pensar cosas sobre sí mismo. «soy malo, no merezco vivir, todos sufren por mi culpa, la gente que se queda conmigo pronto será infeliz».

Sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando un auto que pasaba por allí. Se detuvo, una señora muy bonita y agradable tenía una niña en sus brazos, al ver al pequeño niño tan indefenso, paso a la niña a los brazos del hombre «envidia» ese niño ya no recordaba lo que era ser tomado en brazos. Miró a aquella mujer como si quisiera escapar, a tan corta edad había conocido el dolor, había olido la muerte y eso lo atormentaba de muchas maneras.

Entonces el pequeño odió a la pequeña familia, porque podía ver su color, el color del amor y eso fue algo que jamás se le otorgó, «cariño, ¿Estás perdido?» el niño movió la cabeza en señal de negación. «¿Dónde están tus padres?» pero esta vez el niño, no respondió.

Aquella mujer hizo una mueca, y el pequeño niño se alteró y pensó «hago infelices a todos», la mujer abrazo al niño en el césped y envío a su esposo en busca de autoridades. Pronto el niño soltó el calor de la dulce dama y se vio rodeado de policías y ayudantes de regaste, con sus típicos chalecos fosforescentes.

16 de Mayo de 2019 a las 00:00 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1: El bosque al final del puente.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 8 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión