Esferas de Luz Seguir historia

geliber-bravo1550081051 Geliber Bravo

Una historia con seres especiales, seres que son distintos a nosotros por fuera pero en esencia somos muy similares a ellos.


Fantasía Épico Todo público.
Cuento corto
1
1401 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Esferas de Luz

Hoy les traigo una historia que se desarrolla no en este país, no en este continente ni si quiera en este mundo, esta historia se desarrolla en una aldea mágica que se encuentra ubicada en algún lugar de sus corazones o de su imaginación.

Era una aldea como cualquier aldea mágica que uno se puede encontrar en el camino, la única diferencia que en estas convivían dos especies, si sé que suena impactante porque como todos sabemos en las aldeas mágicas solo puede existir solo una especie, por supuesto que todos sabemos eso.

Aquí en la aldea que llevaba por nombre La Aldea (vaya que original), se encontraban las Hadas y los Duendes. Para ser honesto y como testigo de su coexistencia no fue nada fácil llegar a la paz que a continuación les narrare, debido a que las dos especies eran muy diferentes, realmente diferentes bueno decir negro y blanco, no sé si me entendieron.

Les hablare de las Hadas, Oh las Hadas que puedo decir de ellas simplemente hermosas da miedo verlas directo a los ojos porque sientes que les entregas el corazón por completo, son directas eso si no se andan con rodeos, no son muy expresivas y suelen por esa misma razón en ocasiones dar la impresión que piensan solo en ellas también son testarudas, quieren dar la impresión de que son de

Carácter muy fuerte pero en el fondo es solo para protegerse, y tienen hermosos sentimientos.

Náyade (en el mundo de las Hadas este nombre significa contundente personalidad y carisma), Náyade es una de los protagonistas de esta historia, que les puedo decir de ella, tiene dos hermosos hijos viven junto con su ex esposo en un árbol un poco lejano del sembradío de esferas de donde trabaja (ah las esferas más adelante les hablare de ellas), su vida no ha sido fácil nada fácil, pero ha salido adelante.

Su principal motivación para luchar sus querubines, estuvo en varios trabajos tuvo sus etapas buenas y no tan buenas, llego a la industria de esferas más grande e importante de la Aldea “ESFERAS INN” (hasta el nombre suena importante), allí conoció varias personas que le simpatizaron y que se portaron bien con ella hizo amigos amigas, más de un Fatum (hadas masculinos) la invito a salir pero ella muy directa como es les rechazaba las invitaciones, pues estaba era centrada en trabajar y dar lo mejor de sí.

En ESFERAS INN habían varios departamentos que se encargaban de distintas tareas, incluso los departamentos estaban compuestos por una única especie es decir por lo menos en la parte administrativa donde estaba Náyade habían solo Hadas o Fatums.

Todo iba bien para Náyade en la empresa concentrada en su trabajo y en sus hijos, hasta ese día si aquel día un empleado de la parte de operaciones irrumpió en el departamento de Náyade para solicitar una información que no le correspondía pedir a él pero el muy impaciente no pudo esperar y fue.

El atrevido en cuestión no pudo ser otro que Jurry (significa muy sentimental, y por sus características es el que siempre cuida a los niños), Jurry era conocido en toda la empresa desde hace unos años por ser digamos sociable y por su pasividad. Que les puedo decir de los duendes son sentimentales, les gusta ayudar a los demás, se exigen así mismos, son testarudos, son celosos, les gustan los niños, son protocolares, buscan las formas de decir las cosas fuertes con adornos lingüísticos, no son muy inteligentes son un poco lentos tampoco son muy agraciados físicamente, Jurry tiene un hijo vive en un árbol cerca de la empresa, no vive con su hijo el duendecito vive con su mama en el mismo árbol pero en hoyos diferentes y ha tenido sus momentos bien difíciles en la vida.

Antes de continuar déjenme explicarles que son las esferas de luz (por aquello que se me olvide), las esferas de luz almacenan lo bonito de lo que llamamos los humanos Amor.

Estas esferas son personalizadas y se producen automáticamente que algún habitante de la Aldea tiene emociones, está enamorado, esta alegre, está feliz. Los aldeanos retiran sus esferas de luz en las tiendas como muestra para el recuerdo de sus emociones más importantes de sus vidas.

Regresamos a Náyade y Jurry, oh si un duende y un Hada vaya cosa, bueno lo cierto es que luego de ese encuentro fortuito entre los dos comenzaron a tratarse a relacionarse a tal punto que una mañana en la producción de esferas salieron una para ella y una para él.

Esa tarde al salir del trabajo los dos fueron a buscar sus esferas y se fueron caminando como todas las tardes, Jurry le invito un té de hojas de hongo el mejor de la zona, allí sentados él le tomo las manos y le confeso que no recibía una esfera desde hace mucho tiempo que la última que recibió fue cuando nació su hijo, Náyade a su vez le dijo que a ella le paso lo mismo con sus dos últimas esferas recibidas antes de esta.

Decidieron unirse en una relación clandestina, cuidándose mucho del que dirán y así evitando problemas, su amor era solo los días en que se trabajaba los días de descanso no se podían ver, transcurrió ese romance digno de esta historia de fantasía.

Pero al tiempo las diferencias entre Hadas y duendes salieron a relucir, se hicieron cada vez más notorias las discusiones entre ambos se hicieron más recurrentes, ella lo dejo y volvieron, el la dejo y volvieron.

Se extrañaban, se necesitaban, se amaban, no se veían uno sin el otro, a pesar de tantas diferencias.

Un día Jurry al salir del trabajo busco su esfera que se había producido y le pidió a Náyade que lo acompañara al pico del árbol más alto donde se ve completa la Aldea y más allá, a ella le pareció como extraño la invitación a ese sitio pero de igual forma decidió acompañarlo.

Estando allí Jurry tomo de una de sus manos a Náyade y con la otra sostenía la esfera de luz, le dijo que te parece que a pesar de nuestras diferencias tu un Hada yo un duende, todavía todos los días nos salen esferas de luz a nuestro nombre, cuando abro los ojos para venir a trabajar y pienso en ti Náyade ya en ese momento nace mi primera esfera de luz del día, porque no puedo dejar de pensarte de extrañarte.

Y mientras produzcas en mi esas esferas de luz todos losdías, no abradiferencia que nos separe, que quiero que vivamos en el mismoárbolen el mismo hoyoalgúndíaclaro, que quiero llevarte a la fiesta defin de lunas de la Aldea como mi pareja y decirles a todos observen si somos hada y duende juntos ¿y qué? eso que les importaocúpensede lo suyo nosotros somos felices claro que meencantaría,pero eso solo sesabrási es posible a medida que pasenlaslunas.

Tal vez nunca te entienda tus motivos del porque haces ciertas cosas, tal vez jamás entienda tu forma de expresarme que te importo, tal vez nunca me entiendas que te pedía en la relación o del porqué de mis reclamos, tal vez nunca nos entendamos, pero creo, bueno estoy seguro que mientras hagamos que se produzca en el otro una esfera de luz es porque nos amamos y el día que al salir del trabajo y vayamos a retirar nuestras esferas ya no haya ninguna ese día debemos decirnos adiós.

La reacción de Náyade queridos lectores no la sé, solo se lo que les acabo de contar todo esto ocurrió aquí en la Aldea donde las diferencias de especie no pudieron evitar que se produjeran esferas de luz para estos jóvenes (bueno Náyade si, Jurry no tan joven) pero bueno eso no viene al caso.

Por lo pronto solo nos resta desearles prosperidad y que sigan produciendo cada vez más esferas de luz esta pareja dispareja.


FIN

25 de Marzo de 2019 a las 16:38 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~