SNOVAL Seguir historia

marily Mallerly Franco

Sara una chica increíblemente fuerte que pasa a ser parte de los guerreros intergalacticos del planeta tierra, ella y sus amigos deberán luchar con fuerzas enemigas de otro planeta para salvar la raza humana de una terrible esclavización alienígena. ¿Será que ella y sus amigos podrán librarse de estos seres de otro planeta y salvar así a la humanidad?


Ciencia ficción Todo público. © Mallerly Franco

#aventura #258 #381 #Snoval
1
562 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

SNOVAL

Durante muchos años los seres humanos estuvieron viajando fuera del planeta en busca de vida extraterrestre, también comenzaron a salir para buscar un nuevo planeta donde pudiéran vivir tranquilamente, porque sí, la Tierra estaba destruida, lo único que se veían era enorme ciudades contaminadas.

Los pocos animales que sobrevivieron a la extinción estaban cerca de no ser parte más del planeta. Gatos, perros, aves y otros pocos animales sufrían al diario vivir a causa de las mala decisiones de los humanos varios años atrás. Los pocos bosques que quedaban eran un tesoro a nivel mundial tanto que se tenía restringida la entrada a estos mismo.

Sara estaba consciente de este terrible daño en el planeta, desde pequeña quería huir, tan decidida estaba que mientras cursaba sus años en su escuela privilegiada comenzó a realizar horas de servicio en una impresionante empresa que enviaba naves fuera del planeta. Pensó que era la mejor decisión, por lo menos en el espacio no tendría que preocuparse de sus enemigos.

En el espacio ella se sentía libre. Tenía varios compañeros muchos de ellos sus amigos, ver las estrellas, meteoritos y demás junto a ellos le tranquilizaba por completo hasta ese día...

Todos estaban en la nave realizando sus tareas diarias, Sara estaba en una esquina de la nave pensando de que sería de su vida si no tuviera tal pasado, desde ese incidente se ha estado haciendo miles de preguntas en su mente, preguntas sin respuesta alguna.

Mientras ella pensaba en una de esas respuesta un fuerte golpe se pudo presenciar en toda la nave sacándola de su mente. El golpe se había sentido en la parte trasera de la nave y las luces que iluminaban la nave cambiaron a unas parpadeantes luces rojas acompañadas de un sonido de alarma.

La joven se levantó rápidamente y fue corriendo hacia la parte delantera donde se encontraba la sala de control, allí vio a una de sus amigas que luchaba con las máquinas para tener bajo control a la nave, al percatarse de su compañera se giró y la miro a los ojos.

—Nos hemos encontrado con algo... Algo aterrador —se notaba temor en su voz —Ire a la parte trasera de la nave, los demás fueron allí pero no han regresado aún, te dejo a cargo la nave de momento.

La chica asintió con su cabeza acercándose a los monitores, mientras su compañera corría por los pasillos hacia la parte trasera de la nave a ver qué sucedía. Sara miro las pantallas y noto que algo no andaba bien, las cámaras fuera de la nave estaban grabando una nave con rasgos extraños, se le nublo la mente a la chica, a caso ¿Habían encontrado seres de otro planeta?.

Ya habían pasado varios minutos y su compañera aún no llegaba, ni siquiera se había comunicado, coloco los monitores en automático y decidió ir a donde estaban los demás y ver que estaba pasando. Llegó al lugar donde se había oído el golpe y un enorme agujero se hacía presente. Sara al percatarse a travez de una ventana, se colocó su casco y fue con cuidado al lugar sosteniéndose de unas varillas que cruzaban el lugar, el enorme agujero trataba de succionar a la joven por lo que tuvo que sostenerse con fuerza a la varilla, al estar cerca de la puerta tenía solo una opción, soltarse para correr con todas sus fuerzas hacia ella. Tenía miedo pero debía hacerlo si quería saber lo que había pasado con sus compañeros, al fin de un buen rato de estar pensando se soltó y corrió hacia la puerta, la corriente era fuerte pero ella pudo lograr atravesar la entrada con un poco de dificultad.

Subió su mirada y se encontró algo que hizo que deseara que ella saliera corriendo del lugar. Su corazón latía tan rápido y en sus ojos comenzaron a brotar lágrimas de dolor, enojo y temor, se levantó y vio a varios de sus compañeros muertos en el suelo, incluso su compañera que estaba en la sala de control estaba ahora recargada contra unas cajas totalmente desfigurada.

Un grito de uno de sus compañeros al otro lado de la habitación hizo que Sara se estremeciera, llegó al lugar para encontrarse un enorme mountruo de 2 o 3 metros de altura con una armadura verde obscura y en sus manos uno de sus compañeros que le gritaba a Sara con desesperación.

—¡VETE! —Grito aún en manos del enemigo —¡SARA, VETE Y ESCAPA! —Repetia una y otra vez hasta que se escuchó un tráqueo, el mountruo le había roto el cuello acabando con la vida del joven en un instante o eso pensó ella.

La chica quería salir pero su cuerpo estaba pesado, el miedo la invadía evitando que saliera. Cuando al fin pudo mover un pie sintió algo trás de ella y ahí estaba, otra de esas cosas la miraba con repulsión y de un momento a otro se vio rodeada de cinco de los enemigos.

"No quiero morir" Se repetía en especial cuando uno de los aliens se abalanzó hacia ella. La chica cerró sus ojos con desesperación deseando que todo fuera un sueño pero... Un golpe la despertó y al ver que era real no tuvo otra opción.

Entre lágrimas se colocó de pie, miro esas cosas que la rodeaban y a su compañero en el suelo o debería decir a su crush. En un momento de desesperación la tristeza fue cambiada por enojó un enojo que la salvó de la muerte.

Cuando era pequeña la tomaron como una rata de experimento y le colocaron una gran cantidad de líquidos y químicos a su cuerpo haciendo que desarrollara una fuerza sobre humana, fuerza que detestaba por causarle tanto daño y sufrimiento en su pasado pero... En ese momento era su única salvación, era luchar por su vida o morir como los demás y dejar descubrir a los enemigos una enorme fuente de información de su planeta y la raza humana.

No tuvo otra opción y también se abalanzó hacia ellos en un batalla que decidiría el destino.

Al terminar y calmar su enojo noto que su compañero aún se movía. ¿Había visto todo?. La chica se acercó, se quitó el casco y...

—Siempre... supe que eras increíble... —Sonrio —Sara tu....—La joven quedó totalmente impactada, su crush murió en sus manos pero alcanzó a leer sus labios "Me gustas".

Lloro por horas en medio de los cuerpos de sus compañeros y los enemigos, hasta que al fin tomo una decisión, tomo los cuerpos de los enemigos y los apilo en una esquina, después tomo con cuidado los cuerpos de sus compañeros, se despidió de ellos por última vez y los cubrió con unas sábanas que habían dentro de una caja. Se quedó mirando por unos largos minutos el lugar, se colocó el casco y decidió regresar a la sala de monitoreo. Se quedó en la sala observando los monitores en silencio, pensando en lo ocurrido, no podía dormir ni comer hasta que el sueño al fin le ganó. Despertó cuando ya estaba cerca a su planeta, tomo el cinturón de seguridad y oprimió un botón permitiéndole a la nave aterrizar en el planeta.

La nave atravesó la atmósfera y se recalento dándole dificultad a la joven para poder aterrizar, al final logró controlar la nave bajando a la tierra en el campo de su empresa. Bajo con cuidado y allí estaba su amiga de la infancia, esperando a que todos sus compañeros bajarán de la nave. ¿Cómo se pondría cuando se enterará de lo ocurrido?.

27 de Mayo de 2019 a las 21:03 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo SARA

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión