La Llamada Seguir historia

davidserradilla1556126195 un ser inanimado

¿Nunca habéis sentido la curiosidad de jugar a la ouija y saber si es de verdad o no? En esta historia nuestros protagonistas experimentarán en sus propias carnes que pasa cuando se juega con los espíritus.


Horror Historias de fantasmas Todo público.
0
422 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

El comienzo

Todo empezó una noche en la cual estaba de fiesta con unos amigos y alguien propuso un juego el cual no me hacía ni pizca de gracia, y ese juego era la ouija, si, ese juego el cual no es ni conocido apenas pero como iba ya con el puntillo no me importó jugar aunque a día de hoy si pudiese dar marcha atrás lo haría por que fue la peor decisión de mi vida y a continuación os contaré por qué.

Todos nos colocamos en circulo alrededor de un tablero que improvisamos de la mejor manera posible dada la situación en la que estábamos, pusimos un dedo encima del vaso y comenzamos a citar en voz alta el siguiente llamamiento: Amigos unidos para invocar, espíritus puestos a escuchar. La primera vez no funcionó por lo tanto volvimos a repetir el llamamiento y nos quedamos 2 minutos mirándonos los unos a los otros pensando que no iba a funcionar y que era una tontería haberlo intentado, y cuando estábamos a punto de dejarlo todos sentimos en nuestro dedo índice como el vaso cada vez se iba poniendo mas frío y como ese frío se apoderaba de todos y cada uno de nuestros huesos. En ese instante aunque nadie lo dijo todos sabíamos que había sido una mala idea hacer este juego ya que con los espíritus no se juega. Mi amigo Jorge con una voz titubeante dijo lo siguiente:

- Bueno, que alguien haga una pregunta ¿No?

Nos volvimos a mirar entre todos con el miedo totalmente apoderado de nosotros. Sonia, que siempre era la más atrevida decidió dar el primer paso.

- ¿Quien eres?

El vaso comenzó a moverse lentamente de un lado a otro indicando las siguientes letras: A, L, G, U, I, E, N, Q, U, E, H, A, E, S, C, U, C, H, A, D, O, V, U, E, S, T, R, A, L, L, A, M, A, D, A.

Jorge, aún con voz titubeante preguntó lo siguiente:

-¿Y que quieres de nosotros?

El vaso volvió a moverse diciendo lo siguiente:

S, I, M, P, L, E, M, E, N, T, E, Q, U, I, E, R, O, D, I, V, E, R, T, I, R, M, E.

-¿Y como quieres divertirte?

L, O, S, A, B, R, É, I, S, D, E, N, T, R, O, D, E, P, O, C, O.

Después de esas palabras el vaso explotó y ninguno supimos como reaccionar ante tal situación. Después de eso como a nadie le salía palabra alguna nos levantamos con el mayor miedo que hemos podido experimentar y experimentaremos en toda nuestra vida y nos fuimos para casa intentado olvidar lo que acababa de pasar aunque por mucho que quisiéramos olvidarlo, sería imposible ya que se aproximaba lo peor.

24 de Abril de 2019 a las 17:38 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los lunes.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~