Esposa Indomable Seguir historia

k
karen pamela de la o jaimes


Lucía McCartney Sullivan: es una chica alegré y simpática, pero sobre todo tiene una gran tristeza en en el alma por el rechazo de sus padres. El único cariño que ha tenido es de su abuela, que la ve como si fuera su propia hija. Sebastián Andersen Miller: es un hombre solitario que quiere enamorarse, por que ese sentimiento nunca lo ha sentido, hasta que un día la conoce a ella y esta completamente seguro de convertirla en su esposa. Dos almas distintas que cuando se conocen, no pueden negar lo que sus corazones les dice.


Romance Contemporáneo Sólo para mayores de 18.

#esposaindomable #boda #millonario #posesivo #celos #amor #258
3
1029 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Lucía: otro día más, donde tengo que sonreírle a la vida a pesar de la tristeza que siempre ha tenido por la ausencia de mis padres. Mi abuela, me crió toda la vida. Tuve que aprender a ser fuerte a través de los años. Dice llego la hora de bajar a desayunar.

Ella baja las escaleras para poder llegar a la mesa y se sienta al lado de su abuela igual como todos los días, porque gracias a ella nunca se sintió sola, era su única amiga después de todo.

Abuela: buenos días, mi niña. Te estaba esperando para desayunar juntas. No quiero verte triste, quiero que siempre sonrías.

Lucía: está bien. Además, aquí estoy y muchas gracias por el acompañarme, mis padres se fueron sin despedir de mí, parece que se le olvida que yo también soy su hija. Pero el único cariño que me debe importar es el tuyo.

Abuela: no digas eso, por favor. Será mejor que empecemos a desayunar para que no llegues tarde a la escuela.

Lucía: No quiero que te preocupes por mí, Abuela. La única persona que siempre ha estado conmigo eres tú, te lo agradezco de todo corazón.

Ellas comienzan a desayunar, tiempo después, terminan y Lucía se despide de ella. Sale de su casa y se dirige rumbo a su escuela

En la empresa Andersen

Federico: amigo, no todo en la vida es el trabajo. Le dice porque no tienes una novia y te enamoras, eso te haría demasiado bien.

Sebastián: sabes muy bien. Qué no tengo tiempo para esas cosas y mucho menos para el amor.

Federico: eso es lo que tú dices, por qué nunca te has enamorado, pero un día vas a conocer una mujer adecuada para ti.

Sebastián: tal vez, tengas razón. Además, siempre ha sido una persona demasiada solitaria a pesar de que somos amigos desde la infancia. Me gustaría encontrar una buena mujer que me haga sentir esos sentimientos desconocidos para mí. Sé que está en algún lugar esta ella. Nada más, tengo que tener paciencia para encontrarla.

Federico: esa es la razón. Por eso no has tenido novia. Ahora, entiendo por qué te ha enfocado solamente a tu trabajo. Debes de salir más para que la puedas reconocer y también, no se te olvide escuchar a tu corazón.

Sebastián: lo haré. De eso no te preocupes. Sabré reconocerla, la primera vez que la vea y nunca la dejare ir de mi lado. Por qué solamente con ella conoceré la verdadera felicidad.

13 de Abril de 2019 a las 15:41 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~