0
963 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los martes
tiempo de lectura
AA Compartir

La clemencia de la indolencia

Fumar ya no me hace daño,

ya no.

Porque mayor daño me causas tú.

Dulce manía de volverte a ver,

bella manera de quererte tanto,

adorable el conocerte un rato.


A medio mundo provocas infarto

cuando meneas las caderas caminando.

Y las calles en paisajes encubiertos ayudando

a cada paso, la vida continúa.

Cada paso, es un nuevo amante.

Para usted no es suficiente uno,

la Doña quiere más, pide más.

Para ella nunca mucho será demasiado,

No existe ser que la comprenda,

no hay quién la conquiste,

nadie que la enamore,

menos quién le regale flores,

tampoco alguien que la escuche,

que sea atento, leal a sus principios,

y dentro de ello la comprenda.


A veces no sé porque callo tanto

Si su mirada grita con ojos de silencio.

Será mejor que pases

sin ser el próximo sin aliento,

porque.


Su corazón no se toca,

Equivocado, yo le digo,

¡ríndase ya!


Es parte del fragmento de un poema de Vincent Scott de Dirmeo.

Para él los sentimientos del alma son capaces de destruir también al cuerpo.

El engaño no se perdona, la traición no tiene aliados.

No importa si el viejo amor vuelve, a las buenas aguas del río se las lleva la corriente.

Vivía al máximo sus poemas, eso puedo sentirlo.

Por eso no resulta difícil deducir la depresión en su inevitable suicidio desde el piso veintitanto de un edificio que ya no recuerdo. Estaba ebrio cuando leí el nombre.

Y es que, iré al grano, ese Vincent del que hablan, dicen que soy yo.


Los veo pasar a todos sin creer lo que proclaman a viva voz.

El mundo para mí nunca tuvo sentido. Ahora que lo pienso, no noto la diferencia entre la vida y la muerte. Todo sigue igual, en blanco y negro. Para siempre ese entorno monócromo. Para siempre sin color.


15 de Mayo de 2019 a las 02:13 0 Reporte Insertar 1
Continuará… Nuevo capítulo Todos los martes.

Conoce al autor

Zaycko Joria Bienvenidos al lugar donde "los acoplados" darán rienda suelta a sus más bajos instintos, error, a sus más altos saberes en sus diferentes escritos. Diría <>, pero ellos son los fundadores, y yo, un reciente colaborador.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~