IGUALES CONTRARIOS Seguir historia

anapaulaveliz1 Ana Paula

Un sentimiento que no puede ser contado, uno que debe estar bajo candado. Dos amantes ocultos de cámaras, que se saludan sólo mediante llamadas. Fanáticas locas por doquier, que están próximas a su aparecer. Sospechas ya empiezan a rondar, y su relación está por terminar. "Malditamente contrarios", decían todos a su alrededor. No sabían qué hacer, para acabar con ese amor. -HISTORIA DE MI AUTORÍA. -REGISTRADA EN SAFE CREATIVE.


Romance Suspenso romántico Todo público.

#relación #romance #amor
1
666 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo I

I


¡Qué espléndido día!


Fan meeting, 2 de diciembre de 2015.


A pesar de que Rusia gozaba de una alta calidad de disciplina y control, en este momento parecía todo lo contrario. El bullicio y desorden de las pocas y exclusivas personas quienes tenían hoy la posibilidad de conocer a sus ídolos, era atroz.

Con la ayuda de los mandos policiales, guardias y miembros del staff, se logró controlar la emoción y euforia por parte de las fanáticas. La canción que ambientaba el lugar era el reciente éxito de la banda masculina Big Bum Young, conocidos mundialmente como BBY.

Raining, una melodía tenue, que contrastaba con el entorno en el que nos encontrábamos. La letra fue coreada por la mayoría de los presentes, incluyéndome.

Freck Noah.

Gyum Jin.

Muniré Yoseph.

Jurth Holwer.

Purak Junior.

Kajord Izan.

Jedred Naim.

¡BBY!

Y, como si hubiéramos hecho algún tipo de invocación, cada uno fue apareciendo conforme al orden establecido. Nuevamente los gritos, acompañados de cientos de flashes de cámaras y alguna que otra lágrima de alguna bummy que hizo realidad el sueño de tenerlos así de cerca, hicieron presencia.

Los jóvenes artistas comenzaron con dinámicas, se presentaron con el típico estilo que los caracterizaba y, luego de algunas risas e interacciones, procedieron a sentarse y firmar los álbumes. Me situaba casi al final de la fila, estando sólo a 4 espacios de la última. Son innegables la variedad de sentimientos que recorrían cada célula de mi ser, incluso llegué a pensar que tarde o temprano me desmayaría.

Poco a poco la fila se fue acortando, las que habían llegado tarde ocupaban los puestos de atrás; veía a Junior sonreír haciendo que sus ojos se cerraran, N1 (el nombre artístico de Noah) mostraba sus hoyuelos, Holwer feliz como era costumbre, Jin estaba degustando del paquete de galletas que le llevó una fan, Naim quitándole algunas, Izan haciendo muecas graciosas, Yoseph actuando serio, todo era tal cual imaginé.

Subí el primer escalón que me llevaba a Noah, lo observé, su cuerpo emanaba el término "líder" por doquier. Conversamos un poco, sólo lo necesario. Fue rápido, pero jamás olvidaré cómo mi corazón latía en ese momento. Y así con el resto de miembros. Mentiría si dijera que cuando estuve frente a Junior mis mejillas no se sonrojaron. Él era mi favorito, lo elegí por sus peculiares cualidades, por ejemplo: sus ojos, que cuando reía en exceso comenzaban a achinarse más de lo que eran, y su suave y armoniosa voz. Para mí era perfecto, todo lo que buscaba en un hombre, tierno, pero a la vez masculino, cariñoso, es decir, todo lo contrario a Naim.

Y sí, en este momento se preguntarán: ¿qué dice esta tonta?, la verdad me importa un reverendo pepino. Llegué al final, donde Jedred me esperaba pacientemente.

Mientras firmaba el álbum que le había extendido, advertía algunas migajas de galleta en su mejilla derecha, varias estaban regadas sobre el mantel. Su cabello estaba despeinado, dándole un toque juvenil y rudo a la vez, como un playboy. Vestía la camiseta una talla más grande de la que él era, le quedaba holgado y, aunque intentara esconder sus musculosos atributos, no lo consiguió del todo, dándome una buena vista de su pecho en el momento en que se agachó a firmar.

Y no lo malentiendan, no tengo nada en su contra, sólo siento que no somos compatibles. Lo que trato de explicar es que, nosotros somos tan iguales que nos repelemos, sí, es exactamente eso.

Al instante en el que tomé lo que se había convertido en lo más importante de mi vida, escuché una serie de gritos e insultos provenientes de la parte posterior del escenario. Todos los presentes voltearon a mirar al provocador de tal escándalo, incluyendo a cada uno de los integrantes, que miraban desconcertados la escena.

La imagen de BBY estaba quedando por los suelos conforme lo que la chica decía, algunas bummy's trataban de calmarla, pero tal eran los insultos que simplemente alteraba a seres pacíficos como yo. Una corriente de ira nubló mis pensamientos, detestaba las mentiras, los engaños, las estafas, y lo que ella decía era mucho peor que eso, eran acusaciones sin consistencia, lo que inmediatamente se vendrían a convertir en difamaciones. Opté por ignorar, pero, ¿cómo podría pasar desapercibida aquella injusticia?

Seguridad estaba demorando demasiado, y con razón, tratar de atravesar el tumulto de personas no era fácil, no si otras, de igual modo que el mío, querían acercarse a golpearla.

—¡Ustedes jamás llegarán lejos, banda mediocre y sin gracia! —Y esa frase fue la gota que derramó el vaso. Debía defenderlos sí o sí. Nadie tenía el derecho de manchar de esa manera a los ángeles más puros que he conocido.

—¡La que no llegará lejos aquí eres tú, maldita tabla!

—¡Pues al menos no soy una ballena como Junior!

No, querida, no lo hiciste...

—¡Si nos podemos a comparar, pues tú eres una asquerosa cuica!

—¡Y vos una perra!

—¡Al menos me mantengo en perra y no llego a tu nivel, zorra! —Me puse de pie, dispuesta a partirle la cara a la infiltrada, pero sentí un fuerte apretón en mi brazo que provocó que de nuevo tomara asiento. Volteé para ver quién había sido el atrevido al agarrarme de ese modo, y hago frente al rostro enojado de Naim, quien con un tono amenazante me dijo: Basta.

Recapitulemos, era la primera vez que conocería a mi banda favorita en persona, se supone que este sería mi día, pero una desgraciada hater se hizo pasar por bummy para poder entrar y armar un escándalo, como buena fanática que soy decidí defenderlos, pero como pago recibí un apretón y una regañada. Sí, qué espléndido día.

Mi cara mostraba toda la indignación que sentía, y como nunca me quedo callada, reclamé.

—A ver, vamos a ver si entiendo. La z... —me detengo— la hermosa creación de Dios que está allá llegó a insultarlos, ¿y a mí me dices "basta"? —Él únicamente me observaba. El bullicio de la señorita poco a poco se fue apagando, hasta llegar a nada, ya la habían sacado de las instalaciones. Uno de los guardias se acercó y, con su mano sujetando mi antebrazo, me llevó a la salida, como si compartiera la misma culpa que ella.

12 de Mayo de 2019 a las 23:31 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

Ana Paula - Me gustan las rosas <9

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~