Fotografías al viento Seguir historia

jetza Jetza Ohdez

Después de un tiempo juntos, es momento de cuestionarse si es ahí donde deben seguir para cumplir sus metas. Es tiempo de elegir y tomar una decisión.


Drama Todo público.

#metas #sueños #pareja #vida #decisión #amor
Cuento corto
0
664 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La decisión

Una noche de abril, nos encontrábamos ahí, teniendo esa conversación que ninguno de los dos pensó que llegaría. No fue una decisión tomada de la noche a la mañana. De hecho, fue algo que tuve que pensar más de una vez, más que cualquier cosa que puede haber pensado, más que mi carrera universitaria (que no me dejaron estudiar finalmente), más que la vez que tuve que decidir entre permanecer en ese colegio de monjas o darme de baja, más que en mi fiesta de 15 cuando debía elegir el vestido y color indicado, más que aquella vez que elegí entre mi anorexia o mi salud, más que la vez en la que debía pensar si dejar que mi diente cayera solo o debía arrancarlo hasta morir del dolor y ver cómo escurría mi sangre.

En fin, había llorado tanto para poder decidir, que por mis mejillas habían caído más lágrimas en un mes que en mis 21 años de vida (y vaya que había tenido una vida de drama). Nos encontrábamos acostados en su cama, en su cuarto que se encontraba al lado del mío, yo lo abrazaba y respiraba profundo su olor, mientras el veía al techo y su brazo pasaba por detrás de mí cuello. Sabíamos que algo no estaba del todo bien.

- Agustín

- Sí, dime

- Nada

- Debes decirme algo, dilo

Mi corazón comenzó a palpitar más rápido, un nudo en mi garganta y una voz en mi cabeza diciendo que no podía esperar más, pues ese era el momento, pero mi boca se detenía como si no quisiera decirlo, cada vez era más difícil pasar saliva, mis manos se ponían frías, sentía como mi hemoglobina bajaba.

- Agustín... debo irme de aquí, en poco terminaré mi carrera y haré el examen para poder trabajar de educadora por parte del gobierno

- Nos podemos ir de aquí si te llaman después de tu examen y debes trabajar, si no, puedes buscar trabajo en alguna otra escuela de aquí

- No, no me estás entendiendo, necesito irme de aquí. Pase o no ese examen yo debo irme, tú debes quedarte aquí en tú trabajo, vas comenzando y sabes que no lo puedes abandonar. Es momento de que tu cumplas tus metas y yo comience a buscar algo para mí por mi parte. Estando juntos no podremos seguir, lo sabes, las cosas han cambiado mucho.

- Lo sé, es la primera vez que me dices lo que quieres, creo que tienes razón. Pero... ¿ya no seremos nada?

- Estaremos lejos, sabes que no funcionaría, sabes que es momento de seguir con nuestras vidas por separado.

No había mucho qué entender, sólo había mucho por pensar, sabíamos que no sería algo fácil, ambos quedamos viendo hacia la nada, imagino que no esperábamos un final por separado.

Lo peor es que conforme más lo reflexionábamos, el final de lo nuestro era más lógico y sabíamos que para poder crecer debíamos seguir cada uno por nuestra parte.

El nudo no había desaparecido de mi garganta y las lágrimas cesaban, sentía estar soñando, sentía estar pasando por uno de esos momentos en los cuales sólo despertaba y nada era cierto, donde abría los ojos y sabía que la persona que estaba a mi lado lo seguiría estando por siempre. Lo miraba y sólo quería que su imagen quedara grabada en memoria, que al pasar el tiempo su olor me acompañara aún y me diera esa tranquilidad que sentía cuando lo veía llegar de su trabajo, cuando al conocernos nos veíamos y nos sonreíamos diciéndolo todo con una mirada y un beso.

No hicimos más que llorar, recordar y abrazarnos, llegando al acuerdo de seguir juntos hasta el día en que me llamaran para el trabajo de docente o en otra situación, cuando tuviera mi título y llegara el momento de salir a buscar algo para mi, que aproximadamente eran tres meses.



6 de Abril de 2019 a las 20:00 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo El comienzo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión