Cuento corto
0
543 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

EXTRAÑA APARICION


AUTOR: Alberto Suárez Villamizar



A causa de la fuerte lluvia la marcha era lenta y la visibilidad era cada vez más difícil lo que hacía que el trayecto que normalmente se cubriera en unas pocas horas se prolongara más. Desde temprano en el horizonte se vislumbraba el mal tiempo que se presentaría al finalizar la tarde. En estas condiciones conducía Carlos su viejo camión cubriendo la ruta que lo llevaba de regreso a la población de ”La Floresta” donde entregaría su carga y pasaría unos días con su familia, pues por ser los días de semana santa no podría trabajar, lo cual aprovecharía para descansar en su hogar.


La oscuridad era cada vez mayor y la neblina impedía el tránsito por la poca visibilidad que se presentaba «debí hacer caso de los consejos de mis amigos», pensaba con algo de temor; y es que horas antes mientras departía el almuerzo con algunos amigos, se lo hicieron saber.


- Carlos, quédate esta noche acá y mañana temprano continuas el viaje para “La Floresta”.- le habían comentado.

- No, compañeros, voy a aprovechar para estar en casa un par de días, son solo unas horas de camino y llegaré a casa.

- Mira la hora que es, y se nos hace demasiado tarde para continuar, con el carro cargado no te va a rendir y se te va a oscurecer el camino.

- No se preocupen ya he hecho ese recorrido en horas de la noche y me conozco ese trayecto de memoria.

- Pero recuerda que debes atravesar “el bosque de las cruces” que es el lugar donde por estos días de semana santa suele aparecer “fantasma de la princesa” a espantar a los conductores que se atreven a cruzar a altas horas de la noche por ese lugar.

- «Habladurías de los viejos», se decía Carlos. Nada me detendrá. Dijo, emprendiendo la marcha.


Continuó su recorrido, pero al poco tiempo una fuerte tormenta hizo su presencia sobre el trayecto que debía cubrir, lo que ocasionó su retraso.


Pero, ¿quién era el “fantasma de la princesa”?, ¿por qué despertaba tanto temor entre los transportadores que transitaban aquella ruta?


Se contaba entre los conductores veteranos que durante las noches de la semana santa en el sector de la carretera que conducía a “La Floresta”, en un sitio de grandes árboles y espesa vegetación conocido como “el bosque de las cruces” solía hacer su aparición una joven mujer de largos cabellos y de rostro angelical vistiendo trajes blancos quien a la vera del camino llamaba la atención de quienes transitaban por el lugar, pidiendo la llevaran rumbo a la población de “La Floresta


Se decía que quienes deslumbrados por la belleza de la mujer se atrevían a detener la marcha y llevarla a bordo habían continuado la marcha y algunos metros adelante se habían extraviado de la carretera, terminando sin vida junto a sus vehículos en los profundos abismos que a uno u otro lado se encontraban en aquel trayecto.

Carlos consultó su reloj: 11:00 pm


Su marcha era lenta; a causa de lo pesado de su carga y la pendiente del terrero no lograba ir más rápido, así como por la poca visibilidad que se presentaba a esas horas de la noche ocasionada por la espesa neblina. Encendió un cigarrillo y ya pensaba lo poco que le faltaba por recorrer para llegar a su destino.


«Solo me falta atravesar el “bosque de las cruces”, luego descender unos treinta minutos y habré llegado», se decía. Su marcha alcanzaba los 20 k/h cuando inicio la travesía del bosque. De pronto con las tenues luces de los faros de su vehículo divisó a la distancia a aquella preciosa mujer.


«No debo detenerme, no me puedo dejar seducir de su belleza», pensó nerviosamente.


Quiso acelerar y poder huir de aquella aparición lo más pronto posible, pero el cansado motor no respondía, marchaba a su máxima capacidad. Pudo ver como la bella mujer corría a alcanzarlo y por su poca velocidad no lograba tomarle distancia, prácticamente marchaba a su lado. Se encontraba concentrado en lograr la visibilidad de la vía cuando sintió el chasquido de la puerta al abrirse……..


- Seguramente se sintió cansado y quiso pasar la noche ahí –decían las voces que alcanzó a escuchar – sin duda es un hombre muy valiente, eran los comentarios de las personas que a primeras horas del día observaban el camión de Carlos parqueado en la orilla de la carretera.


Pero, ¡¿¡ cuál era el origen del “fantasma de la princesa”?


Todas las personas mayores de “La Floresta“ conocieron la historia y en voz baja la comentan con la gente joven y los visitantes que preguntan por ella. Dicen que hace muchos años llegó una mujer en estado de embarazo y que más tarde concibió a una bella criatura la cual años tarde y siendo aún muy niña se destacaba por su singular belleza, lo que ocasionó los celos de su madre, quien cierto día para deshacerse de su pequeña hija la llevó en un auto hasta el “bosque de las cruces” donde se internó con la pequeña, de la cual nunca más se tuvo razón.


Días después de ocurrida la desaparición de la pequeña su madre se fue del lugar y nunca más tuvieron razón de ella.


Algunas personas hicieron la búsqueda de la pequeña en la zona montañosa donde la vieron entrar con su madre, pero no hallaron rastro de ella. Dicen que la pequeña creció y habita en las profundidades de aquellos bosques, y es la misma que en ese lugar aparece en las noches de semana santa.


Ud. que haría amigo lector: ¿Iría al bosque a buscar a aquella mujer? o ¿detendría su vehículo para llevarla?



FIN

19 de Abril de 2019 a las 02:48 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~