Cuento corto
1
1116 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Las bizarradas

Un monje se levanta su túnica y me enseña sus calzoncillos celestes y sus piernas peludas hasta la mitad de los muslos. Hoy está de conquista.

El evento promete música, teatro, fotografías y poesía.

Vicky y Conejo me esperan en el balcón. Desde lejos vemos las luces moradas que alumbran la terraza de un edificio antiguo. ¨Todavía hay tiempo,¨ dice… alguien quien no recuerdo su nombre, pero sí sus zapatos. Botas en una ciudad que se la come el fuego.

Caminamos una cuadra y ya entramos en la boca del león.

Cara tras cara van pasando, uno (o una) me va tocando la pierna, y cuando reacciono se pierde entre los danzantes.

Un piso era verde, con música ochentera, mezclada para bailar. Otro, lila, con balcones adornados de gente con alma de gato. El último amarillo, con un césped de personas en cuclillas arrimados a la baranda llena de cinta plástica, para que nadie piense en caer.

Cambiar de piso era un reto. Un genio de la ingeniería quería jugar con nuestro equilibrio o vernos los calzones. Y nos obliga a olernos el sudor cuando nos cruzamos los que suben y los que bajan.

Como si me faltaran lentes intenté leer los mensajes escritos en una pared. Borroso, negro, no pude entender. Escribo, y nada bizarro sale.

Ya las 6h00 y no podía resistir la tentación de sentarme a escribir sobre esto. Escribo ideas sueltas para no perder el hilo y retomarlo unos días después. Busco pistas de lo que sucedió, y el evento ya no existe. La gente lo olvidó, o no quiere recordar.

10 de Abril de 2019 a las 21:50 3 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Carla González Periodista ecuatoriana con alma latinoamericana

Comenta algo

Publica!
Daniel Bedoya Daniel Bedoya
Interesante, no lo entiendo todo de primera leída, pero creo que eso está genial, algunos cuentos se hacen para ser leídos varias veces y descubrir algo nuevo cada vez.
3 de Mayo de 2019 a las 15:58

  • Carla González Carla González
    Sí, fue una noche extraña y difícil de explicar, y creo que se refleja en el texto también. 3 de Mayo de 2019 a las 16:01
~