Boris Franco y las Ciudades Soñadas Seguir historia

frank-boz1536880595 Frank Boz

En una biblioteca, aparecen unas extrañas carpetas con documentos que hablan acerca de una antiguo caso catalogado como "locura colectiva" . Extraños sucesos parecen rodear dicha documentación y el detective Boris Franco deberá encontrar respuestas a todos los cabos sueltos, sabiendo que la situación puede significar, volverse completamente loco.


Horror No para niños menores de 13.

#BorisFranco
9
1102 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo I

Ese es el riesgo que uno corre si es un soñador. La realidad y los deseos se mezclan, y los sueños pueden llegar a regir la existencia cuando estás despierto”

Alan Moore.


En 1996, mientras se preparaba la digitalización de los archivos en la Biblioteca Nacional de Ciudad Bríos, se encontraron unas antiguas carpetas en la sección de Ocultismo, que hablaban de un extraño suceso catalogado como “locura colectiva” que involucraba a diversas personas en diferentes partes del mundo, entre el 23 de marzo y el 2 de abril de 1925. También se halló una segunda parte, sobre una investigación llevada a cabo por un grupo de investigadores en un barco, del que se sabe, había navegado por aguas extrañas jamás antes exploradas. El bibliotecario, así como las autoridades de la institución, admitieron no saber nada al respecto, además, de no saber cómo dichos reportes terminaron allí.

Para determinar la procedencia de tales archivos, se organizó una reunión con destacadas personalidades del mundo de la ciencia, cada una en una rama en específico, en la facultad de humanidades de la Universidad Nacional de Ciudad Bríos (UNCB). Al consultarse los documentos con diferentes profesionales de nivel nacional académico en las áreas de arqueología, antropología, lenguas semíticas, historia y geografía, arte, disertantes en trastornos mentales, y cultura precolombina, se llegó a la conclusión, de que la información representada en los documentos que conformaban dichas carpetas, era de un origen desconocido. Luego de un intenso debate, se estableció la teoría, de que solo eran notas que formaban parte de un todo mucho más amplio.

Ante la imposibilidad manifiesta de no encontrar la fuente de dichos documentos, pues los mismos representaban más que un enmarañado enigma propio de una loca fantasía, se decidió no dar a conocer la mencionada información. Aquellos que intervinieron en el análisis y el estudio de los reportes, juraron un pacto de silencio, pues creían ellos, que si algo de esa magnitud, algo de aquello hubiera salido a la luz, hubiera sido un rotundo golpe a la credibilidad de sus respectivas reputaciones profesionales, incluida, la propia Universidad Nacional de Ciudad Bríos.

Aquellos artistas también consultados, a quienes se los consideraba mucho más sensitivos a los cambios y las variaciones de sus pensamientos, luego de haber visto el contenido de aquella carpeta, sufrieron horribles sueños y ataques de una rara histeria. Algunos siguieron las sendas del suicidio, otros, muertos en extrañas circunstancias. La carpeta que contenía símbolos imposibles de interpretar, gigantescos jeroglíficos en monolíticas formaciones y palabras tan retorcidas que ni las mentes más enfermas se atreverían a intentar pronunciar, provocaron tales mencionadas consecuencias.

En otra parte de la ciudad, un joven artista con un cargo importante en las oficinas de Cultura, fue encontrado el 4 de marzo de 1999 vagando en la calle a altas horas de la madrugada en un alarmante cuadro de fiebre. Pronunciando palabras inconexas que no hacían referencia a ninguna cosa, lugar o tiempo.

Se lo asistió durante tres semanas en el Instituto de Hospital Psiquiátrico San Martín de la ciudad, y su última noche allí, se había escapado a la terraza del nosocomio, donde finalmente, se lanzó al vacío gritando las mismas e irreproducibles palabras que esbozaba al ser encontrado.

Su habitación se había vuelto un claro reflejo del pánico que perturbaba su mente.

Algunos profesionales del hospital, si bien tenían bajo resguardo a toda clase de pacientes con diversas dolencias psiquiátricas, aclararon que nunca habían tratado a alguien tan complicado y atormentado. Además que dicho paciente, representaba síntomas de una extraña fiebre que parecía llegar cada vez que dormía, soñaba o pintaba. Aunque su estado general de salud discrepaba con dicha dolencia.

Las alucinaciones de la víctima, hablaban de gigantescas ciudades monolíticas horrendamente antiguas, incluso más antiguas que la propia mesopotamia, la misma sumeria o de aquellas hipotéticas civilizaciones que tuvieron lugar durante el pleistoceno medio, a las orillas del río Jordan.

Sin embargo, mientras se hacía cargo de la investigación del deceso, pues su carácter particular y desconocido había llamado poderosamente su atención; Boris Franco fue atando cabos y encontró una conexión con un recorte de un diario estadounidense, con fecha de 1 de abril de 1925, que le había facilitado un adinerado y excéntrico mitólogo aficionado a las antigüedades y la herbología, contacto del detective.

En dicho recorte se hablaba de un hombre de procedencia argentina, fanático teósofo, que había enviado una carta al mencionado periódico, donde presagiaba un horrendo futuro a todo el mundo, luego de haber sufrido dementes visiones de grotescos seres que emergían de profundidades apenas decibles. Tales conexiones, sin importar tiempo o lugar, daban cuenta de un horrible paralelismo entre las visiones del artista suicidado, los recortes del antiguo periódico y algunos extraños sucesos ocurridos durante los primeros meses de cada año desde 1997 a 1999. No obstante, el detective Boris Franco, tenía la no menor impresión de que todo, tenía que ver con todo.

19 de Abril de 2019 a las 01:09 11 Reporte Insertar 8
Leer el siguiente capítulo Capítulo II

Comenta algo

Publica!
jeisson alvarez jeisson alvarez
tu narración es excelente te felicito sigue escribiendo me encanto la historia
Tania A. S. Ferro Tania A. S. Ferro
Me ganaste desde que comenzaste la historia con una cita de Alan Moore. Ya quiero leer qué más pasa.

  • Frank Boz Frank Boz
    Gracias por comentar Tania. Espero puedas terminar de leerla. Un beso enorme. 2 weeks ago
Domingo Kawsay Domingo Kawsay
*La presentación de la historia me pareció atractiva y fluída; pero pudimos ver poco o nada de Boris Franco. * Al momento de iniciar la lectura, pensaba que Boris Franco entraría en escena, mostrando algo de su personalidad mientras conectaba los datos. * Espero que el estilo de narración se mantenga. A pesar de la información entregada, uno puede seguir todo con facilidad. * Saludos :3.

  • Frank Boz Frank Boz
    Perdón, Boris Franco es un personaje mío, tiene otras historias antes. Los que lo han leído ya saben quien es jajaja. Gracias por el comentario Kawsay. 2 weeks ago
Paola Stessens Paola Stessens
Despierta mí curiosidad la referencia que se hace a las ciudades antiquísimas
Monigote Monigote
Frank Boris, muy bueno. Este comienzo me gustó mucho. ¡Hasta pronto!

  • Frank Boz Frank Boz
    Muchas gracias Monigote. Gracias por el comentario. Un saludo enorme! 3 weeks ago
Tenebrae Tenebrae
Un hermoso comienzo. Tu estilo de narración es excelente.
22 de Abril de 2019 a las 18:02

  • Frank Boz Frank Boz
    Muchas gracias Tenebrae, espero puedas completar su lectura cuando puedas. Un saludo enorme! 22 de Abril de 2019 a las 18:33
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 9 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión