Premoniciones Mortales Seguir historia

mariana-lopez4344 Mariana Lopez

Yo era una chica común y corriente, a la cual le encantaban los desafíos. Dos carreras y un idioma al mismo tiempo. Con una mente hiperactiva que casi no me dejaba dormir. Hasta que eso se volvió en una bendición. Tener sueños premonitorios no es algo que quieras tener. Por lo menos, los míos no. Portada realizada por mi.


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.

#pesadilla #sueños #premonición #muerte
0
579 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción

Supongo que la mejor manera de presentarme es como uno acostumbra.

Mi nombre es Mariana. Sí, nada extraordinario del típico libro de fantasía como los que suelo leer. Tengo veinte años, aunque en junio cumpliré veintiuno. Tengo el cabello de un color... cobre rojizo y decidí dejármelo largo, tardó años en crecer por el mal corte que me realizó una peluquera años atrás. Parecía el rey león, y no exagero.

Tengo un carácter un tanto explosivo, sin embargo no siempre fui así. Antes era lo que se denominaría sumisa, casi sufrí bullying de no ser que me rebelé justo a tiempo. Tengo un humor negro que pocos entienden, una vez una amiga dijo, frente a mi, al chico que me gustaba (ella nunca lo supo): "Nunca la vas a ver triste, sonríe a pesar de todo". He llorado frente a esa misma gente pero eso fue antes de que ella me conociera, por lo tanto de ahí su frase.

Asistía a un colegio privado pero, que como estaba subvencionado por el Estado, era más un instituto público. Allí parecía asistir gente pedante, creerse reyes y reinas por ciertas características físicas. Inventaban rumores con el solo propósito de humillar.

Yo no era ni soy así. Es mas, una chica que había incluido al, en ese entonces, grupo de amigas decidió unirse al grupo que me humillaba. Aunque hacía oídos sordos. No respondía y seguía mi vida. Me empecé a juntar y jugar con los chicos, lo cual fue más un alivio. Era feliz. Nada de chismes tontos ni estar a la defensiva todo el tiempo.

Aunque eso no les agradó, ya que en ese entonces teniendo ocho años ya querían ser el centro de atención. Supongo que resaltaba el hecho de una chica entre tantos chicos.

Eso continuó hasta mi adolescencia, cuando tenía doce años empezaron a decir cosas como que era una puta (lamento citar estas palabras) por juntarme con ellos.

Ya en ese entonces empezó a cambiar muy de a poco mi carácter. Pasando de débil a fuerte.

Pero sucedió algo raro, con ese cambio de personalidad empezaron los sueños extraños.

Uno en especial me afectó aunque fue cinco años después que lo confirmé.

No sé qué fue lo que soñé pero al despertar, solo tenía un pensamiento: "Mi mamá tiene cáncer".

Mi corazón latía frenéticamente.

12 de Abril de 2019 a las 02:05 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión