La Mujer. Seguir historia

doc Doc .

Extraña experiencia después de un día trabajo.


Horror Todo público.

#horror
Cuento corto
0
3.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La mujer

La mujer.

Después de una larga jornada de trabajo en el hospital, lo que más disfruto es llegar a mi apartamento, colocar mi música favorita y arrellanarme en mi sofá, tomando un poco de vino blanco y acariciando a mi fiel amigo Kheops.

Entro en mi coche y mientras voy manejando, me absorto en mis pensamientos, pienso en el suave tapiz de mi sofá, en el reconfortante vino y en mi amigo que me espera, pero algo llama mi atención, una respiración que viene de la parte de atrás y que se hace cada vez más fuerte.

Mis sentidos empiezan agudizarse, y, me empieza a invadir un temor que recorre todo mi cuerpo, miro por el espejo retrovisor y………..¡¡¡¡¡La veo!!!!!.........Una mujer con vestimenta negra y un velo, este le cubre su cara pálida, intento ver sus ojos, pero no lo logro. Vuelvo a ver hacia la carretera y empiezo a sentir miedo, el cual empieza hacer estragos en mi cuerpo, empiezo a temblar y se me dificulta manejar.

Logro tranquilizarme y vuelvo a ver por el retrovisor, pero antes de que logre ver algo, unos brazos me sujetan y me aprietan contra el asiento, mantengo mis manos en el timón, pero con mucha dificultad y lo único que siento es la respiración de “Eso” en mi cuello, que sigue apretándome y comienza ahogarme.

¡¡¡¡¡Me va ahogar!!!!!

Eso era lo único que repetía en mi mente, la única solución que veo es estrellar mi auto contra otro que viene en el otro carril, acelero, y lo único que hago es cerrar mis ojos ante la luz del auto que me enceguece y me preparo para el impacto.

Pero lo único que siento es un chuzón en el brazo, y cuando la luz se apaga, abro los ojos y veo es una especie de médico que me presiona donde me acaba de inyectar, veo unos hombre con trajes y máscaras negras que aseguran las correas de la cama, no entiendo nada de lo que pasa, hace unos segundos estaba a punto de morir, pero ahora, no sé dónde estoy, y lo único que veo es un doctor que prepara una especie de herramientas.

Miro a mi alrededor y veo un cuarto oscuro, huele mal, a sangre, estoy atado con estas correas a la maldita cama, las sabanas están babosas, creo que es sangre de hace unas semanas, es asqueroso, no comprendo lo que pasa.

Acto seguido, el doctor me mira de una manera muy fría, entonces le pregunto:

¿Quién eres?

¿Qué hago aquí?

¿Por qué estoy atado?

Pero lo que hace es ignorarme, no responde ninguna de mis preguntas, solo se limita a coger un taladro y se acerca hacia a mí y me empieza a torturar, coloca el taladro en mi muslo y empieza a taladrar.

El dolor es insoportable, pero veo aparecer más personas que parecen doctores que cogen diferente tipos de herramientas y las empiezan a utilizar contra mí.

En ese momento de dolor insoportable, pienso en que hubiera sido mejor, si morir en un accidente, o morir a manos de estos sádicos, pero antes de que pueda elegir algo, uno de ellos pone un arma en mi cara y………Dispara.

Me despierto exaltado y con mucha angustia, estoy sudoroso, veo por mi ventana y veo el alba, miro el reloj y van hacer las 6:00 AM. Descanso aliviado y me doy cuenta que ha sido una pesadilla, agradezco que haya sido solo un sueño, pero me doy cuenta que en mi muñeca tengo una manilla de hospital, al parecer tiene mi nombre y otros datos personales.

Pero eso es imposible, porque tendría yo una manilla de esas, a menos de que fuera un paciente, pero es imposible yo soy el médico, pero recuerdo que en mi sueño yo era un paciente, pero eso solo había sido un sueño, pero antes de que pudiera buscar otra explicación, un hombre con una bata y un taladro en la mano está en el borde de la cama y me dice:

¡¡¡Esta vez no escaparas!!!

18 de Abril de 2019 a las 18:36 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~