El secuestro Seguir historia

alexhdzv Alejandro Hernandez

Alguna vez te preguntaste, ¿Que es lo peor que podría pasar si te secuestran? ¿Morir?. En este mundo existen fanáticos del diablo dispuestos a lo mas extremo para satisfacer su necesidad de cumplir con el demonio, pero si quieres saber que se siente estar en el lugar de la victima y su familia, pon mucha atención...


Horror Historias de fantasmas Sólo para mayores de 21 (adultos).

#fanaticos #diablo #secuestros #secuestro #miedo #terror
Cuento corto
1
603 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿Que es lo peor que podría pasar si te secuestraran? ¿Morir?

Eddy no sabía que hacía en ese lugar, un joven de tan sólo 22 años por más que trataba de concentrarse no lograba recordar que había pasado, muy debilitado intentaba zafarse de lo que el sentía eran unas sogas inmovilizado su brazos y piernas, no tenía más opción que fiarse de su sentido del tacto ya que lo que parecía ser una pequeña habitación estaba en total oscuridad.

Muy asustado e incapaz de pedir ayuda debido a una cinta gruesa que tapaba su boca, Eddy se dio por vencido y no tuvo más opción que recostarse y entre lágrimas de miedo y e impotencia tratar de recordar que había pasado.

Eddy llevaba poco menos de 12 horas desaparecido, sus padres pudieron percatarse de ello ya que no regresó del bar al que había pedido permiso para salir.

Desesperados los padres contactaron por la mañana a los amigos de su hijo con la esperanza de que estuviera con alguno de ellos, pero no fue así, rápidamente dieron aviso a la Policía y comenzaron las investigaciones.

Al interrogar a los amigos con lo que salió de noche a ese bar, estos comentaron que Eddy se comportó particularmente extraño esa noche, lo notaron nervioso pero ansioso, más sin embargo pensaron que era sólo exceso de alcohol. Al preguntarles cuando vieron a Eddy por última vez, estos respondieron que Eddy se despidió de ellos argumentando que ya se retiraba a su casa.

Sin más pistas, la Policía solicitó a los padres revisar la habitación de Eddy, a lo que estos aceptaron de inmediato.

Minutos después ya en la habitación, los padres y un oficial revisaban cada rincón, cajón y armario de Eddy con la esperanza de encontrar alguna pista de su paradero.

El oficial se dispuso a levantar el colchón, fue entonces cuando sintió un escalofrío que obligó una expresión de terror y sorpresa en su rostro, los padres al ver la reacción del Policía rápidamente se acercaron a la cama para saber que había ahí que había asustado del tal manera al oficial.

Impactados por tal escena la madre llevo su mano a su boca y con una expresión de horror comenzó a llorar entre los brazos de su también impactadó esposo.

-¿Qué significa esto oficial? ¿Que hace esto debajo de la cama de mi hijo?- pregunto el padre con cierta calma. Y es que no se podían explicar que hacía un pentagrama dibujado con sangre en la base del colchón de su hijo, y es que estaban seguros de que era sangre, ya que en cada uno de los picos del pentagrama había una foto, cada foto mostraba a Eddy haciendo una cortada en sus 5 extremidades, brazos piernas, y cabeza, eran cortes estratégicos para que nadie se percatarse de ellos.

Pero había una fotografía más en aquel pentagrama, está se encontraba al centro, se trataba de la cabeza de un chivo color negro y una extraña marca en la frente, fue la escena más terrorífica y espeluznante que los padres y el Official jamás imaginaron vivir.

Eddy, después de unas horas de sueño debido al agotamiento, comenzó a despertar y aún asustado pero con cierta calma trataba de recordar que había pasado, y es que sus planes no salieron como el lo esperaba, -¿Será está una prueba?- Se preguntó así mismo, y es que Eddy llevaba ya varias semanas comunicándose vía Internet, con una persona que le ayudaría a realizar su oculto y oscuro sueño de convertirse en un brujo.

Estaba arto de ser hijo de una familia de medio pelo, que no tenían suficiente dinero como para regalarle su primer auto, o simplemente un celular de modelo reciente, cansado de ser ignorado por todas las chicas de su escuela, encontró la solución perfecta, obligar al universo a dotarle de todas esas cosas que la vida simplemente se negaba a darle, por medio del demonio, estaba dispuesto a entregarle su alma al diablo a cambio de conocimiento y poder.

-¿Qué pudo haber salido mal?- se preguntaba Eddy, la persona con la que se estuvo comunicando le dijo claramente que lo vería en el callejón 2 cuadras al sur del Bar para realizar su iniciación a la magia negra.

Eddy se empezó a cuestionar si había hecho mal alguna de las peticiones que aquella persona le solicitó en varios mensajes, diariamente durante un mes Rendía oración a Satán por las noches levantando su colchón para tener frente así, aquel pentagrama que el mismo dibujo con su propia sangre en honor al maligno, y que durmió 30 días sobre aquel dibujo con sus fotografías.

Eddy siguió todos los pasos al pie de la letra, entonces ¿por qué lo habrán sedado y secuestrado?, aún aterrorizado, trato de guardar la calma y confiar en que esto que le hacían era parte de su inciacion.

Fue entonces que a lo lejos empezó a escuchar voces, eran voces que recitaban de una manera extraña lo que parecía ser una oración en otro dialecto de manera cantada, Eddy era incapaz de reconocer el dialecto, pero era inminente que aquellas personas se acercaban cada vez más al lugar donde Eddy se encontraba.

La habitación dónde se encontraban los padres de Eddy y el oficial extrañamente comenzó a helarse, lo vidrios de las ventanas poco a poco se empañaban pero no era debido al atardecer, ya que los 3 (los padres y el Policía) notaron un cambio repentino en el ambiente, como si una presión surgiera dentro la habitación.

El oficial aunque en el fondo sorprendido por el dibujo, trato de hacerse notar lo más calmado posible y transmitir cierta seguridad como representante de de la ley que es, y es por eso que mencionó a los padres que ya había escuchado de casos de esquizofrenia con conductas y acciones similares a las de Eddy, pero en el fondo el sabía que algo no estaba bien, esa presión que se sentía en la habitación causaba en el una tristeza profunda, miedo indescriptible, y es por eso que optó por sugerir ir la Comandancia a reportar un aparente caso de esquizofrenia.

Una vez que se fue el oficial, la madre aún con lágrimas en los ojos, y sin poder creer que su hijo a quien ella consideraba un normal y buen chico, pudiera tener desórdenes mentales.

El padre abrazando a su esposa repitiéndole en varias ocasiones que todo estaría bien, no dejaba de pensar en esa presión de malos sentimientos y frío escabroso que se sintió por unos momentos en el cuarto de su hijo.

Llevo a su esposa las cama pidiéndole que descansará y que mañana el iría a la Comandancia para saber que era lo que proseguía en caso de que está situación fuera tomada como un caso de esquizofrenia.

A la mañana siguiente el oficial sorprendió a las 9 de la mañana al padre en la puerta de su casa pero está vez iría vestido de civil, el Policía explicó al padre que la Comandancia tenía casos de asesinos y robos sobre la mesa y que esos eran prioridad y que el supuesto caso de desorden mental de su hijo pasaba a segundo plano según la jerarquía

El padre como siempre muy sereno agradeció al oficial por su tiempo, pero no podía dejar de pensar que el Policía había ido a su casa en su día de descanso sólo para hacerle llegar esa notificación, así que le pregunto que si de verdad el creía que era un caso esquizofrénico, a lo que el Policía le contestó en un tono serio que no, y recomendó al papá que siguiera indagando en las cosas personales de Eddy para saber realmente por que había hecho ese dibujo.

El papa de Eddy realmente era una persona muy analítica, el siempre creyó en Dios y como tal también tenía conocimiento que el mal existe, por lo que le aterraba la idea que su hijo se hubiese metido en un lío del que físicamente no habría nada que hacer.

Fueron a revisar de nuevo el cuarto, ambos con cierto miedo y predispuestos a sentir esa opresión y frio que sabían se sentía en ese cuarto. Lo primero que hicieron fue deshacerse del dibujo y las fotos, quitando las tablas de la base de la cama y ropiendolas, acto seguido prendieron la computadora de Eddy y tras un hábil conocimiento del Policía lograron acceder a su sesión sin necesidad de la contraseña, indagando por algunos minutos lograron recuperar el historial de Eddy en donde se encontraban varios blogs con temática del demonio, sectas, brujos, rituales y Santísimo... El padre con un vacío en la panza pero muy analítico pidió al oficial de favor que buscará algún tipo de chat en una de esas páginas, y ver si se podía recuperar la conversación, el habíl oficial puso En práctica sus conocimientos y ahí estaba, lo que tal vez fuera la clave para encontrar a Eddy, la conversación era con uno de los administradores del blog que se hacía llamar "Severerant of evil" que quiere decir "sirviente del mal" .

La expresión de asombro del Policía sorprendido no se hizo esperar al ver que la conversación trataba sobre un rito para abrirle las puertas al maligno y que este le otorgue fuerza y poderes a cambio de su alma, más abajo en la conversación se leía hacerca de haber cumplido con éxito los pasós a seguir incluyendo las fotos y el pentagrama debajo de su cama, y que estaba listo para la iniciación para ser un brujo, a lo que el "sirviente del mal" le respondió que se verían en determinado lugar en determinado día.

Una lágrima broto sobre la mejilla del padre al darse cuenta de que la fecha pactada en el chat coincidía con el día de la desaparición de su hijo, pero el padre estaba aún más aterrado por el contexto del asunto, no eran drogas, no eran amigos de esos de mala influencia, no era un escape de casa, el intuitivo y muy inteligente padre al leer la conversación lo supo de inmediato, la manera en que se leía al otro sujeto era manipuladora, pero ¿que iba a saber un chico de esas cosas?... si, el padre lo supo de inmediato ... su hijo había sido secuestrado por fanáticos del diablo.

Las voces que aparentemente recitaban en forma de coro en un dialecto extraño, se acercaban a donde Eddy se encontraba, asustado pero ansioso de que tal vez el que lo amarraran y encerraran fuera parte de una prueba, y esas personas que recitaban fueran a liberarlo y darle una bienvenida... nada más alejado de la realidad.

Era inminente, las voces se encontraban del otro lado de la puerta pero no realizaron acción alguna más que seguir con su demoníaco coro por unos minutos y rompieron en total silencio, fue entonces cuándo abrieron la puerta y se encontraron con un asustado y ansioso muchacho atado de brazos y piernas, con una cinta en la boca, y Eddy con una visión limitada debido al tiempo que estuvo a oscuras y una oscuridad en el ambiente apenas opacada por un cadelabro que sostenía uno de los 3 hombres encapuchados a los que difícilmente se les podía ver la cara.

Dos de los hombres encapuchados, tomaron a Eddy de sus brazos y piernas amarradas y lo ataron a un palo para que así el chico quedara colgando cual presa de canibal, Eddy no tenía fuerza alguna para tratar de librarse o hacer algún tipo de resistencia, pero sin poder hablar debido a la cinta que tapaba su boca, tarareba con la poca fuerza que tenía y abría los ojos teñiendo una expresión de desesperación y es que no comprendía por que hacían eso... trataba de darles a entender que el quería ser uno de ellos y que había seguido las instrucciones al pie de la letra... Fue inútil, Todo esfuerzo para lograr comunicarse fue en vano, aquellas personas que fueron por el, estaban completamente concentradas en la tarea de llevar al chico en un total y perturbador silencio.

Colgando de sus brazos y piernas Eddy no tuvo más que observar aterrorizado las paredes hechas de piedra cuál pasillo de un castillo de la edad media, pero había algo particular en ellas, y es que se podían apreciar Formas y símbolos con una pintura color marrón que pudiera deducirse era sangre...

Era un camino bastante largo, o al menos así lo sintió el ahora arrepentido Eddy. No hay palabras para describir lo realmente aterrorizado que estaba aquel chico, que comenzaba a percatarse que no se trataba de una iniciación.

Al final del pasillo por fin se lograba ver una recámara iluminada con muchas velas, eran suficientes para para tener total visibilidad del cuarto entero.

Al llegar ahí, Eddy no podía creer lo que veía, la escena que estaba viviendo no se la pudo haber imaginado ni en su peor pesadilla, en cada una de las esquinas de aquella habitación había una figura de alrededor de 2 metros de altura de diferentes representaciónes del demonio, en aquellas paredes de ladrillos de piedra, se podía apreciar de manera segura manchas y salpicones de sangre, al centro de La habitación había dos filas de butacas de madera formando un pasillo entre ellas, cabe mencionar que había alrededor de 40 personas en la habitación, todos al pendiente y de pie, siguiendo con la mirada y con una leve sonrisa al débil muchacho.

Al final del pasillo formado por las butacas, tres escalones que llevaban a una plataforma de 1 metro de altura en la cuál se encontraba un altar acompañado de dos lanzas en las esquinas con un bebé clavado en cada una de ellas, detrás del altar y a 3 metros de altura se encontraba la figura principal, a la que todos rendían oración, hecha de marfil, color negro, una figura humanoide con piernas cruzadas, un pie de gallo, y el otro de mula, cuatro brazos, dos de ellos extendidos, otro sosteniendo una cruz al revés, y el último brazo haciendo una seña extraña con la mano, la cabeza era lo que se asemejaba a un macho Cabrio con cuernos largos y enrollados, ojos color rojo, y ese símbolo en la frente, el mismo símbolo que Eddy dibujo en aquella foto debajo de su cama.

El padre de Eddy rogo al Policía que mantuviera el secreto a su esposa, ya que una noticia así podría volverla loca, y de esa manera y sin perder tiempo rápidamente el Policía y el padre salieron en busca de ayuda especial, y acudieron a la Iglesia.

El padre Román, un sacerdote de 44 años y con muchísima suerte para el padre de Eddy, un experto en temas demoníacos al haber llevado a cabo 12 exorcismos a lo largo de su vida y 10 de ellos exitosos, los recibió y muy pasientemiente escuchó la historia que el oficial y el padre de Eddy le contaron.

El sacerdote, al terminar de procesar toda la información, suspiró y y con una mueca dijo que lamentaba darles malas noticias, pero que el chico había sido engañado, las sospechas del papá de Eddy fueron ciertas, aquel hombre apodado "sirviente del mal" había manipulado a Eddy prometiendole poder, venganza, y conocimiento, a cambio de su alma, pero lo que Eddy en realidad hacía sin saber...

Era prepararse para recibir y ceder su cuerpo a un demonio llamado "Asnor" que se identificaba por aquel símbolo extraño en la frente, el sacerdote les explicó que aquel símbolo robaba fuerzas vitales de Eddy por las noches y el maldito demonio se introducía lentamente por las cicatrices de aquellas heridas que Eddy se provocó así mismo, abriéndole y haciéndole pasó al demonio.

También les explicó que ese tipo de rituales llevaban tiempo pero que al completarse, ya no existiría el alma de aquel chico, no estaría en el infierno, no estaría en el limbo, simplemente dejaría de existir para siempre, y el tener a un demonio con un cuerpo propio en este mundo sería fatal.

-Padre! Dígame que puedo hacer, haré cualquier cosa para ayudar a mi hijo- exclamó el padre de Eddy,

A lo que el padre Román explicó que necesitaría tener al chico para practicar un exorcismo y que aún así, sólo dependería de Dios padre perdonar su alma.

Fue entonces que el oficial de Policía tomó la palabra y con una voz de lamento confesó que un familiar cercano a el había perdido la vida a manos de fanáticos del demonio, su hermano menor en ese entonces un bebé, había sido sacrificado por una maldita bruja que fue descubierta bebiendo su sangre, aquella bruja fue asesinada por policías al resistirse a la ley, desde entonces el Policía juró que jamás perdonaría ni pasaría por alto a estas personas que decidieran hacer actos demoníacos, y así al pasar de los años se convertiría en el oficial que hoy es.

-Tal vez yo pueda conseguir información clasificada en la Comandancia, cuando aquella mujer asesino a mi hermano, decomisaron toda su información, información en la que se detallan los lugares que ella frecuentaba, tal vez en alguno de ellos se encuentre tu hijo, no se me ocurre nada más.

Y es que si el oficial planteaba la situación de Eddy como un caso de brujería y esas cosas, podría ser sancionado por la Comandancia.

Fue entonces que consiguió aquel viejo archivo del caso del asesinato de su hermano, archivo en el cual se mencionaba un homicidio por parte de una mujer con desórdenes mentales... no tardo el Policía en molestarse con esos malditos seguidores del mal, al ver las fotos de su pequeño hermano descuartizado.

En los documentos se encontraba una dirección a las afueras de la ciudad clasificada como un lugar abandonado, pero a nombre de un rico empresario, lo cual lo convertía en propiedad privada, sin importarles esto, el padre y el oficial aunque vestido de civil, armado, rápidamente se dirigieron a aquel lugar.

-¡Salve Asnor padre y señor maligno de la tierra! Exclamó aquel encapuchado que llevaba consigo un candelabro, y que entregaba a Eddy al altar. Los otros dos que llevaban a Eddy colgando de sus brazos y piernas colocaron a Eddy en el altar estirando sus extremidades y amarrandolas a las esquinas de aquel altar, todos los presentes comenzaron a recitar un un demoníaco coro haciendo alucion a la llegada del maligno en carne y hueso.

Es entonces que de la oscuridad se levanta aquel que llevará a cabo el ritual, un hombre con la cara tatuada con todos aquellos símbolos que se mostraban en los pasillos de aquel lugar, portaba en la cabeza dos cuernos y una daga en cada una de sus manos, tenía una mirada que causaba pavor aún a los presentes adorantes del diablo, no llevaba puesto más que una truza que tapaba sus genitales, y comenzó a caminar hacia al altar acompañado del coro que recitaban los presentes.

Dos mujeres completamente desnudas llegaron a acompañar al ritualista, una en cada lado.

Eddy estaba desesperado, le llegó un impulso de adrenalina y forzejeaba con todas sus fuerzas, no dejaba de llorar, estaba aterrorizado como jamás en su vida creyó se se podría estar, en su mente suplicaba el perdón de Dios, pero el sabía que eso no podía pasar, el ya se había entregado al maligno sin darse cuenta de ello.

Al ver a la persona que llevaría a cabo el ritual con dagas en sus manos comenzó a gritar con todas sus fuerzas, auque la aquella cinta opacara los gritos, uno de sus ojos comenzó a sangrar y las venas de la cabeza se le saltaron de aquel esfuerzo que el pobre Eddy hacia en vano.

Los asistentes en ese cuarto tomaron asiento, mientras que aquel desquiciado con cuernos re-abría las cortadas de Eddy para que sangrara poco a poco mientras el oficiaba la misa oscura que culminaría con la llegada del maligno.

Las mujeres desnudas estaban ahí para lamer la poca sangre que caía al piso mientras se oficiaba la misa oscura.

Rápidamente el padre de Eddy y el oficial se acercaban a aquella dirección que el viejo documento les había proporcionado, no sabían con que tipo de escenario podrían encontrarse, pero a ninguno de ellos les importaba con tal de encontrar al chico con vida,

La angustia era notoria en el padre de Eddy, era tanta información en tan poco tiempo, como la vida le cambio en un instante, pero no había tiempo para pararse a preguntar los "¿por qué?, como ya lo mencioné el padre de Eddy era muy analítico, inteligente, y sobre todo era muy calmado, tomaba decisiones muy fríamente, y ninguna emoción o sentimiento interferia en ellas.

Fue así que llegaron a la dirección que mostraba el documento, un lugar lleno de árboles, similar a un bosque, y una barda hecha de ladrillos de piedra que impedía su paso a aquella vieja estructura donde sospechaban se encontraba Eddy

Ni por un momento dudaron en saltar aquella barda, e infiltrarse a la propiedad para averiguar si Eddy de encontraba ahí.

Eddy cada vez se encontraba más agotado, no solo perdía la vida al pasar de la misa oscura, perdía su existencia misma al perder el alma, se le notaban grandes ojeras y había perdido una cantidad considerable de sangre, misma sangre con la que aquella mujeres desnudas se dieron un festín.

Aquel hombre con cuernos alzo las manos hacia la figura de marfil que adoraban pidiéndole que aceptara este cuerpo que había sido preparado para su llegada a la tierra, Eddy al escuchar dichas palabras solo lloraba y dentro de si suplicaba a nuestro señor Jesucristo misericordia, fue entonces que las flamas de todas las velas de aquella habitación se alzaron con fuerza, como si recibieran un impulso de gas para avivarlas, todas las personas se pusieron de pie y comenzaron a recitar palabras extrañas en alusión a la llegada del maligno.

Llego el momento… el demonio Asnor tomaría el cuerpo de Eddy, quien empezó a levitar unos centímetros, mientras el hombre con cuernos con una demoniaca sonrisa se ponía de rodillas, fue entonces que un impacto de bala dio justo en la cabeza de aquel hombre que ya hacia incado, el padre de Eddy y el oficial habían llegado a la escena, sin tiempo para percatarse del oscuro y macabro ritual que se llevaba a cabo, el oficial solo se enfoco en abrir fuego contra el hombre armado con aquellas dagas callendo inmediatamente muerto al piso.

AL ver tal escena los 43 asistentes restantes huyeron despavoridos temiendo ser asesinados de igual manera por el policía quien rápidamente a través de un radio solicitaba refuerzos y una ambulancia, el oficial fue tras los que escapaban gritando “Policia, no se muevan”, tratando de mínimo someter a alguno de aquellos malditos.

Eddy quien ya hacia levitando pocos centímetros fue liberado por su padre quien a su vez le gritaba –Hijo!, hijo por favor responde, era inútil, el demonio estaba apoderándose del chico aunque el ritual no hubiera concluido, el demonio ya tenia demasiado control sobre el cuerpo de Eddy,

Tu hijo ya no está, ahora me pertenece- Exclamo Eddy con una voz ronca y bastante grabe, al padre no le importo y siguió gritando a su hijo –Hijo escúchame!, dios es grande y misericordioso, suplícale su perdón y encomiéndate a el, no te rindas!!

Fue entonces que el padre de Eddy sintió un golpe en la espalda bastante fuerte tirándolo al piso, era uno de los hombres encapuchados exclamando que su hijo ya no existía más, el padre se levantó tambaleando y le pregunto que por que le hacían esto a su hijo, aquel hombre respondió que la humanidad pronto se sumergiría en las tinieblas y seria reclamada por el único padre de todo Satan. Y que Asnor era el ducto para lograr dicha misión, entonces aquel hombre decide des encapucharse y revelar su cara, era un rostro conocido, se trataba nada menos que de un político famoso en la ciudad, quien decidió revelar que fue el quien contacto a Eddy y lo engaño haciéndole creer que lo consagraría en la magia negra y mas bien lo preparo parra ser un recipiente de un poderoso demonio,

El padre de Eddy sin mas que ira en ese momento se lanzó a atacar a aquel maldito hombre con todas sus fuerzas, pero el desgraciado tenia fuerza sobre natural, presumía de ser inmune a sus golpes y lanzo al padre de Eddy fuertemente hacia el altar tropezando con el cuerpo del hombre a quien el oficial había disparado minutos atrás.

Muy lastimado y sin que el sirviente del mal se diera cuenta tomo una de las dagas del hombre con cuernos y la oculto dentro de sus mangas, fue entonces que el maldito lo tomo del cuello diciéndole que dijera sus últimas palabras, y que no se le ocurriera recurrir a dios ya que al ser asesinado en ese lugar maldito, su alma se iría directo al infierno, muy confiado y riéndose de su víctima recibió una tajada con aquella daga en la garganta, soltando al padre de Eddy y cayendo al piso ahogándose con su propia sangre.

Muy lastimado el padre de Eddy se levantó y fue hacia con su hijo suplicándole a Dios que lo perdonara, aquel demonio en el cuerpo de su hijo se reía de las suplicas del padre y le decía que era muy tarde que su hijo se había ido, el padre no se dio por vencido y entre lágrimas seguía llamando a dios suplicando ayuda para su hijo, fue entonces que el demonio comenzó a quejarse y a gritar “Largate niño este cuerpo ya es mío” y por unos momentos Eddy muy debilitado volvió en si, y con lagrimas en sus ojos pero con una leve sonrisa vio a su padre y le agradeció por todo, además de pedirle perdón, el padre se dio cuenta de inmediato, era su hijo quien le hablaba, -Hijo, hijo! Se fuerte te sacare de aquí, te llevare con el sacerdote, - exclamo el papa, -No papa, es hora de irme, dios me hablo, me dio la oportunidad de despedirme de ti, gracias a tu amor dios decidió darme una segunda oportunidad para salvar mi alma y ahora voy a su lado.

Fue entonces que Eddy murió, el padre se recostó sobre el cuerpo de su hijo llorando y agradeciendo a dios por haber salvado el alma de su hijo, las flamas de las velas no se extinguieron pero dejaron de tener aquella intensidad, el demonio no había sido expulsado al infierno, pero no había logrado su cometido, le fue imposible tomar el cuerpo del padre por que el tenía una fuerte Fe en dios así que no tuvo más opción que huir y refugiarse en algún objeto de ese cuarto esperando por algún alma débil.

Eddy tuvo una cristiana sepultura, su padre explico a su mama los hechos ocultándole algunos detalles, pero haciendo énfasis en que su hijo ya estaba con dios. El Padre Román quedo al pendiente de todos los objetos donde el demonio pudo haberse ocultado, actualmente las investigaciones con ese grupo de fanáticos sigue en pie, y el oficial después de cierto tiempo detenido por haber actuado fuera de la ley, salió libre al comprobarse que era inocente de todo cargo del que se le acusaba.

Alejandro Hernández: El mal existe, no es un juego, el demonio siempre está al asecho de almas débiles, y no debemos tomarlo a la ligera, estar bien con dios es estar bien con tu alma, no indaguen en terrenos desconocidos, y si un día llegan a caer en uno de ellos por accidente, que mejor que tener la mejor defensa contra el maligno, Fe en Dios.

13 de Mayo de 2019 a las 00:35 2 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Alejandro Hernandez chico de 25 años, estudiante de administración, de Jalisco Mexico, con mucho interés sobre temas de horror, creyente de dios.

Comenta algo

Publica!
Alejandro Hernandez Alejandro Hernandez
Me encantaría saber si alguien de ustedes les causo alguna sensación el leer esta historia, estoy al pendiente
12 de Mayo de 2019 a las 20:48

  • Lionar Stormrage Lionar Stormrage
    ¿Cómo estás Alejandro? Es interesante la historia pero hay muchos factores que interrumpen una buena lectura: la más importante es la falta de ortografia, la segunda el hecho de que repites mucho las mismas palabras o nombres, y esto para empezar. Creo que puedes mejorar aún más tu relato y hacerla mucho más atractiva, aquí es donde comienza el verdadero desafio del escritor. Qué no te desalienten mis palabras, que la carrera del artista no se trata de velocidad, sino de resistencia. =) 16 de Mayo de 2019 a las 08:40
~