Cuento corto
0
1381 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Las muertes de María

María, tan linda niña, con ojos color café y forma de almendra. Cuánto han llorado esos ojos, cuánto vieron esos ojos antes de morir. Pero su muerte no fue su primera muerte, cada día moría un poco, moría lento, moría rodeada de todo aquello que le decían estaba bien. Un día María fue a limpiar porque eso hacen las niñas buenas. Un día María fue a jugar y la obligaron a besar porque eso hacen las niñas. Un día María se dejó tocar porque si no le iban a contar a todos, aún así lo hizo. Un día María dijo no más y ese no más se perdió entre los besos forzados y el temor al abandono. Un día María escuchó decir que las mujeres se tenían que casar. Un día María escuchó decir qué estaba dañada porque no podía ser mamá. Un día María pensó que amaba pero el otro la lastimaba. Un día María utilizó tontas rimas para decir lo que en su corazón había. Un día María moría y al otro intentaba caminar sin vida. Nunca la golpearon, nunca la “violaron”. La controlaban, la culpaban, le decían todo lo que había mal en ella. Un día ella perdió la fe. Un día ella creyó todo lo que le dijeron. Un día hizo lo que los demás decían. Un día olvidó quién era. Un día decidió que ya no . Un día subió a un lugar y nunca más fue herida, controlada, culpada, un día no lo permitió más. Y tomó la decisión que la podría liberar. Ahora nadie escucha a María. Ahora nadie le dice que está mal. Ahora todos quieren que vuelva con sus estúpidos posts y palabras que se pierden entre lo que se dijo antes y lo que se dice hoy.

2 de Mayo de 2019 a las 22:10 1 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Diego E. Diego E.
buen relato !
2 de Mayo de 2019 a las 23:33
~